domingo, 03 julio 2022

Carlos Slim no se despega de su apuesta más volátil

spot_img

Carlos Slim es uno de los personajes más influyentes en el mundo de las finanzas. El que es el hombre más rico de México no ha perdido el apetito inversor pese a sus 82 años. Slim es una de las personalidades con más recorrido en el mundo de las inversiones. De hecho, Inversora Carso es el brazo inversor del magnate mexicano. Tiene presencia en varias empresas de todo el mundo. Las inversiones que ha ido haciendo Carlos Slim evidencian su gusto por el inmobiliario. Aún ello, el fondo del milmillonario invierte en varios sectores, y el energético es uno de ellos. 

Según las estimaciones de Bloomberg, el 6,4% de la cartera de Inversora Carso son inversiones en compañías energéticas. Dentro de este margen, PBF Energy es la mayor apuesta del empresario mexicano. Se trata de una refinería de petróleo estadounidense a la cual Slim entró en agosto de 2017. Desde esa fecha, el magnate ha ido escalando en el capital de PBF hasta convertirse en su máximo accionista. 

SEGÚN LAS ESTIMACIONES, PBF TIENE PREVISTO INGRESAR 32.000 MILLONES DE DÓLARES EN 2022

Hoy por hoy, Carlos Slim mantiene el 17,33% de PBF Energy. El fondo de inversión está por delante de otros inversores como BlackRock, Vanguard o State Street Corporation, entre otros. Y es que la compañía es una de las petroleras con mayor presencia en el país americano. Es por ello por lo que las previsiones comerciales son positivas. Tal y como cifra Bloomberg, PBF tiene previsto ingresar más de 32.000 millones de dólares en el presente año. De llegar a hacerlo, ingresaría casi 5.000 millones con respecto al pasado año.

PBF ENERGY VUELA EN BOLSA 

A nivel bursátil, la apuesta de Carlos Slim cotiza en la Bolsa de Nueva York. PBF Energy mantiene la tendencia alcista en lo que va de año. De hecho, es una de las compañías que más rentabiliza muestra en el mercado de valores estadounidense. Las petroleras siguen siendo empresas de suma importancia en el entorno empresarial. Además de ello, PBF tiene mercado y cuenta con una gran cartera de clientes. Estos factores la han impulsado en Bolsa hasta marcar una revalorización superior al 90% desde que comenzase el año

EL PRECIO ACTUAL DE LAS ACCIONES DE PBF ENERGY ES 26,66 DÓLARES

Viendo el camino bursátil que mantiene la compañía desde finales de 2021, parece que PBF ha puesto la directa hacia su cotización prepandemia. Hoy por hoy, el precio de sus acciones es 26,66 dólares. Así, está a menos de un dólar de alcanzar el valor que marcó la compañía en febrero de 2020. La apuesta de Carlos Slim parece haberse recuperado del golpe de la pandemia. 

Acotando los tiempos, la guerra entre Rusia y Ucrania no ha salpicado a la compañía en Bolsa. De hecho, desde que la empresa anuncio el cese de operaciones en el país presidido por Putin, la cotización ha ido ‘in crescendo‘. Las petroleras se han visto fortalecidas ya que, con el espaldarazo global a las compañías rusas del sector, el mercado se ha concentrado aún más.

LOS TUMBOS DE CARLOS SLIM EN PBF 

Pese a que el presente de la compañía es favorable para los intereses de Carlos Slim, la realidad es que es una de las apuestas más volátiles del magnate mexicano. Desde que el empresario entró en el accionariado de la petrolera, PBF ha marcado su máximo en Bolsa y también su valor mínimo. La compañía pasó de tocar los 52,76 dólares en 2018 para caer hasta los 4,67 dólares en 2020. Dos polos que distan enormemente. 

INVERSORA CRASO HA AMPLIADO Y DISMINUIDO SU PRESENCIA EN EL CAPOTAL EN VARIAS OCASIONES

Pese a que la inversión de Carlos Slim se ha ido agrandado con el paso del tiempo, lo cierto es que la posición de PBF en Bolsa ha sido tan cambiante como la presencia de la Inversora Carso en su accionariado. Y es que Slim ha incrementado y aminorado su posición en el capital de la compañía en numerosas ocasiones. El último movimiento de importancia que ha realizado el brazo inversor de Slim es la venta de más de un millón de acciones el pasado 22 de marzo. Pese a que hoy por hoy sigue siendo el accionista mayoritario de la empresa, la realidad es que en los últimos dos años Inversora Carso ha rebajado su presencia en PBF Energy. El motivo puede residir en los cambios bursátiles que la empresa reflejaba a raíz de la pandemia. 

RENTABILIDAD COGIDA POR PINZAS 

La apuesta por el petróleo de Carlos Slim sigue siendo rentable después de 5 años si únicamente nos fijamos en el precio de la acción. Inversora Carso entró en el accionariado de PBF comprando títulos por 20,50 dólares. Hoy las acciones están más de 6 dólares por encima. Pese a esto, la tendencia de la compañía ha sido muy cambiante y, además, las compra y ventas que haya hecho Slim condicionan enormemente la rentabilidad de su inversión. 

Pese a los vaivenes accionariales y, sobre todo, a las variaciones en la valoración de los títulos de PBF, Carlos Slim mantiene su posición en la petrolera. El mexicano sigue confiando en el potencial de la compañía. PBF es una petrolera asentada en el mercado internacional y cuenta con buenas previsiones. Por el momento, el mercado respeta la inversión del empresario, aunque atendiendo a la volatilidad que acompaña a PBF, no sería extraño ver como la compañía desciende. Varias casas de análisis como Wolfe Research o Credit Suisse consideran que el valor de las acciones tiene una valoración superior a la real. Aún ello, Carlos Slim no parece que se vaya a despegar de su apuesta por el petróleo. 

Relacionados