viernes, 02 diciembre 2022

Red Eléctrica, buena opción de inversión en el comienzo del segundo trimestre

Estar al tanto de la opinión de los analistas y del mercado es crucial a la hora de invertir. Hay un valor del Ibex 35 que el consenso recomienda apuntar en las carteras en este comienzo del segundo trimestre y es Red Eléctrica.

Red Eléctrica cerró 2021 con 680,6 millones de euros en 2021, un 9,6% más que un año antes gracias al buen desempeño del negocio satelital, tras la integración por parte de Hispasat del negocio de servicios gestionados de vídeo en Latinoamérica. La mejora del beneficio se produjo a pesar del descenso de su principal línea de actividad, el negocio regulado, por el descenso en los ingresos fijados por ley.

PROYECCIÓN ALCISTA

La actual situación de inestabilidad geopolítica, con la invasión de Ucrania por parte de Rusia y las sanciones impuestas a este país invasor por parte del bloque de Occidente, han impulsado al alza todavía más unos precios de la electricidad y del gas que ya venían marcando máximos históricos. Esta situación pone en valor, más si cabe, el papel del Gestor Técnico del Sistema Eléctrico.

Red eléctrica es el único transportista y operador del sistema eléctrico español (TSO). Su misión es operar el sistema en tiempo real, garantizando la continuidad del suministro y la integración segura de energías renovables.

A nivel técnico, Red Eléctrica se mueve dentro de un canal bajista desde 2016, donde marcó su máximo histórico en los 20,70 euros. Desde el marzo de 2021 el precio se movía alcista, hasta el inicio de 2022 donde tocaba la zona alta de dicha canal. Actualmente el precio se ha detenido en el soporte clave de los 17 euros. La proyección para el corto plazo es alcista, volviendo a la parte alta del canal, sobre los 19 euros. La proyección para el medio-largo plazo es de continuar dentro del canal hasta que se confirme su salida. Pero, que de repetir la estructura del 2007 al 2012, lo haría saliendo alcista, con un nuevo máximo histórico.

Tiene una recomendación general de venta.  Entre las firmas que creen que hay que deshacerse de las acciones del operador del sistema eléctrico español figuran entidades como Alantra, Banco Sabadell o Berenberg. El consenso, en cualquier caso, sitúa su precio objetivo medio en los 16,9 euros, lo que supone un recorrido de caídas desde sus precios actuales del 11,4%. Al comienzo de 2022 su precio medio objetivo era incluso más alto y alcanzaba los 16,98 euros, según recoge Reuters.

Relacionados