martes, 17 mayo 2022

Substrate AI ultima su salida a Bolsa y prevé beneficios para 2024

Substrate AI saldrá a bolsa en los próximos días. La empresa de inteligencia artificial para la rentabilidad de los negocios está ultimando los últimos detalles para dar el salto al BME Growth (el antiguo MAB) para seguir creciendo e incrementar sus fuentes de financiación. En una rueda de prensa celebrada el jueves, el presidente de la compañía, Lorenzo Serratosa, ha explicado que prevén obtener unos ingresos de 7,7 millones en 2022 y 17,8 millones en 2023. Un crecimiento exponencial por el que no obtendrán estiman obtener ebitda positivo hasta el año 2024.

En cuanto al momento actual de los mercados, el presidente de Substrate AI ha señalado que la sensación «es muy positiva» para salir a cotizar y que hay inversores que confían en la compañía «a largo plazo». Sin embargo, Serratosa también ha destacado la gran «incertidumbre» existente. Substrate, que pondrá en circulación 22 millones de títulos a un precio inicial de 4,30 euros, empezará a cotizar con una capitalización de 94,8 millones de euros.

A través de esta operación, la compañía pretende reforzar su ‘kit financiero’ y su base de accionistas, así como incrementar la diversificación de fuentes de financiación para hacer frente tanto a nuevas inversiones como al propio crecimiento del negocio. La firma ha remarcado su intención de transmitir credibilidad, transparencia y solvencia ante sus stakeholders. Al mismo tiempo, a través de la negociación de acciones en el mercado, y de cara a futuras operaciones, la compañía contará con una valoración objetiva del grupo.

CRECIMIENTO Y NUEVAS VERTICALES

La compañía prevé un incremento en las ventas basado en la evolución de la actividad en las distintas verticales y el inicio de su actividad comercial en Estados Unidos. Actualmente, Substrate AI ofrece productos y servicios en las verticales de fintech (a través de las filiales KAU Markets y Saivers AI), recursos humanos, industria, energía (mediante Airen IA), Agritech (a través de Boalvet AI) y salud. Además, a partir de 2023 incorporará dos nuevas verticales: minería y contact center.

Asimismo desde la compañía han destacado ser la primera firma española en poner sus productos tecnológicos en Azure, el marketplace online de Microsoft. Para sostener las cifras de facturación, la compañía cuenta con una estrategia de crecimiento basada en ‘partnerships’, que pasa por la adquisición de empresas con un negocio sólido, que ya generan ebitda en cada una de sus verticales. A estas empresas incorpora sus soluciones de inteligencia artificial (IA), previamente patentadas, optimizando su funcionamiento y rentabilidad por encima del 30%, según asegura la compañía.

Se trata de una estrategia basada en la reinversión a partir de los flujos de caja que genera el grupo, un modelo de crecimiento a medio plazo «tipo Amazon« para generar «fortaleza y capacidad de decisión». De esta manera, en fintech esperan pasar de los 1,7 millones de euros en 2022 a los 4,3 millones en 2023; en agritech, desde los 585.000 este año a los 2,6 millones el año que viene y en salud, estiman un salto desde los 716.000 euros de ingresos a los 2,8 millones para 2023. Una valoración positiva que también aplican al resto de verticales.

FREE FLOAT DEL 30%

Substrate saldrá al BME Growth en modalidad de listing técnico, sin la necesidad de una oferta de venta previa ni de suscripción de acciones, dado que la compañía ya goza de una amplia distribución accionarial. Por su parte, el capital circulante o free float será del 30%, mientras que el 70% restante seguirá en manos de los socios fundadores y Bren Worth, el CTO (director de tecnología) de la empresa. La compañía no descarta como opción a futuro, además, la posibilidad de salir a cotizar también en el Euronext Growth, «dado su potencial de clientes en el mercado francés», aunque no es una opción a corto plazo.

Deloitte será el asesor registrado y Renta 4 el banco agente y proveedor de liquidez. Asimismo, como parte de la estrategia de salida a Bolsa, la compañía ha suscrito en las últimas semanas una ampliación de capital por un importe de 7,6 millones de euros y ha reforzado su Consejo de Administración con el nombramiento de dos nuevos consejeros.

El Consejo de Administración está liderado por Lorenzo Serratosa en calidad de presidente ejecutivo, José Iván García como CEO y secretario ejecutivo y los franceses Christopher Dembik y Cyrille Restier y Jesús Mota Robledo como vocales y consejeros independientes; profesionales, todos ellos, con una amplia visión dada su trayectoria en el sector económico y de las finanzas.

Relacionados