lunes, 04 julio 2022

La reelección de Clemente como CEO de Merlin Properties beneficia a su acción

Merlin tenía una disputa interna desde el año pasado por el control de la socimi contra Banco Santander representada por Javier García Carranza Benjumea, quién es uno de los mayores accionistas de la compañía, disputa que se extendió por varios meses con lo cual decidieron tomar un tiempo antes de hacer los respectivos nombramientos ya que, debido a esa situación, la acción de la socimi se estaba viendo afectada. Finalmente, el pasado cuatro de mayo la junta general de accionistas decidió mantener en 13 el número de miembros del Consejo de Administración donde se nombró presidente a Javier García Carranza Benjumea (Banco Santander) y se reeligió a Ismael Clemente Orrego como vicepresidente y consejero delegado con lo cual se entiende que, de cara al mercado, estarán limando asperezas o por lo menos tratando de tapar el mal ambiente que se vive dentro.

Al mismo tiempo la junta acordó una distribución de dividendos ordinarios ascendente a 10,6 millones de eurosbrutos, lo que equivale a 0,02266 euros brutos por acción con pago al 27 de mayo. No obstante, la fecha en la que se determinan los titulares inscritos que tienen derecho a recibir el dividendo ordinario será el próximo 17 de mayo.

En la cita también se definieron los sueldos de los integrantes del consejo, la cuál para el caso de Clemente se compondrá de un salario fijo equivalente a un millón de euros más un 200% de retribución variable a corto plazo sobre su sueldo, más otros 200% como variable a largo plazo con lo cual tendrá un ingreso máximo anual de 5 millones de euros, es decir, un millón y medio menos que el año pasado.

Esperamos que esa disminución en sueldo no afecte el performance de Ismael Clemente como lo ha venido haciendo su acción, ya que en las últimas dos semanas se ha desvalorizado cerca de un -9% confirmando la ruptura del nivel inferior del canal alcista que venía formando desde septiembre de 2020. 

MERLIN PROPERTIES EN EL IBEX 35

Si detallamos dicho canal, encontramos una primera ruptura con la incursión de Rusia en Ucrania, la cual dos semanas después recuperó su nivel dando idea de continuación alcista. Sin embargo, posterior a una revalorización del +32,6%, es normal la toma de utilidades razón que da en parte el movimiento de retroceso actual. 

Este movimiento podría buscar áreas de regularidad de la última extensión de Fibonacci la cual ubicamos en inmediaciones de 9,6 euros. Por lo tanto, si el precio respeta dicho nivel y respeta la media móvil exponencial de 250 periodos de largo plazo, probablemente podrá confirmar el movimiento de continuación al alza en busca de un primer objetivo establecido en inmediaciones de 11,5 euros correspondiente al pulso del ciclo macro. Un segundo objetivo lo ubicamos arriba de 13 euros correspondiente al cierre del ciclo. Sin embargo, es imperativo que el precio no realice la ruptura del área regularidad ya que de lo contrario podría buscar nuevamente los mínimos de marzo con la llegada de la guerra rusa hasta niveles de 8,3 euros por acción.

Relacionados