jueves, 18 agosto 2022

Enagás: potencial de revalorización agotado pese a mantener el dividendo

Enagás se ha quedado sin potencial alcista en el Ibex 35 o por lo menos así lo ven los bancos de inversión españoles que siguen la evolución de la gasística en Bolsa. La compañía dirigida por Arturo Gonzalo Aizpiri ha registrado una caída en los resultados del primer trimestre del año, algo que los expertos de las casas de análisis nacionales ven como un claro indicador del poco recorrido para este año en los títulos de la compañía energética.

A pesar de asegurar mantener el compromiso del dividendo a 1,72 euros en este 2022, uno de los grandes incentivos a inversores de la cotizada, las firmas de análisis no ven más recorrido a las acciones de la compañía. Sin embargo, tal y como contamos a principios de abril, entidades como JP Morgan o Barclays ven un alto riesgo de recorte del dividendo y, por tanto de su rentabilidad, a largo plazo. El banco de inversión norteamericano veía un recorte del beneficio por acción para 2023 y destacaba poner de relieve la “insostenibilidad” de la retribución al accionista.

Tanto Bankinter como Sabadell y Renta 4 han vertido sus opiniones tras evaluar los resultados de Enagás y sus previsiones, que incluyen recortes a corto plazo, no pasan de la recomendación de neutral para el valor español. Desde Bankinter creen que las cifras reflejadas son débiles y por debajo de las estimaciones del mercado, influenciados especialmente por el nuevo marco regulatorio de la red de transporte, que supone un recorte de ingresos ante una menor base de activos regulados.

Otro de los factores a los que apuntan es el incremento en los costes operativos por la inflación y los costes derivados del cambio en el equipo directivo. Pero la entidad cree que “la caída de resultados se irá moderando a lo largo del año a medida que se diluye el impacto negativo de los costes operativos extraordinarios de este año y de los ingresos no recurrentes del año pasado”. Aún así, el banco ha decidido rebajar su recomendación desde comprar a neutral y auguran un escaso potencial de revalorización.

FALTA DE CATALIZADORES

Entre los principales argumentos se encuentran el entorno menos favorable, ya que los ingresos regulados de la compañía no se revisan con la subida del IPC y, por tanto, “el contexto actual de repunte de inflación y tipos de interés al alza no es favorable para el grupo”. Del mismo modo, destacan la falta de catalizadores que han estado impulsando la acción de la compañía en los últimos meses, ya que no esperan nuevas ventas de activos que puedan aflorar plusvalías además de las que se han dado (Morelos en México, Quintero en Chile o Enagas Renovables).

Además, tampoco ven subidas adicionales en el precio del petróleo, que en todo caso beneficiarán a su filial estadounidense Tallgrass. Por todo ello, los expertos ven un “escaso potencial de revalorización” del precio objetivo, que establecen por debajo del 3%. Aunque a medio y largo plazo sí destacan el desarrollo del hidrógeno verde y la alta rentabilidad por dividendo que ofrece la compañía.

También ha habido recorte en el precio objetivo por parte de Sabadell, cuyos analistas han rebajado hasta un 8,4% el recorrido de las acciones de Enagás, situando su precio en los 20,13 euros frente a los 20,26 actuales. La entidad catalana ha rebajado su recomendación hasta vender, tras la subida continuada en de la compañía en el último año. Los analistas del banco explican que “nos quedamos sin potencial”, después de la revalorización superior al 20% que ha experimentado la empresa de Aizpiri en el último ejercicio.

MAYORES RECORTES POR LAS DESINVERSIONES

Asimismo, los analistas de Sabadell también son pesimistas respecto a sus estimaciones para el período comprendido entre el 2022-2026, con una media del -10% en EBITDA. Este recorte se debe a la exclusión tanto de la participación de su negocio en Chile, GNL Quintero como el de México, Morelos, así como del incremento de gastos debido a la elevada inflación.

Por su parte, desde Renta 4 señalan que los resultados publicados por la energética van en línea con sus expectativas. Los analistas del banco también ven en los ingresos regulados y las desinversiones los principales factores determinantes para las cifras de este primer trimestre de 2022. La entidad reitera la recomendación de mantener el valor en cartera y pone el precio objetivo en revisión, situándose este en los 19,21 euros por acción.

Pero las españolas no son las únicas firmas de análisis que ven en Enagás un valor con poco potencial por exprimir este año. Morgan Stanley, RBC Capital, Alantra Equities, Bestinver Securities y Deutsche Bank han vuelto a reiterar su consejo de venta sobre la compañía gasística, mientras que JB Capital Markets y Oddo BHF han reiterado su recomendación de mantener el valor en cartera. En cualquier caso, la mayoría de las casas de análisis que han reiterados estos consejos no ven recorrido alcista para las acciones de Enagás.

Relacionados