martes, 29 noviembre 2022

Los principales riesgos de Iberdrola para cumplir sus objetivos a medio plazo

La compañía energética que preside Ignacio Sánchez Galán ha ganado 1.058 millones de euros durante el primer trimestre de 2022, un 3% más que en el mismo período del año anterior. Las cifras han sido positivas a pesar de la caída en España, su principal mercado, gracias a los buenos datos de Brasil y Estados Unidos. A corto plazo los analistas ven a Iberdrola uno de los principales valores por los que apostar, pero la cotizada presenta riesgos que pueden dificultar el cumplimiento de sus objetivos a medio plazo.

Así lo ven los expertos de Bloomberg Intelligence en un reciente análisis sobre los datos ofrecidos por Iberdrola, donde resaltan la solidez del valor, pero destacan los riesgos más marcados en los diferentes mercados donde opera que pueden pasar factura a la empresa energética. «Las posibles intervenciones regulatorias en España y México dificultarían el cumplimiento de los objetivos a medio plazo», apuntan los analistas.

Además, otros de los factores a los que aluden como riesgos potenciales para la estrategia de la cotizada son los que tienen que ver con la meteorología (niveles hidroeléctricos, velocidad del viento), así como los movimientos de las divisas, los retrasos en los proyectos, la subida de tipos de interés y el elevado rendimiento de los bonos. Todas estas «principales incertidumbres» que señalan los expertos serán las que Sánchez Galán tendrá que hacer frente durante los próximos años.

Pero los riesgos no impiden que los analistas también destaquen las fortalezas estratégicas con vistas al largo plazo. «Los estímulos verdes y el crecimiento inorgánico pueden ayudar a Iberdrola a cumplir o superar sus objetivos de crecimiento de beneficios y dividendos para 2025 y 2030 en medio de la aceleración de crecimiento del dividendo, en un contexto de aceleración de las inversiones en la red y en las energías renovables», aseguran.

GANADOR A LARGO PLAZO

Desde Bankinter valoran los resultados de forma positiva, señalando que se encuentran en línea con sus estimaciones. De esta manera, ven con optimismo el buen comportamiento la división de redes gracias a las nuevas inversiones realizadas y a las revisiones de tarifas en Brasil y Estados Unidos. También destacan el crecimiento en la capacidad de renovables (+9%), el impacto positivo que supone la apreciación del dólar, la libra y el real brasileño, así como las ganancias obtenidas por el acuerdo de reestructuración en Vineyard Wind (eólica marina en EE.UU.).

«Estos factores compensan los impactos negativos de un menor factor de carga en renovables, la parada no programada de la central nuclear de Cofrentes y un menor margen en comercialización», destacan los analistas del banco. En este sentido, señalan que Iberdrola es un valor que les gusta a largo plazo. «El grupo es un ganador en el proceso de mayor electrificación y rápida descarbonización al que se enfrenta el nuevo modelo energético. Su posicionamiento en renovables y en redes, la diversificación geográfica y una sólida estructura financiera le permite capturar las oportunidades en el nuevo escenario de transición energética», aseguran los expertos.

La entidad destaca además el foco de la energética en la retribución al accionista, cuya rentabilidad actual se encuentra en el 4,4% para el dividendo que repartirán en verano de 2022. Por todo ello, mantienen su recomendación de comprar con un precio objetivo de 11,9 euros por acción.

¿IBERDROLA A 12 EUROS?

Por su parte, para los analistas de Renta 4 los resultados de Iberdrola están «ligeramente por encima» de sus expectativas. Además del impulso en los mercados internacionales mencionados y la capacidad renovable instalada la entidad también destaca el efecto de una sentencia favorable sobre el Bono Social. Estos factores habrían paliado la menor producción hidroeléctrica y eólica, la parada no programada en la central de Cofrentes y el efecto negativo de los elevados precios mayoristas en las comercializadoras de España y Reino Unido.

«Pese a las mayores amortizaciones y el mayor gasto financiero, así como el efecto negativo de los tipos de cambio y unos mayores impuestos registrados, la menor morosidad y ciertos efectos extraordinarios positivos (reestructuración activos eólica offshore en Estados Unidos), permiten una mejora del beneficio neto del 3,2%, por encima de las expectativas», destacan los analistas del banco. En este sentido, reiteran su consejo de sobreponderar y fijan el precio objetivo de las acciones de la compañía en los 12,73 euros.

Del mismo modo, los expertos también ven potencial a la compañía en el corto plazo y así lo han demostrado diferentes casas de análisis tras la publicación de resultados, muchos de los cuales ven capaz a Iberdrola de llegar a los 12 euros. Es el caso de Morgan Stanley o RBC Capital, que fijan su precio objetivo en los 12 euros por acción, Alantra Equities que lo hace en los 12,91 euros o, la más optimista, Barclays, que sitúa el precio objetivo a doce meses en los 14,2 euros por título.

Relacionados