lunes, 04 julio 2022

Una opa imaginaria resucita a Grifols

Rumor o más bien una sola línea en una web prácticamente desconocida. Grifols se ha disparado en las últimas jornadas más de una 11% por una “alerta no desarrollada” del blog Betaville: “Inversores de capital riesgo planean una opa sobre Grifols“. Bloomberg y ciertos medios de prestigio fueron el altavoz de este enunciado y en la web de este blog no existe ni una sola entrada sobre Grifols -siempre y cuando su propio buscador funcione correctamente-.

Según el blog, se aludía sobre “una posible oferta conjunta de un consorcio norteamericano y otro británico“, pero sin concreción alguna. De hecho, cuando se busca cualquier información en Betaville sobre Grifols solo aparece “página no encontrada” en sus dos principales entradas -Grifols y Grifols SA-. En el índice de la web aparece el nombre de la compañía catalana, pero de nuevo vacío de contenido. Oficialmente, no hay nada ni tampoco un posicionamiento oficial de Grifols sobre unas posibles negociaciones porque la líder mundial de los hemoderivados “no comenta rumores”.

GRIFOLS EVITA COMENTAR RUMORES

Sea como fuere, la alerta se ha desvanecido por completo. Ni un tuit lo refleja ni tampoco en la propia web. Si es o no información interesada sólo lo podrá saber quien lo publicó, porque no se mencionó ni una fuente en la alerta ni un nombre propio o de un fondo que podría propiciar dicha información.

Y es que, hoy por hoy y con las últimas cuentas de la compañía encima de la mesa es muy complicado no sólo lanzar una oferta sobre la compañía, sino trazar un plan estratégico para reducir ostensiblemente la deuda. Este es el principal talón de Aquiles de la empresa controlada por Víctor Grifols. La posible opa podría venir debido a la caída del valor en los últimos meses y una muy baja cotización respecto a su valor intrínseco, fijado por Sergio Ávila, analista de IG Markets, en los 22 euros por acción.

La compañía cotiza en este momento un 22% por debajo de ese nivel, o bien, tendría que ascender más de un 30% para recuperarlo. “Las compañías baratas a nivel fundamental son las que suelen ser más interesantes para ser opadas“, ha destacado Ávila.

FONDOS PRESENTES EN GRIFOLS PODRÍAN ACUDIR A LA HIPOTÉTICA OPA

De realizarse la operación, alguno de los fondos con participación en Grifols tendría que llevar la batuta. En su accionariado aparecen tres: Capital Research and Management Company, Deria y Scranton Enterprises. La relación de éste último con Grifols es de perfecta sintonía y ostenta el 8,67%. Capital Research y Deria se reparten el 5,77% y el 9,19%, respectivamente. El primero de los nombrados ha ampliado sus posiciones este mismo año. “De haber alguno que pudiera hacer una oferta por la empresa de los que ya forman parte de la misma sería este”, ha indicado Ávila.

De haber alguno que pudiera hacer una oferta por la empresa de los que ya forman parte de la misma sería este

Ponder Trade es otro de los accionistas de la compañía y ostenta el 7,08%. Esta empresa representa a la rama familiar de los Grifols Gras, que repatriaron la participación tras la alianza entre Grifols y el fondo de Singapur GIC. Anteriormente, este paquete de títulos, valorado en 735 millones estaba controlado a través de Thorthol Holdings NV. Blackrock, por su parte, también ha incrementado ligeramente la posición en Grifols hasta el 3,532%.

Y es que, la operación tendría una muy complicada salida. En primer lugar, tratar de cuadrar los números de la empresa. “La deuda es muy elevada y cerró el pasado 2021 con 6.695,34 millones de euros“, ha destacado Ávila. Ademas, la ratio entre deuda/ebitda alcanza las 6,95 veces, un nivel “poco sostenible”, según considera el experto de IG Markets.

Pero hay más. “Los pagos de intereses no están bien cubiertos por las ganancias ni tampoco los dividendos“, ha indicado. Asimismo, “se han reducido los márgenes de beneficio en un 3,7% con respecto a los del año anterior”. “Estos números no son los que suelen buscar los inversores a la hora de hacer una OPA”, ha apuntado.

A nivel técnico, el aspecto es muy distinto respecto al día a día de la empresa. “Las acciones parecen querer restructurarse al alza”, ha indicado Ávila. Este escenario necesita la confirmación de una ruptura al alza de la resistencia de los 17,62 euros. Si lo consiguiera, Grifols tendría por delante esa subida del 30% desde los niveles actuales, hacia los 19,29 euros. “A pesar de que ese escenario podría ocurrir con alta probabilidad, la tendencia seguiría siendo bajista a medio plazo“, ha destacado Ávila. Si el escenario es bajista, el siguiente soporte se encuentra en los 15 euros.

Relacionados