martes, 29 noviembre 2022

Cellnex pone a prueba sus soportes con cinco minutos de locura

Cellnex prosigue con su estrategia de mantener a raya a American Tower, el gigante estadounidense que trata de hacerse un gran hueco en Europa. La multinacional de origen catalán ha apostado por dar un puño en la mesa y tratar de hacerse con las 40.600 torres de telecomunicaciones de Deutsche Telekom en Alemania y Austria, valoradas en 18.000 millones de euros.

La cúpula de Cellnex es consciente de la valoración actualmente deprimida de las acciones y la importancia de mantener la disciplina de fusiones y adquisiciones

La confirmación de Cellnex de entrar en esta puja ha dado luz verde a la venta de títulos de la compañía. Las caídas se han abierto camino durante la jornada de este lunes, festivo en una gran parte de España, pero ha confirmado que pujará por las torres de telecomunicaciones de Deutsche Telekom. El mercado no se ha tomado bien la alianza con un socio financiero para acometer la inversión. De hecho, ha habido un susto tremendo en las acciones.

UN ‘MINICRASH’ DA EL SUSTO EN EL IBEX 35 Y A CELLNEX

Sea por un error de un fondo automático, un salto de stops en cascada o por otros motivos, las acciones de Cellnex han llegado a caer más de un 6% en la sesión entre las 9.55 y las 10.00 horas. Según fuentes del mercado, el minicrash se produjo por una operación equivocada de Citigroup.

Este instante ha desatado un pequeño pánico vendedor y que ha puesto a prueba los soportes de corto plazo. El valor caía hacia la zona de los 42 euros frente a los más de 43,6 euros que ha tanteado durante gran parte de la sesión bursátil. De hecho, a las 10.00 horas volvía a girarse para mantener los niveles previos a este gran susto en el mercado. Este movimiento también se ha registrado en el Ibex 35, que no ha logrado recuperar niveles.

Inversion.es

Por el momento, se descarta por completo que Cellnex realice una ampliación de capital dineraria para realizar la operación. Eso sí, no se descarta el pago en acciones de la compañía, una contrapartida que ya acometió en la operación de Hutchison.

Si la operación se cerrase, el gigante de las torres de telecomunicaciones aumentaría su cartera en un 23% y consolidaría su liderazgo indiscutible en Europa, cerrando así la puerta a American Tower, Totem y Vantage, sus principales competidoras a nivel mundial.

CELLNEX PAGARÍA CERCA DE 10.100 TÍTULOS POR TORRE

Según los cálculos de Berenberg, Cellnex tendría un remanente de 10.000 millones de euros y necesitaría otros 8.000 millones para cubrir la totalidad de la inversión. En concreto, las cuentas muestran el pago de unos 443.000 euros por torre, equivalentes a unas 10.144 acciones por cada una de ellas.

La agencia de análisis alemana indica que, pese al pago y la asociación financiera, Cellnex tiene aún un consejo de compra debido a sus sólidos fundamentales. Entre ellos, ha destacado su liderazgo en el Viejo Continente, con una fuerte visibilidad en los flujos de caja, con un crecimiento esperado del 20% en el próximo cuatrienio y una rentabilidad superior al 7% anual. Además, indica que la compañía tiene una fuerte capacidad inversora de 10.000 millones.

Por otro lado, Cellnex mantiene una posición financiera sólida, con vencimientos superiores a los seis años y la mayor parte con un coste fijo. Otra de las grandes ventajas competitivas es que la empresa se ha protegido contra la inflación al vincular la mayor parte de los contratos a la evolución del Índice de Precios al Consumo (IPC).

LOS RIESGOS A LA BAJA EN CELLNEX

Ante las dudas de algunos inversores por la operación, al considerar que se ponen en riesgo los niveles de Cellnex por tener que abonar un precio alto a Deutsche Telekom o bien no se cierre, y por tanto haya dudas sobre el plan estratégico, Berenberg cree que hay «un riesgo a la baja y limitado» en la operación. Por este motivo, creen que el riesgo/beneficio supone un aliciente a «comprar» acciones de la multinacional catalana.

Según ha destacado, la cúpula directiva de Cellnex, comandada por Tobías Martínez, «es consciente de la valoración actualmente deprimida de las acciones y la importancia de mantener la disciplina de fusiones y adquisiciones». Así, se abstendrá de realizar ampliaciones de capital. Cualquier oferta de Cellnex por una participación de control intentaría cerrar la brecha aprovechando el deseo declarado de Deutsche Telekom de mantener una posición minoritaria y abrir así la puerta a nuevos socios financieros.

Así, ve señales de recuperación en las acciones de Cellnex, algo deprimidas por la subida de tipos, pero con una visión a largo plazo del modelo de negocio. En este sentido, estos accionistas se muestran muy cómodos con su posición en Cellnex, como se ha demostrado con los acuerdos recientes con los fondos para las torres de telecomunicaciones en los países nórdicos y Bélgica.

UNA SUBIDA POTENCIAL DEL 81%

Además, tiene un modelo de propiedad independiente, en línea con sus pares de EE UU y un equipo de gestión con un historial de creación de valor y asignación inteligente de capital. Un hecho fundamental ya que los inversores apuestan no sólo por el negocio sino también por la ejecutiva.

Por otro lado, la legislación de Reino Unido eliminó un problema clave para Cellnex. Además, el proceso de consolidación de las empresas de telecomunicaciones en Italia y España, donde se pasarían de cuatro a tres grandes operadores, también beneficia a la compañía liderada por Tobías Martínez. De esta forma, otorga un potencial alcista del 81%, hasta los 79 euros por título.

Relacionados