viernes, 02 diciembre 2022

Pharmamar y Almirall: los nuevos fármacos impulsan su crecimiento bursátil

Las farmacéuticas avanzan en el Ibex 35 impulsadas por los resultados positivos de los estudios de sus fármacos. Tanto Almirall como Pharmamar cuentan con el apoyo de analistas, que valoran con optimismo el buen avance en el desarrollo de los productos sanitarios que se comercializarán en Estados Unidos y Europa. Además, el farmacéutico es uno de los sectores defensivos por excelencia, al presentar una demanda estable y en constante crecimiento como es la de los medicamentos, por lo que está menos expuesto a factores económicos externos como los actuales.

Pharmamar ha anunciado este lunes el inicio del estudio de fase III del tivanisirán, un fármaco para tratar la enfermedad del ojo seco, en territorio estadounidense. Una noticia que el mercado ha recibido con los brazos abiertos, impulsando las acciones de la cotizada un 2% y viendo como los analistas mejoran sus recomendaciones respecto al futuro bursátil de la compañía. En este sentido, el departamento de análisis de Bankinter han subido casi 11 euros el precio objetivo de las acciones de la farmacéutica, desde los 64,1 hasta los 75 euros.

Se trata de una generosa subida argumentada por los expertos en el potencial del nuevo fármaco, que trata una enfermedad que afecta a más de 300 millones de personas en todo el mundo y es una de las causas más comunes de las consultas al oftalmólogo. «Tiene una incidencia mayor en países desarrollados, dónde la contaminación, el aire acondicionado, el uso de lentillas o el uso continuado de ordenadores son factores de riesgo. Las opciones terapéuticas disponibles son actualmente muy limitadas«, destacan.

CONFIANZA EN ZEPELCA

La compañía acumula una revalorización desde enero que supera el 28% y se coloca en los 73 euros por título, ayudada por las buenas recomendaciones de las entidades que siguen su evolución en Bolsa. Recientemente, Barclays destaca en un informe sobre Jazz Pharmaceuticals (comercializadora de los medicamentos de Pharmamar en Estados Unidos y Canadá) que el crecimiento del fármaco Zepelca es muy optimista para 2022.

El ensayo conjunto de este medicamento entre las dos compañías tiene previsto comercializarse en Estados Unidos para 2025. Asimismo, Pharmamar usará el ensayo como estudio de registro para conseguir su comercialización en Europa. Sin duda es uno de los pilares del fructífero negocio de la empresa, un tratamiento para el cáncer de pulmón microcítico en el que también confían plenamente desde RX Securities.

De hecho, la firma londinense es una de las más optimistas respecto al comportamiento bursátil de Pharmamar en los próximos meses, otorgando un precio objetivo a las acciones de la farmacéutica de 130 euros, frente a los 84 euros que otorga el consenso de mercado recogido por Bloomberg. De las siete firmas de análisis que siguen a Pharmamar tres recomiendan comprar y los cuatro aconsejan vender.

Con el buen rumbo en el desarrollo de sus fármacos, también han desparecido los miedos bajistas de la compañía. En este sentido, los hedge funds que mantenían posiciones cortas en la compañía este año se han ido retirando del capital social de Pharmamar en los últimos meses. D.E. Shaw, uno de los bajistas más conocidos en el mercado español, retiró su posición contra la farmacéutica a finales de febrero, según consta en los registros de la CNMV. Por su parte, AHL Partners ha hecho lo propio con el 0,48% que tenía hasta el pasado 18 de marzo.

ALMIRALL Y LA DERMATITIS

Por su parte, Almirall también es acogida con buenos ojos por el mercado gracias al buen desarrollo de su producto lebrikizumab, un fármaco para combatir la dermatitis atópica. Recientemente, la compañía ha completado con éxito las últimas pruebas realizadas al fármaco, cuyos datos clínicos enviará a finales de año a la Agencia Europea del Medicamento. La cotizada espera que esté disponible para su comercialización en los primeros meses de 2023.

El medicamento tendrá que competir contra Dupixnet, el fármaco de la compañía francesa Sanofi, un duro rival al que ganar terreno. «Los datos detallados de la fase III presentados en el Congreso de la Academia Americana de Dermatología (25-29 de marzo) reafirman nuestra opinión de que lebrikizumab, de Eli Lilly-Almirall, tiene un perfil competitivo en comparación con Dupixent, de Sanofi-Regeneron, en la dermatitis atópica (eccema grave), aunque la diferenciación parece limitada y es poco probable que desplace a su arraigado rival», destacan los analistas de Bloomberg en un informe sobre la situación de Almirall.

Aún así, los expertos consideran que el tratamiento de la cotizada española sigue teniendo potencial en el mercado. «Con todo, la enfermedad sigue presentando una atractiva oportunidad de tratamiento, dadas las limitadas opciones disponibles«, señalan. El consenso de mercado prevé que Almirall, propietaria de los derechos del fármaco en Europa, logre 450 millones de euros en ventas máximas gracias a este producto.

LOS RESULTADOS CONVENCEN A LOS ANALISTAS

Las pocas opciones en el mercado hacen que la competencia de Almirall no suponga un gran problema para la firma española y es algo que ha convencido a los analistas que siguen su evolución. Desde Renta 4 aseguran que a raíz de los datos publicados por la compañía reiteran su recomendación de mantener el valor en cartera con el precio objetivo de 12,4 euros por acción, frente a los 11,6 euros en los que cotiza actualmente.

No es la única entidad optimista con el desempeño en Bolsa de Almirall. Los analistas de Bankinter acogieron con buena cara los avances de lebrikizumab, asegurando que para 2025 las estimaciones de sus ventas representan el 13% del total. «La noticia refuerza nuestra opinión favorable de este fármaco que impulsará las ventas de Almirall en los próximos años», explican los expertos.

Es por ello que la entidad elevó la probabilidad asignada al medicamento del 75% al 95%, subiendo la valoración del fármaco a 4,5 euros por acción. Situación por la que los expertos elevan el precio objetivo de Almirall desde los 13 euros hasta los 13,95 euros por título, reiterando su recomendación de comprar. El consenso de mercado establece su precio objetivo en los 13,78 euros, con un potencial de retorno del 18,2%.

Relacionados