sábado, 25 junio 2022

La confianza ciega de BBVA en Turquía agranda su hoyo bursátil

El nuevo, y aparentemente último capítulo del culebrón turco de BBVA ya está dejando sus primeras consecuencias. Ayer, la entidad presidida por Carlos Torres informó a la CNMV de que subiría la oferta por Garanti. La empresa española mantiene sus intenciones de hacerse con la parte no controlada del banco turco, algo que no agrada a un sector del mercado. Pese a ello, la entidad bancaria fundada en Bilbao no sólo sigue empeñada en hacerse con la parte no controlada de Garanti, sino que además ha subido su apuesta. Aún esto, la realidad es que la operación tiene ‘trampa‘.

BBVA ha sido hábil y los analistas entienden que la operación tiene sentido. Y es que, pese a que la empresa presidida por Torres ha elevado su oferta hasta las 15 liras, la realidad es que la operación se ha abaratado exponencialmente. La lira sigue decreciendo a raíz de la política monetaria de Turquía, algo que ha beneficiado a BBVA. 

MÁS POR MENOS 

La OPA sobre Garanti data del pasado 15 de noviembre, cuando BBVA lanzó una primera oferta sobre la parte no controlada de la filial turca de 12,2 liras. Habiendo pasado más de cinco meses, la entidad bancaria española ha elevado su oferta en un 23%. Es por ello por lo que los analistas creen que BBVA cerrará la compra de una vez por todas. Desde el punto de vista comercial, la operación es positiva. Y es que la entidad presidia por Carlos Torres acrecienta su presencia en el mercado internacional a un coste menor que el inicial. De cerrarse la opa, BBVA pagará máximo 31.595 millones de liras, es decir, 1.985 millones de euros. En un principio, la entidad ofreció 25.697 millones de liras, lo que en ese momento eran más de 2.200 millones de euros. 

BBVA PAGARÁ 250 MILLONES DE EUROS MENOS POR GARANTI

BBVA ha aprovechado los descensos continuados de la lira para hacerse con Garanti a un precio mejor. La moneda turca se ha depreciado más de un 27% desde el pasado 15 de noviembre, fecha en la que la entidad bancaria lanzo su primera oferta. De esta forma, pese a que BBVA pone sobre la mesa más liras, el valor en euros es mucho menor. Garanti le valdrá a la empresa española 250 millones de euros menos.

Los analistas de Bloomberg consideran que la compra de 3.500 millones de acciones de BBVA podría venir acompañada de más retribuciones extraordinarias o fusiones. Viendo el interés de la entidad española sobre Garanti, la realidad es que BBVA confía plenamente en Turquía. Un pensamiento osado teniendo en cuenta el momento actual que vive la economía, no sólo del país, sino en todo el mundo. La volatilidad, unida a la inflación son los dos principales escollos de la actualidad financiera. Aún ello, BBVA entiende que es una buena oportunidad de ser una empresa aún más global por un precio menor

EL MERCADO CASTIGA A BBVA 

Pese a que a priori todo pueden parecer ventajas para la empresa española la realidad es que al mercado nunca le ha satisfecho la compra de Garanti. De hecho, la primera reacción de los inversores por el aumento de la oferta ha venido acompañada de un descenso superior al 2%. El precio actual de los títulos de la entidad es 4,89 euros. Así, BBVA ha hecho aún más grande su agujero bursátil. Y es que se trata de la entidad bancaria que por evolución bursátil marca en Bolsa. 

BBVA ACUMULA UN DESCENSO EN BOLSA DEL 7% DESDE PRINCIPIOS DE AÑO

BBVA se deja casi un 7% en lo que va de año, algo que no se corresponde con la actualidad del resto de empresas del sector. La banca goza de un buen estado de salud y, además, la subida de tipos que está en el horizonte se antoja como el último gran aliado de las entidades financieras. Aún ello, la empresa española no logra tomar vuelo en el Ibex 35. 

Además de ello, al mercado nunca le ha gustado la compra de la parte no controlada de Garanti, De hecho, el pasado 15 de noviembre, día en el que la compañía lanzó la primera oferta por la parte no controlada del banco turco, la reacción de los inversores fue clara. BBVA descendió desde los 5,87 euros por acción hasta los 4,70 euros en dos semanas. Los accionistas no las tienen todas consigo en que la compra de Garanti vaya a generar beneficios a la compañía. Y es que, aunque el banco turco funcione bien, la situación económica del país presidido por Erdogan no hace presagiar un buen futuro a la entidad. 

BBVA A CONTRACORRIENTE POR LA LIRA 

De hecho, Garanti es un banco prestamista, y los continuados descensos de la lira turca no son el mejor indicativo de crecimiento. Pese a esto, Bloomberg considera que la trayectoria positiva de los márgenes se mantendrá intacta.  A corto plazo, quizás es una operación que no vaya a dar frutos. Aún esto, la realidad es que BBVA agrandará su figura en el mercado.

LA POLÍTICA MONETARIA DE TURQUÍA ES UNA DE LOS GRANDES PROBLEMAS A LOS QUE SE ENFRENTA BBVA

BBVA debe combatir contra la constante devaluación de la lira y a su vez convencer al mercado de que la compra de Garanti va a dar sus frutos. Hay que recordar que el banco ha mejorado su oferta por la entidad turca a escasos días de anunciar sus resultados trimestrales. El próximo 29 de abril la entidad desvelará sus cuentas, las cuales previsiblemente serán positivas. De ser así, este puede ser un factor que mejore la cotización de BBVA. 

Todo apunta a que la empresa presidida por Carlos Torres pondrá el broche final a una operación que se ha ido encasquillando. Garanti será de BBVA en su totalidad. Pese al crecimiento en el mercado internacional, la operación sigue dejando dudas, sobre todo a los inversores. Está por ver si la incorporación de la parte no controlada de Garanti da sus frutos o se convierte en un lastre para BBVA. 

Relacionados