jueves, 18 agosto 2022

Siemens Gamesa pide tiempo a un mercado que acoge con pesimismo su nuevo recorte

Jochen Eickholt a penas lleva dos meses al frente de Siemens Gamesa y los problemas no sólo no han cesado, sino que se van a prolongar a lo largo de este año. La filial española de renovables ha vuelto a revisar a la baja sus estimaciones para los resultados del segundo trimestre de 2022. Una situación que acusa a problemas externos relacionados con la inflación y los elevados precios de materiales como el acero e internos, en cuanto a los retrasos producidos en el desarrollo de su prometedor proyecto onshore, la plataforma 5.X.

El nuevo consejero delegado enviado por la matriz alemana para tratar de enderezar el rumbo de la renovable ha pedido tiempo para resolver los problemas de la compañía, pero los analistas no ha acogido con buenas previsiones el nuevo recorte de objetivos que ha anunciado la empresa, a pesar del rebote cercano al 3% que han protagonizado las acciones de la cotizada española al cierre de la última sesión, empujada por el buen momento de las energías renovables.

De hecho, Eickholt y Beatriz Puente, directora financiera de la empresa, han reconocido en una llamada con analistas este miércoles que debido a las dificultades macroeconómicas renegociarán los contratos al alza con los clientes para incluir los conceptos de inflación en ellos y tratar de paliar un aumento de los costes. Eickholt también ha destacado como uno de los motivos principales de la revisión a la baja de las ventas los elevados precios de metales como el acero y el cobre, el contexto inflacionario actual y los problemas en la cadena de suministros.

LAS PRISAS “BOICOTEAN” LA TURBINA 5.X

Pero, sin duda, uno de los proyectos que se le ha atragantado a Siemens y por el que las prisas han jugado una mala pasada a la renovable es la turbina 5.X para el negocio terrestre. “Necesitaremos un poco de tiempo para evaluar más a fondo estos problemas, pero, en mi opinión, en este momento se pueden resolver y, como hemos dicho anteriormente, la tecnología como tal no proporciona signos de interrogación adicionales, se entiende que es sólida y eso también en cierto modo una buena noticia“, ha comentado el Eickholt al respecto.

El directivo ha reconocido que la compañía se lanzó demasiado pronto a la producción de este nuevo producto y más tarde han tenido que hacer frente a problemas con el diseño, por lo que han tenido que reformar algunos componentes de la turbina. Estos problemas internos de la compañía han provocado retrasos en las entregas y costes añadidos que han repercutido sobre su margen de rentabilidad. La plataforma 5.X es la apuesta más prometedora del sector eólico terrestre, contando con una capacidad unitaria de 6,6 MW que puede suministrar electricidad a 5.000 hogares al año.

A la espera de los resultados finales del segundo trimestre de 2022 que se publicarán el 5 de mayo, los resultados preliminares muestran unas ventas de aproximadamente 2.200 miles de millones de euros, con un EBIT pre PPA y antes de costes de I&R de aproximadamente -304 millones de euros. Por otro lado la deuda financiera neta se habría situado en -1.700 millones de euros. Cifras que en algunos casos son peores de lo que estimaban los analistas.

PESIMISMO ENTRE LOS ANALISTAS

De esta manera, diferentes firmas de análisis que siguen la evolución de Siemens Gamesa en el Ibex 35 han reiterado sus consejos de venta para las acciones de la compañía y son pesimistas respecto a su recorrido a corto plazo. Firmas como Santander, Morgan Stanley y Alantra han vuelto a reiterar sus consejos de venta tras la nueva revisión de las guías que ha realizado la empresa. En el caso de Morgan Stanley, los analistas de la entidad vienen recortando el precio objetivo de sus acciones desde que comenzó el año, pasando de los 22,5 euros de enero hasta los 14 euros por título en los que lo sitúan actualmente.

Desde Renta 4 se han sumado al pesimismo y esperan que la cotización de Siemens Gamesa se vea negativamente afectada, por lo que reiteran su consejo de infraponderar sobre el valor y ponen en revisión el precio objetivo. “Se confirman nuestros peores presagios (aunque no creíamos que la revisión fuera a tan corto plazo, sí que esperábamos que a lo largo de este año pudiese haber otra revisión a la baja de sus estimaciones) a consecuencia del deterioro adicional de la situación global en la cadena de suministro por las tensiones geopolíticas, que se une a los problemas adicionales a los anteriormente mencionados generados por el lanzamiento de la nueva plataforma”, han señalado.

Tampoco ha caído con buen pie la información para los analistas de Bankinter, que siguen viendo en las previsiones de la eólica motivos para vender sus títulos. “A pesar del anuncio de la Venta de Activos por unos 580 millones de euros, que deberá materializarse en sus cuentas en los próximos trimestres, las cifras preliminares muestran un mayor deterioro de la deuda financiera neta que se eleva hasta unos -1.700 millones de euros desde -900 millones de euros al cierre del trimestre anterior”, destaca el banco.

Es por ello que Bankinter mantiene su recomendación de vender sobre el valor, a pesar del descenso acumulado que ya lleva la compañía desde enero y que supone una pérdida de valor del 24,7%. “Revisaremos a la baja nuestras estimaciones y valoración, ante la ausencia de mejora en los márgenes del segundo trimestre y especialmente el deterioro de la posición financiera”, añaden los analistas.

En cualquier caso, los vientos de cola para el sector de las renovables, en un momento en el que el camino hacia una menor dependencia del gas ruso y hacia un futuro de emisiones cero, hace que a largo plazo tanto Siemens Gamesa como el sector de las energías limpias en España tengan buenas previsiones de crecimiento. Nueve de las casas de análisis que recoge el consenso de mercado de Bloomberg recomiendan comprar los títulos de la renovable, diez aconsejan mantener el valor en cartera y siete optan por el consejo de vender sus acciones.

Relacionados