domingo, 03 julio 2022

Putin impulsa la acción de Red Eléctrica a pesar de sus números débiles

Indudablemente el plomo que Rusia le está dando a Ucrania produce movimientos abruptos en las acciones, pero en especial de las de empresas energéticas lo que para Red Eléctrica no es una excepción. Desde el primer disparo que llevo al nivel mínimo registrado en 15,82 euros hasta el máximo de abril, las acciones de Red Eléctrica se han revalorizado el 23,7% destruyendo la formación de un patrón psicológico bajista que se venía creando desde diciembre del año pasado y sobrepasando el análisis crítico y consciente sobre los resultados de la compañía a cierre de 2021 que de forma fueron tibios. Al mismo tiempo, la acción produjo una ruptura sólida de la directriz superior del canal bajista macro con vela de gráfico semanal que, automáticamente y desde el punto de vista técnico, implicaría mayores movimientos alcistas en el corto plazo.

Esta doble hipótesis la compartimos con nuestros lectores el primero de marzo, aduciendo que la única manera de buscar compras en las acciones de Red Eléctrica sería si el precio desarrollara una ruptura sólida de dicha directriz bajista para ir en busca de un primer objetivo en los 19,4 que ya cumplió.

Sin embargo, hacemos hincapié en que la parte fundamental y financiera de la compañía aún mantiene ciertas cifras financieras en duda por cuanto el crecimiento es lento, el resultado bruto de explotación (ebitda) es negativo y la gestión del gasto es deficiente por lo cual no se recomienda como inversión de largo plazo. 

LA GUERRA HA DADO OPORTUNIDADES A RED ELÉCTRICA

Sin embargo, como pudimos notar, la presión de la guerra proveniente de Rusia ha ejercido movimientos inesperados que incluso nos pueden dar mayores oportunidades de corto plazo en busca de un segundo objetivo que ubicamos en su máximo histórico arriba de los 20,7 euros por acción.

De acuerdo con la ubicación del índice de fuerza relativa en gráfico de marco semanal, vemos que el precio puede desarrollar un retroceso que de visitar y respetar el área de regularidad en el 61,8 de retroceso de Fibonacci de la última extensión en inmediaciones de 17,8 euros donde confluye con el soporte de enero y marzo de 2022 y con el retesteo de la directriz superior del canal bajista macro, confirmaría la oportunidad de compra en busca del segundo objetivo en los máximos históricos en 20,7 euros.

Esto corresponde a un 16% de beneficio estimado al corto o mediano plazo. Es probable que la presión que ejerce la guerra de Rusia permita respetar el soporte más cercano que ubicamos de diciembre de 2021 en inmediaciones de 19 euros desde donde podría pagar el objetivo trazado en 20,75 euros. No obstante, esto implica una operación de mayor riesgo con lo cual sería aconsejable tomarlo como área de fundación con no más del 30% de riesgo en inversión y el restante 70% una vez el precio visite las áreas de compra establecidas.

Relacionados