domingo, 27 noviembre 2022

Nyesa: «No esperamos ningún ingreso de Rusia»

Nyesa ha anunciado este jueves los nuevos pasos en la estrategia financiera para 2022. La compañía planea nuevas adquisiciones en diversos sectores para seguir creciendo y un ‘contrasplit’ (agrupación de acciones) que tendrán que aprobarse en la próxima Junta de Accionistas a finales de junio de este año. Respecto a la parte del negocio que opera a nivel internacional, la compañía ha destacado que el valor de sus activos en Rusia se ha reducido notablemente y no esperan ingresos a corto plazo, además de la intención de desinvertir sus activos en Costa Rica.

En un encuentro celebrado con medios este jueves Liberto Campillo, director de Expansión y Desarrollo de la firma que cotiza en el Mercado Continuo, ha explicado toda una estrategia de incorporaciones al capital de la empresa en los próximos meses. «La idea es incorporar sociedades con buen nivel de ‘cashflow’ y con poca deuda«, ha señalado Campillo. De esta manera, entre las compañías que pretenden añadir a la corporación se encuentran una empres de eventos, una productora de aceite, una cartera de suelos urbanos, dos hoteles, dos centros deportivos y una piscifactoría.

Los directivos de Nyesa han querido hacer hincapié en que estas operaciones se enmarcan en la estrategia de crecimiento y de reducción de la deuda en la que sigue inmersa. El ‘contrasplit’, que puede que se realice en proporción de 10 acciones a 1 y que incluye la reducción del nominal, será el movimiento para aunar todas las nuevas adquisiciones de compañías. La inmobiliaria se encuentra todavía en concurso de acreedores, por lo que no pueden acceder a financiación bancaria y a ampliaciones de capital para llevar a cabo las incorporaciones, por lo que la manera de llevar a cabo el proceso será mediante la suscripción de capital no dineraria de dichas empresas a cambio de acciones de Nyesa.

CENTRADOS EN ESPAÑA Y SIN ESPERAR NADA DE RUSIA

En total, el valor conjunto de las nuevas empresas ascenderá a una cifra entre los 50 y 75 millones de euros, tal y como ha afirmado Campillo. La intención es que la adquisición de al menos cuatro de ellas se haga efectiva entre julio y septiembre. Además, ha querido destacar que todas las empresas son de ámbito nacional, en línea con el nuevo plan de Nyesa de centrarse en el mercado español y reducir su papel a nivel internacional.

En este sentido, el directivo ha asegurado que tienen intención de desinvertir sus activos en Costa Rica y ha querido restar importancia al negocio que poseen en Rusia. Los activos en el país valían en su momento 58 millones de euros, que tras una retasación redujeron su valor considerablemente y actualmente se sitúan en los 8 millones de euros. La compañía ha destacado el conflicto entre Rusia y Ucrania como un añadido más a todos los problemas por los que han atravesado en los últimos años y a los que han ido haciendo frente.

Es por ello que Liberto Campillo ha asegurado que «no esperamos ningún ingreso de Rusia», ya que se trata para ellos de un «activo a muy largo plazo». A pesar del poco rédito que ven por el momento, lo mantienen en cartera, aunque no han descartado venderlo. En cuanto a los títulos de la empresa, que se sitúan actualmente en los 0,0034 euros, el directivo ha destacado que «son acciones muy queridas por los traders», ya que en momentos convulsos del mercado ese «punto de chicharrillo» de la firma anima la cotización.

EL PRIMER ACCIONISTA COMPRA 11 MILLONES DE DEUDA

Por otra parte, Mariano Schoendorff, primer accionista de Nyesa Valores Corporación, ha adquirido los derechos de crédito que la entidad Banco Sabadell mantenía frente a Nyesa. «Esta decisión no solo es importante por lo que supone de positivo para la estabilidad de la estructura accionarial, sino porque, además, lleva aparejada un hecho que clarifica aún más el futuro de la empresa», ha señalado la compañía. Noticia por la cual las acciones de la firma han subido un 17,24% a lo largo de la sesión.

Los créditos adquiridos por Schoendorff, por valor de casi 11 de millones de euros, constan reconocidos en la deuda concursal de Nyesa con la calificación de privilegio especial. No obstante, debido a que las garantías que les otorgan tal privilegio carecen en la actualidad de valor por tratarse de prendas de acciones de sociedades filiales de Nyesa en liquidación. Schoendorff ha informado a Nyesa de su predisposición a renunciar a dichas garantías, lo cual conllevaría, de conformidad con lo previsto en el convenio de acreedores, su reclasificación como créditos ordinarios y, por tanto, la aplicación de una quita del 70%. En consecuencia, este primer hito podría suponer un impacto positivo de 7,69 millones de euros.

Adicionalmente, Schoendorff ha manifestado su «absoluta disposición» a capitalizar los 3,29 millones restantes, lo que provocaría, en el caso de aprobarse por la Junta de Accionistas que se celebrará el 29 o 30 de junio, otra reducción de la deuda de Nyesa con respecto a la prevista en la modificación del convenio de acreedores aprobada el pasado ejercicio. En definitiva, puede suponer en su conjunto que la compañía disminuya su deuda en cerca de 11 millones de euros (10.987.040 euros), ha explica la empresa.

Esta operación se une al acuerdo alcanzado recientemente con Liberbank por el que se cancela una deuda de 2,85 millones de euros y se enmarca dentro de «los objetivos prioritarios de la compañía de trabajar en la reducción de la deuda y consolidar el proceso de reestructuración financiera», continúa la nota.

En este sentido, el accionista ha mostrado su total compromiso con la empresa y con la estrategia diseñada. “Mi compromiso con Nyesa es total y absoluto, porque creo en su proyecto y porque se están fijando las bases fundamentales para asegurar un futuro prometedor”, ha manifestado. Mariano Schoendorff se convirtió a finales del mes de septiembre del pasado año, como resultado de la última ampliación de capital, en el accionista de referencia del grupo con derechos de voto que representan el 13,39% del capital.

Relacionados