jueves, 29 septiembre 2022

Siemens Gamesa desciende al infierno bursátil y atrae de nuevo a los bajistas

Siemens Gamesa sigue cayendo en picado lastrada por un cúmulo de problemas externos e internos que han provocado enormes pérdidas en el primer trimestre del año. Sus acciones han descendido al infierno bursátil y ya se encuentran cotizando en mínimos anuales, por debajo de los 13 euros, precio que no marcaban desde marzo de 2020. La mala situación en torno a las ventas y los recortes en las previsiones para este ejercicio han sido factores determinantes para que vuelvan a aparecer bajistas en su capital social, suponiendo un extra al comportamiento negativo que está teniendo la cotizada en el Ibex 35.

Desde enero, el fabricante de aerogeneradores acumula pérdidas cercanas al 40% en el selectivo español. Una situación que contrasta con otras compañías del sector de las renovables que se han visto impulsadas a raíz de la guerra en Ucrania y las sanciones a Rusia, principal país exportador de gas a Europa. Las circunstancias de la empresa eólica son diferentes y factores como la elevada inflación, la subida del precio del acero o los cuellos de botella en la cadena de suministros han sido determinantes en los malos resultados cosechados durante los tres primeros meses de su año fiscal.

Todo ello sumado a los numerosos retrasos en su proyecto estrella, la plataforma 5.X, por problemas internos en el diseño del producto y a la sombra de opa cada vez más alargada por parte de su matriz alemana. Un cóctel explosivo que ha vuelto a atraer la presencia de bajistas, que ven en Siemens Gamesa una oportunidad para obtener ganancias a costa de su pérdida de valor. De esta manera, el fondo estadounidense AQR Capital afloró el pasado 6 de mayo una posición en corto del 0,5% al haber adquirido 3,41 millones de acciones por valor de 44 millones de euros.

VUELTA DE LOS BAJISTAS

Se trata de uno de los ‘hedge funds’ más conocidos en el mercado español y que hasta hace a penas dos meses ha sido uno de los principales bajistas de ACS, la constructora de Florentino Pérez, donde llegó a tener una posición en corto de hasta el 0,9%. En el caso de Siemens Gamesa, el fondo liderado por tres antiguos banqueros de Goldman Sachs es la primera vez que apuesta en su contra y el momento en el que lo ha hecho no podía ser peor.

A pesar del rally bajista que encadena desde que comenzó el año, la filial renovable del grupo alemán había conseguido quitarse de encima a los ‘hedge funds’ que apostaban en corto desde el año pasado. Así, fondos como el Canada Pension Plan Investment Board o Marshall Wace, otro de los fondos más temidos por las compañías españolas, han dejado de acechar a Siemens Gamesa tras meses de tomar posiciones cortas en el capital social de la compañía, tal y como consta en los registros de la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores).

Ahora, mientras el nuevo consejero delegado Jochen Eickholt trata de convencer a los inversores del plan a largo plazo para enderezar el rumbo de la compañía a través del programa denominado Mistral, AQR ha olido sangre en las aguas revueltas de la bolsa española y cree que la cotizada aún no ha tocado fondo. Asimismo, cabe destacar que el regulador español solo notifica las posiciones cortas que estén mínimo en el 0,5% del capital social, por lo que es posible que existan otras posiciones cortas sobre Siemens Gamesa inferiores al porcentaje mencionado.

UN PROBLEMA PARA SIEMENS ENERGY

Las continuas dificultades por las que lleva meses pasando Gamesa están convirtiendo a la eólica en un problema cada vez mayor para su matriz Siemens Energy. El choque cultural entre la empresa alemana y la filial española está ejerciendo de barrera a la hora de desarrollar el proyecto a largo plazo que tratan de vender desde el país germano. La sustitución del antiguo CEO Andreas Nauen por Eickholt el pasado 1 de marzo es la constatación de los constantes cambios de rumbo que ha tomado el grupo en los últimos tiempos, pues se trata del tercer cambio de consejero delegado en a penas cuatro años.

Con 780 millones de euros de pérdidas registradas en el primer trimestre de 2022, la compañía ya ha avisado de que este ejercicio puede acabar en negativo. Una situación que supondría acabar el tercer año consecutivo en pérdidas. El problema es que no solo la filial española es la perjudicada en este sinfín de desdichas, sino que los resultados operativos de Gamesa están impactando también en las valoraciones de Siemens Energy, que publica este miércoles los resultados correspondientes al segundo trimestre de su año fiscal.

Es por ello que algunas firmas de análisis ven en la opa la solución más razonable para el negocio del grupo y para aliviar el sufrimiento de la renovable. De hecho, firmas como Citi creen que esta operación podría anunciarse a finales de mayo, cuando la compañía celebre su Capital Markets Day. Pero, por el momento, la empresa que dirige Christian Bruch, que controla el 67% de Gamesa, ha negado el interés de hacerse con el porcentaje restante que no controla.

Aún así, el consenso de mercado recogido por Bloomberg sigue teniendo fe en Siemens Gamesa y otorga un potencial alcista del 42%, situando su precio objetivo en los 18,25 euros. Sin embargo, las recomendaciones de inversión están bastante repartidas entre las diferentes firmas de análisis que siguen a la renovable y, aunque algunas recomiendan comprar, han recortado su precio objetivo. De esta manera, 11 de las casas de análisis recomiendan comprar sus títulos, 10 aconsejan mantener el valor en cartera y 7 son las que optan por la venta de acciones de la eólica como la mejor decisión.

Relacionados