sábado, 25 junio 2022

Telefónica se revaloriza 51% y es apenas el inicio de su nueva época dorada

Desde el 18 de octubre y posteriormente el 23 de marzo, venimos anunciando a nuestros lectores el movimiento que las acciones de Telefónica darían con un beneficio equivalente a mas del 30%. Revalorización que desde la apertura de 2022 representa un 51% al momento de escribir este artículo.

Hemos repetido en varias ocasiones la nueva regulación que exime a Telefónica abastecer de sus redes de manera obligatoria a otras empresas dependiendo del área geográfica en el que se encuentra. Esto le ha permitido recomponerse y enfocar esfuerzos atacando clientes minoritarios y corporativos con precios low cost que quitarían cuota de mercado a sus principales rivales y, por ende, generarían mayores beneficios netos.

Adicional a esto, hemos comentado varios puntos de giro alcista que la acción desde el punto de vista técnico ha mostrado desde enero del año pasado cuando precisamente se inició una primera tendencia al alza que sería el sustento para los movimientos que hoy vemos con más de un 34% de beneficio.

MENOS COMPETIDORES Y MÁS DESINVERSIONES

Sin embargo, como lo hemos comentado en otras ocasiones, a gráfico pasado cualquiera es experto y, por ende, nos centraremos en la estructura actual de las acciones de Telefónica, no sin antes recordar algunas apreciaciones fundamentales que priman ante la posibilidad de inversión de este tipo de acciones. El primero de los aspectos es la integración entre Másmóvil y Orange con lo cual la competencia de los operadores en España se reduce a tres grandes, situación que automáticamente beneficia a Telefónica como el mayor aportador.

Por otro lado, las desinversiones que Telefónica viene realizando desde años atrás en países especialmente de tercer mundo donde los ingresos recibidos no compensan el costo de sus servicios y que adicionalmente incurre en un mayor riesgo por tasa de cambio, le han permitido a la compañía enfocarse en áreas con potencial de beneficio futuro, es decir España, Alemania y Reino Unido, reducir endeudamiento y mejorar el perfil de sus clientes.

POTENCIAL ALCISTA

Ahora bien, desde el punto de vista técnico, nos remitimos al gráfico de marco semanal donde el precio se encuentra de frente con una resistencia crucial que data de marzo de 2020 cuando con la llegada de la pandemia el precio realizó un gap bajista que profundizó sus caídas, hablamos de los 5,023 euros los cuales deberá quebrar al alza con vela sólida semanal para confirmar su potencia alcista.

Sin embargo, dado que en la misma área se consolida un doble techo y que el índice de fuerza relativa se encuentra visitando niveles de punto de giro de sobrecompra, indica un probable retroceso inicialmente como toma utilidades y en segunda instancia por el aspecto técnico. Este retroceso lo esperaríamos en el siguiente soporte más cercano de febrero de 2022 entre 4,20 y 4,44 euros los cuales al mismo tiempo confluirían con la regularidad del mercado del último avance en el 61,8 de retroceso de Fibonacci.

De esta forma consolidaría un movimiento de continuación alcista por encima de la directriz y de la media móvil exponencial de corto plazo con objetivos en inmediaciones de 5,9 euros donde confluyen la siguiente resistencia mensual de agosto de 2019 y la directriz bajista macro dando como resultado cerca de un 40% de beneficio.

Relacionados