jueves, 01 diciembre 2022

IAG y Meliá, cara y cruz del sector turístico en la recta final antes del verano

El verano está a la vuelta de la esquina y las compañías más relacionadas al turismo son conscientes. En esta recta final, los valores más ligados al sector turístico se encuentran realizando comportamientos dispares en el parqué bursátil. Por un lado, Meliá Hotels ya ha puesto su cotización a la misma altura que en febrero de 2020, cuando comenzó la pandemia. Sin embargo, otros valores no pueden decir lo mismo. Es el caso de la aerolínea IAG, que tiene que multiplicar por tres la cotización para recuperar esos números. Sin embargo, el punto que sí tienen en común es que las recomendaciones de los analistas son positivas para el sector turístico.

EL MEJOR DESARROLLO

Dos años han pasado desde que comenzó la pandemia a raíz de la crisis del coronavirus. El sector turístico español vuelve a avistar la vieja normalidad este verano y afronta el último trecho con la esperanza de volver a los números de aquel entonces. Sin embargo, existen nuevas incertidumbres en el camino, sobre todo la del conflicto en Ucrania y el contexto de inflación exuberante que ha perjudicado con fuerza la cartera de los clientes eventuales.

Meliá es el valor unido al turismo del parqué español que mejor desarrollo ha protagonizado en los cuatro meses que llevamos de 2022. Ha subido un 23% en el acumulado del año, lo que ha llevado a la compañía de Gabriel Escarrer a situar la capitalización bursátil por encima de los 1.600 millones de euros. De esta manera, ha logrado volver a las cifras a las que cotizaba en febrero de 2020, antes del estallido de la pandemia.

Esta carrera alcista explica el por qué los analistas tienen tan buenas recomendaciones sobre la compañía hotelera. Las casas de análisis le otorgan una recomendación de “comprar” con un precio objetivo en 7,54 euros, un potencial alcista de un 1,4% respecto a la actual cotización. Quizás es poco margen alcista, pero hay que tener en cuenta, que de la casi veintena de expertos que cubren y siguen el valor en bolsa, solo dos le dan una recomendación de venta.

LA CARA B

En el otro extremo de la cuerda tenemos a la aerolínea IAG (Iberia). La lista de los problemas de IAG sigue engordando. La actualidad del ‘holding’ de aerolíneas dista de lo que sus directivos querrían. La compañía atraviesa una situación comercial mejor con respecto a hace unos meses, pero sigue sin alcanzar las expectativas. Parece que el azote de la pandemia ha llegado a su fin, un hecho que traería consigo la recuperación económica del sector. 

El holding de aerolíneas sigue teniendo un crecimiento negativo en el acumulado del 2020 del -2,2%. Aún así, también cuenta con el apoyo de los analistas para un posible rebote. Las firmas de análisis que siguen su desempeño en el parqué español le otorgan de media una recomendación de “comprar”, con un precio objetivo de 2,25 euros que supone un potencial de revalorización de un 34% respecto a su actual cotización. 

Meliá ha vuelto a los niveles prepandemia pero IAG tiene que triplicar la cotización para volver a recuperar esas cifras

Las acciones de la compañía de Antonio Vázquez todavía tienen una última oportunidad hasta verano para recuperar los niveles anteriores a la pandemia. Antes de que se declarase el estado de alarma en España, las acciones de la compañía se situaban en 5,11 euros. Si nos guíamos de ese dato, todavía caen un 67%.

NH, el otro a la cabeza

Si queremos encontrar otro buen valor dentro del sector turístico tenemos que indagar en el Mercado Continuo, donde cotiza NH Hoteles. La cadena acumula una subida en bolsa este de alrededor el 15%, y según los expertos, no tiene impedimentos en el camino para subir otro 27% más si así se lo propone. 

En concreto, las casas de análisis que cubren a NH en la segunda liga de la bolsa española, le otorgan de media una recomendación de “comprar”, con un precio objetivo de 4,46 euros. Pero si hay que destacar, que a diferencia de Meliá, a NH todavía le queda para estar a la misma altura que marcaban sus títulos antes de la pandemia. En aquel entonces tenía unas cifras superiores a los 5 euros.

Si volvemos a echar un vistazo al Ibex 35, Amadeus y Aena se han quedado bastante rezagadas este año. La cotización de Amadeus ha sido plana y constante mientras que la de Aena se ha basado en apenas una subida del 2,4%. Los analistas son igualmente optimistas en ambos valores. 

Relacionados