jueves, 30 junio 2022

Realia mejora resultados trimestrales y su acción tiene estructura alcista a corta plazo

Los ingresos de Realia se incrementaron el 18% alcanzando 49,2 millones de euros y por su parte, el resultado bruto de explotación (Ebitda) creció un 21% alcanzando 21,02 millones de euros con lo cual, la compañía reportó un resultado neto atribuible de 14,13 millones que, comparado frente a los resultados del primer trimestre de 2021, creció un 75,4%.

La deuda financiera alcanzó los 540,7 millones de euros, lo que corresponde a un incremento del 12,4% dando como resultado un beneficio por acción de 0,018 euros lo que corresponde a su vez a un 80% arriba frente al primer trimestre de 2021. Realia informa que la mayor participación porcentual de los ingresos de explotación de acuerdo con cada área de actividad correspondió a promoción residencial dada la venta de un suelo en Pinto (Madrid) por valor de 11,63 millones de euros.

REALIA, OPORTUNIDAD

La estructura técnica de la compañía en gráfico mensual ha desarrollado un movimiento de ciclo que ubicamos entre abril de 2016 y octubre de 2017. Posterior a ese cierre de ciclo se desarrolla una caída en busca de áreas de regularidad y caídas máximas en el nivel 1,618 de retroceso de Fibonacci del respectivo ciclo. Esta área es conocida como potencial alcista la cual irá a buscar como primer objetivo precisamente el 61,8 del cierre del ciclo en inmediaciones de 0,93 euros.

Posteriormente, ubicamos un segundo objetivo en el cierre del ciclo arriba de 1,14 euros, lo que representa movimiento total de 84% de beneficio. Un aspecto técnico adicional es la ruptura de la directriz bajista macro que realizó en la primera semana del mes pasado la cual al mismo tiempo quebró la media móvil exponencial de 50 periodos de corto plazo y que gracias a la entrega de los buenos resultados, generó presión alcista.

Sin embargo, los inversionistas han de ser precavidos ya que de los 15 años que cotiza la acción de la compañía, más de 12 años se encuentra trabajando por debajo de la resistencia macro más importante que ubicamos en 1,2 euros registrada en noviembre del año 2008 con la llegada de la crisis inmobiliaria. Al mismo tiempo, el índice de fuerza relativa se ubica en niveles extremos de sobrecompra con lo cual indicaría un probable retroceso que, de visitar y respetar el precio de referencia en 0,80 euros correspondiente al vértice del ciclo, nos daría potencial alcista en busca de un objetivo máximo arriba de 1,2 euros donde confluye con la resistencia macro mensual, operación que representa más de un 45% de beneficio estimada al corto y mediano plazo.

Relacionados