lunes, 04 julio 2022

La inflación quita brillo a los resultados de Sacyr

El presidente y consejero delegado de Sacyr, Manuel Manrique, ha cifrado en un 3% el impacto que la subida de los precios de los materiales está teniendo en el conjunto del grupo, toda vez que la inflación está afectando a los proyectos en cartera pendientes de construir.

Así lo ha manifestado Manrique en un encuentro con los analistas tras la publicación esta mañana de los resultados financieros correspondientes al primer trimestre del año, que arrojaban un beneficio neto de 20 millones de euros, un 21% menor al del año pasado.

AUMENTO SIGINIFICATIVO DEL PRECIO

El presidente ha detallado que las materias primas que se emplean en la construcción han experimentado un aumento significativo de precio y que incluso algunos de estos materiales, como la madera, el cobre o el betún, están registrando escasez.Por eso, ha reiterado la necesidad de que las administraciones y gobiernos de los países en los que opera aprueben medidas eficaces para compensar esta situación, si bien ha señalado que en España, Francia o Italia ya se han tomado decisiones en este sentido.

Sacyr prevé reducir por debajo de los 500 millones este mismo año

Así, el impacto actual en la compañía se sitúa en el entorno de los 25 millones de euros, lo que supone entre un 2% y un 3% del resultado bruto de explotación (Ebitda) del grupo, que el año pasado fue de cerca de 1.000 millones de euros.

REVISIÓN AL ALZA

En cualquier caso, ha descartado que este impacto sea significativo. Al contrario, ha insistido en que la compañía revisará al alza sus objetivos estratégicos para los próximos años, dada la evolución de la empresa en los últimos meses.

Manrique ha explicado que su actual plan estratégico apunta a un Ebitda de 1.200 millones para 2025

En concreto, Manrique ha explicado que su actual plan estratégico apunta a un Ebitda de 1.200 millones para 2025, pero en los últimos 12 meses, de abril de 2021 a marzo de 2022, ya se sitúa en 972 millones de euros. Algo similar ocurre con el flujo de caja, que está en 700 millones y el objetivo es de 1.000 millones en cuatro años.

SACYR PLANEA REDUCIR LA DEUDA

En cuanto a la deuda neta con recurso, que la compañía prevé reducir por debajo de los 500 millones este mismo año, el ejecutivo ha confirmado esta previsión, pese a que en el último trimestre aumentó un 17%, hasta los 798 millones, como consecuencia de las inversiones realizadas.

Manrique ha argumentado que este último dato es estacional y que la distribución de la reducción de deuda a lo largo del año será aleatoria, sobre todo porque los dividendos de las concesiones se producen a final del ejercicio, por lo que ha confirmado que la deuda con recurso será inferior a los 500 millones a finales de 2022.

Relacionados