lunes, 04 julio 2022

ACS, OHLA y Sacyr se enfrentan a sus resistencias

Las constructoras ACS, Sacyr y OHLA registran signos dispares desde enero. La constructora de Florentino Pérez sube un 5,73% desde enero, mientras que Sacyr lo hace en un 13,4%. OHLA, por su parte, registra un comportamiento más errático, con una bajada del 14,66%. Sin embargo, las tres buscan ahora acercarse a sus resistencias de corto plazo.

La constructora española se ha disparado en las últimas semanas debido a la situación de la posible opa sobre Atlantia

ACS se sitúa a tan sólo medio punto porcentual de los 25 euros, zona que marca su barrera más próxima. Sin embargo, la opa sobre Atlantia ha agitado el mercado y aupado las acciones de la constructora dirigida por Pérez. Según Diego Morín, analista de IG Markets, el soporte más cercano para ACS se sitúa en los 19,85 euros, mientras cotiza un 25% por encima de este nivel.

ACS SE DISPARA CON LA OPA, PESE A LAS DIFICULTADES

“La constructora española se ha disparado en las últimas semanas debido a la situación de la posible opa sobre Atlantia. Tiene un soporte importante en los 20 euros, por tanto, podría buscar en el corto plazo la zona de los 30 euros”, ha apuntado Morín. De esta forma, ACS tendría aún recorrido para conseguir un 20% adicional a los precios de cierre de la última sesión.

ACS lanzó su opa sobre Atlantia el pasado 6 de abril y no lo tendrá nada fácil para poder reinar en el negocio de las autopistas de peaje. La constructora acude a la operación con los fondos GIP y Brookfield. Sin embargo, el contrincante es un hueso duro de roer. La familia Benetton, con el 33,1% de Atlantia, ha lanzado su contraopa con el apoyo de Blackstone a 23 euros por acción, es decir, deja el valor de la empresa en unos 12.700 millones. A este precio por acción, se valora Atlantia en unos 20.000 millones, es decir, una prima del 36% respecto al precio medio de las acciones de la cotizada en el último medio año.

ACS Y EL PULSO CON BENETTON

Pérez trata de dar un giro drástico a su modelo de negocio. El próximo 6 de mayo dará cuenta sobre la operación, junto con el nombramiento de Juan Santamaría como nuevo consejero delegado de la compañía. El fin último es dejar de compartir compañías y filiales en el perímetro del grupo. Por ejemplo, de Abertis ostenta participación con Hochtief y Atlantia, mientras que la filial australiana tiene otras ‘joint ventures’ en liza. Además, el negocio se ha diversificado con fuerza en los últimos años, con la entrada de las energías renovables. Santamaría llegará para tratar de poner más armonía a esta orquesta.

Con Atlantia, ACS no sólo reforzaría su negocio de concesiones, sino que reinaría en el de autopistas. Sólo la italiana ostenta 48 vías de alta capacidad con un recorrido de 9.300 kilómetros, también opera en aeropuertos, como los dos más importantes de Italia -Fiumicino y Ciampino, ambos en Roma; Niza, Cannes y Saint Tropez en Francia. Sin embargo, la familia Benetton no da su brazo a torcer.

Para llevar a cabo la operación, la española ostenta una buena posición de liquidez, con 5.000 millones recién llegados de la venta de los Servicios Industriales, y con el apoyo de los dos fondos podrían hacerse con Atlantia en efectivo, sin necesidad de un pago en acciones que podría conllevar una ampliación de capital. En Bolsa, Atlantia vale unos 15.600 millones de euros. Asimismo, si supera la barrera de los Benetton, aún quedaría por delante la muralla china del Gobierno de Italia.

SACYR, ¿UNA NOVIA EN EL MERCADO?

En cuanto a Sacyr, la constructora está registrando una resurrección en Bolsa. Desde enero, sus títulos avanzan con fuerza y deja muy atrás el temido euro por acción. Las resistencias que tiene ahora apuntan a los 2,78 euros, un nivel que tiene al alcance ya que solo le separa un 8% desde el cierre de la última jornada. Los soportes, además, están cada vez más lejos. Y es que, los inversores se han fijado en constructoras con grandes concesiones como posibles alternativas a Atlantia.

En concreto, Sacyr es una perita en dulce, con una capitalización de 1.600 millones de euros, un montante que podría atraer a inversores y fondos de inversión. En una capitalización similar y con grandes infraestructuras bajo gestión se encuentra también Ferrovial, con un valor de más de 18.000 millones.

En las últimas sesiones, Sacyr se ha disparado con fuerza ante la posibilidad de ser la nueva novia de una gran constructora. Hasta el anuncio de esta opa, Sacyr cotizaba con dígito bajo desde enero. Sin embargo, se ha revalorizado más de un 10% en las últimas semanas. ¿Habrá opa sobre Sacyr? Por el momento, “es probable que veamos búsqueda de resistencias importantes, como es la zona de los 4 euros. Por tanto, necesitamos que salga del rango”, ha indicado Morín.

OHLA REDUCE EL BENEFICIO DE 2021 POR LA M-12

OHLA, por su parte, coquetea con el ansiado euro por título. Las acciones de la compañía se sitúan a tan sólo un 13% de esta clave resistencia. Su segunda barrera, según Morín, se situaría en los 1,09 euros. Pese a la caída de casi el 15% desde enero, los títulos mantienen un rango lateral. “Habrá que ver si tiene acercamiento a las zonas altas, de lo contrario o seguirá inmersa dentro del rango, aunque aprovecharía las zonas de acumulación de precios si buscamos movimientos largos”, ha destacado el experto de IG Markets. Además, según sus cálculos, OHLA tendría un valor intrínseco de 2,15 euros, más de un 100% por encima de los niveles actuales.

La constructora ha reformulado sus cuentas de 2021 tras analizar la sentencia del Tribunal Supremo sobre los criterios para el cálculo de la Responsabilidad Patrimonial de la Administración (RPA) en la autopista madrileña M-12. De esta forma, su beneficio neto pasa de los 24,5 millones a los 5,9 millones. De esta forma, señaló que es “poco probable” recuperar su inversión en Aeropistas, la empresa que controla el 100% de esta autopista de peaje quebrada. Por este motivo se ha anotado el deterioro de esos 18,58 millones en las cuentas de 2021.

Relacionados