martes, 29 noviembre 2022

Sacyr, una acción sólida que el mercado discrimina

Sacyr, una de las constructoras del Continuo, presentó sus resultados anuales de 2021 el día 25 de febrero. Unos resultados que pusieron de manifiesto la solidez de la estrategia del grupo, enfocada en los negocios concesionales. Aún así, esto no se ha visto reflejado en el precio de la empresa que preside Manuel Manrique, que no ha recibido el apoyo del mercado. La unanimidad entre los 13 analistas que siguen de cerca el valor de que el grupo está infravalorado tampoco parece motivo suficiente para lograr que el precio suba mucho más de los 2 euros desde la presentación hace tres semanas.

La compañía logró unos ingresos en el cuarto trimestre de 2021 de 1.36 millones de euros en contraposición con los 1.173 millones esperados. Además, el EBITDA registrado fue de 293 millones de euros, cuando eran 205 millones los previstos. Los resultados confirmaron que Sacyr continúa presentando un perfil de crecimientos sólidos basados en la recurrencia de su negocio, incluso en momentos de desaceleración económica.

LOS ACCIONISTAS PREFIEREN OTRAS ALTERNATIVAS

Parece que en momentos de inestabilidad, cuando deberían brillar las acciones de negocios predecibles, Sacyr es una víctima del problema, infravalorada junto a otras empresas como por ejemplo, ACS. Lo absurdo es que la capitalización bursátil de la constructora está 1.500 millones por debajo de la valoración que la compañía hace tan solo de sus activos concesionales, que es de 2.800 millones. Desde Renta 4, Ángel Pérez apunta a la situación del mercado. «Efectivamente es una compañía infravalorada». Excluyendo la obvia depresión por el contexto bélico, cree que el motivo no es que no lo valga, sino que el accionista no está dispuesto a pagar más por este tipo de compañías teniendo en cuenta otras alternativas.

La capitalización bursátil de la constructora está 1.500 millones por debajo de la valoración que la compañía hace tan solo de sus activos concesionales, de 2.800 millones

Otros analistas subrayan que quizás la empresa no ha sido capaz de transmitir bien el mensaje que supone el cambio estratégico que comenzaron el año pasado, cuando decidieron dar prioridad a las concesiones antes que a la construcción. Y es que el negocio de concesiones aporta estabilidad ya que tienen el 90% de sus activos no sujetos a riesgo de demanda.

UNA CUESTIÓN DE TIEMPO

Los activos más valiosos de Sacyr son todos concesiones. En España, actualmente tiene el foco puesto en las obras del Hospital 12 de Octubre de Madrid. También han puesto la vista en conseguir los nuevos contratos de planes dentro del escenario de los fondos Next Generation, sobre todo en materia ferrovial y agua.

Además, en países como Paraguay, Colombia, Uruguay y Chile mantienen varias obras importantes en marcha y están haciendo un gran papel en nuevas licitaciones en todo el continente americano. Quizás solo es cuestión de tiempo que el mercado acepte sus números.

Relacionados