domingo, 25 septiembre 2022

La FED eleva el potencial del oro por encima de los 1.900 dólares

El oro sigue siendo uno de los activos esenciales en la economía global. La realidad es que, aunque han ido surgiendo nuevos activos que han adquirido ese estatus de valor refugio que tanto se acuña al oro, el metal precioso sigue siendo el favorito para muchos inversores. La guerra entre Rusia y Ucrania ensalzó y remarcó la posición del oro en el mundo de las finanzas. Y es que el oro, además de ser un valor refugio, es un activo de inversión que, generalmente, ha solido dar seguridad. 

Pese a ello, el momento actual de la economía global infunde dudas sobre el valor del mineral. La incertidumbre y la volatilidad han sido los dos alicientes que se han unido a la creciente inflación. Precisamente los altos costes han hecho que organismos como la FED eleven los tipos de interés a niveles récord. Este tipo de decisiones tienen un efecto inmediato en el precio del metal precioso. 

LLEGÓ A SUPERAR LOS 2.000 DÓLARES

De hecho, las variaciones intradías se han convertido en una constante. A lo largo del año hemos visto como el valor del metal precisos ascendía por encima de los 2.000 dólares debido a la guerra entre países europeos. De hecho, el pasado 8 de marzo, el oro tocaba los 2.050 dólares. Después de esa fecha, los precios han ido descendiendo hasta ubicarse en los 1.878 dólares actuales. 

EL PASADO 5 DE MAYO EL ORO SUPERÓ LA BARRERA DE LOS 1.900 DÓLARES

Las decisiones de la FED han tenido una influencia capital en el valor no sólo del oro sino del dólar. Y al contrario que la moneda estadounidense, la cual se mantiene en la senda alcista, el metal, por el momento no muestra fuerte variaciones. Los últimos cambios intradía sitúan al oro en la horquilla de los 1.880 dólares y los 1.890 dólares. De hecho, el pasado 5 de mayo tuvo tramos en los que superaba las barreras de los 1.900 dólares.

Pese a que la alta inflación invita a pensar que los inversores se decantarían por el oro, el analista Ross Norman expresa que el metal precioso «se enfrenta a fuertes vientos en contra, a pesar de la fuerte inflación, debido a que el índice dólar ha alcanzado máximos de varias décadas». 

EL ORO MUESTRA LIGEROS ASCENSOS 

Aún ello, el oro muestra ligeras subidas. Tras la comparecencia del presidente de la FED, Jerome Powell, varios analistas han cambiado su recomendación acerca del oro. Handy and Herman considera que el metal precioso podría ubicarse en los 1.892 dólares. Engelhard Gold ubica el valor del mineral en la región de los 1.903 dólares. Ambas casas de análisis se muestran optimistas con la trayectoria del metal. 

HENDY AND HERMAN UBICÓ EL PRECIO DEL ORO EN 1.772 DÓLARES EL PASADO 26 DE ABRIL

Y es que atendiendo a que el conflicto bélico aún sigue vigente y, tarde o temprano, Rusia tendrá nuevas sanciones económicas, el oro podría seguir despuntando. La subida de tipos de la FED ya ha tenido su efecto en el valor. De hecho, Handy and Herman ubicaba el precio del oro en 1.772 dólares el pasado 26 de abril. Tras unos días, la casa cambia de opinión y fija el valor en los 1.892 dólares. 

Pese a que está lejos de la barrera de los 2.000 dólares, el oro sigue siendo un valor rentable en lo que va de año. De hecho, el metal precioso vale 80 dólares más con respecto al valor que tenía a principios de año. Es decir, en cinco meses, el oro ha crecido algo más de un 4%. Una ligera variación que mantiene la oro con el farolillo encendido. Aún ello, las variaciones económica y geopolíticas podrían seguir interfiriendo en el precio del que es uno de los valores refugio más importantes de la economía. 

Relacionados