domingo, 02 octubre 2022

Seresco quiere cotizar en el BME Gowth a finales de año

La tecnológica española Seresco ampliará capital en un 10% con el objetivo de comenzar a cotizar en BME Growth. El consejo de administración de la empresa, especializada en soluciones de software y soluciones TIC, ha aprobado iniciar los trámites para debutar en el mercado BME Growth antes de que finalice el año.

La empresa, fundada en Oviedo en 1969, busca potenciar su crecimiento inorgánico a nivel nacional e internacional con su desembarco en los mercados cotizados, según un comunicado.

«El acceso de Seresco al mercado bursátil permitirá a la empresa, no solo acelerar nuestros planes de crecimiento inorgánico, la expansión internacional, la diversificación y el desarrollo de nuevos proyectos, sino también potenciar la recurrencia y escalabilidad de nuestros productos y servicios», ha destacado su consejero delegado Carlos Suárez.

FACTURACIÓN DE 31 MILLONES EN 2021

Seresco ha cerrado su último ejercicio fiscal (2021) con ventas de 31 millones de euros, un 6% más que el año anterior, y cuenta con importantes clientes en el sector privado como Alsa, Alcampo y Peugeot-Citroën, y en el público, con contratos con los gobiernos de Asturias, Galicia y Castilla y León, así como el Ministerio de Agricultura. Seresco cuenta con 680 empleados y centros de trabajo en Madrid, Barcelona, Oviedo, Vigo, Lisboa, Colombia, Costa Rica y Perú.

La empresa está centrada en la prestación de servicios tecnológicos y soluciones de software en los ámbitos de los recursos humanos, gestión de infraestructuras y ciberseguridad, catastro y cartografía, desarrollo y mantenimiento de aplicaciones de grandes y servicios de transformación digital. La compañía ha señalado que se trata de la empresa con capital totalmente español más antigua del sector tecnológico nacional y que invierte un 12% de su negocio en innovación y desarrollo.

En lo que va de año, las únicas compañías que se han incorporado a BME Growth son Enerside Energy y Vytrus Biotech con suertes dispares, ya que sus títulos han acumulado una depreciación del 2% y una subida por encima del 100%, respectivamente.

Relacionados