martes, 28 junio 2022

Formación alcista en construcción para Deoleo, oportunidad a medio plazo

El importe neto de la cifra de negocios de Deoleo para la cuenta de resultados consolidada del ejercicio 2021 se incrementó en el 5.63% frente a los datos registrados en 2020. La compañía pasó de vender 665 Millones a 703 millones, pero al mismo tiempo el resultado neto del ejercicio pasó de 290 a 61,3 millones, que, aunque da un resultado positivo, significó un detrimento cercano al -80% frente al ejercicio 2020.

Como lo mencionamos a inicios de marzo, los resultados que Deoleo presentó se dan debido al duro contexto económico mundial proveniente inicialmente de la crisis sanitaria por el COVID-19 y por el incremento en la inflación que, lógicamente, viene de la mano con el alto costo de la materia prima y de la energía. Esta situación obligó a la compañía a trasladar una parte del incremento en los costos de producción al precio del consumidor final, lo cual ya vemos claramente en las estanterías de los supermercados. Al mismo tiempo, la compañía tomó la decisión de reducir hasta en un 14% el sueldo del consejo de administración y aseguran, dentro de su plan estratégico, seguir disminuyendo costos durante 2022 para hacer frente a los posibles estragos que traiga consigo la invasión de Rusia en Ucrania y las medidas económicas que los países de la OTAN han decidido emprender en contra de Rusia.

DEOLEO PUEDE GENERAR NUEVOS MÁXIMOS

Seguimos de cerca las acciones de Deoleo ya que, para la primera semana del mes pasado, a razón de la guerra de Putin, el costo del aceite se incrementó por el probable desabastecimiento, repercutiendo directamente en el comportamiento de las acciones de Deoleo realizando la ruptura sólida de la última directriz bajista que la acción formada desde abril del 2021. Claramente este impulso ha de generar nuevos máximos, pero de acuerdo con el índice de fuerza relativa que se encuentra en niveles cercanos a la sobre compra, puede generar un retroceso, que de hacerlo de manera más lenta que la subida que lo antecede, daría una clara opción de compra justamente en áreas de 0,3185 euros. 

Allí confluyen el 61,8 de retroceso de Fibonacci de la regularidad del mercado de la última extensión, más la regularidad del mercado de la extensión macro, más el soporte macro de julio de 2020 junto con la media móvil exponencial de 50 periodos de corto plazo. Una visita a esta área significa una fuerte probabilidad de compra en busca de un primer objetivo en el máximo más cercano de abril de 2021 arriba de 0,4820 euros, y un segundo objetivo en sus máximos históricos arriba de 0,5120 euros, lo que corresponde a más de un 60% de beneficio estimado al mediano y largo plazo.

Relacionados