sábado, 25 junio 2022

Maldita, burbujeante y rentable: así es la Coca-Cola de Warren Buffet

spot_img

Es fácil reconocer algunos puntos de la historia de Coca-Cola que se remontan a 1886 en Atlanta, Estados Unidos, cuando el doctor John Stith Pemberton trabajaba para la creación de un jarabe que quitaría los dolores de cabeza y estómago sin detallar desde el inicio que, a diferencia del resto de jarabes del momento, este tenía un sabor muy agradable al paladar con lo cual, se comenzó a convertir en un producto famoso.

De esta forma, para el año 1891 se crearía lo que conocemos como The Coca-Cola Company, posterior a ello y gracias a su crecimiento porcentual, en 1919, empresarios adinerados compraron la compañía por 25 millones de dólares a precios de la época con lo cual, situaron a cotizar las acciones de la compañía en la Bolsa de Nueva York y desde allí, se convirtió en la empresa más grande a nivel mundial de bebidas “no alcohólicas” listas para consumir, incluso, se estima que 1 de cada 4 dólares que se gasta en bebidas no alcohólicas se van para Coca-Cola.

WARREN BUFFET, EL MAYOR ACCIONISTA

El mayor accionista de la compañía es Warren Buffett, dueño de 400.000.000 de acciones y que corresponden a valor de hoy a 25,8 billones de dólares (64,5 dólares por acción al 13 de mayo de 2022) que entre su portafolio de inversión representa apenas el 7,16%. Con capitalización bursátil de 279 mil millones de dólares, esta empresa de Atlanta controla más de 500 marcas en todo el mundo.

Sin embargo, fue en 1987 y 1994 que Warren Buffet invirtió cerca de 1.300 millones de dólares en Coca-Cola a un promedio de 2,5 dólares por título y que a hoy ha alcanzado a tomar una revalorización de más del 3.000% con lo que al menos tendría un beneficio de más de 39.000 millones de dólares y eso sin tener en cuenta los dividendos anuales ni los Splits realizados a la acción en 35 años.

El oráculo de Omaha es adicto a la empresa, pero seguro lo es mas al dinero, por eso, Buffet se fue de cabeza invirtiendo en Coca-Cola desde hace 35 años. El sistema de distribución de dividendos de Coca-Cola se hizo para premiar a sus accionistas con dividendos crecientes o recompra de acciones con lo cual se termina distribuyendo el beneficio por acción, pero entre un número menor de accionistas con lo cual hoy por hoy, Buffet recibe cerca de 600 millones de beneficio anual limpio

Tan solo hace un par de semanas la compañía presentó resultados financieros de su primer trimestre de 2022 y como siempre, suele presentar incrementos en sus beneficios. Por más que comunidades enteras denuncien a Coca-Cola por su alto contenido en azúcar perjudicial para la salud, denunciada por ser creadora de cáncer o que incluso se ha llegado a denunciar que el ingrediente secreto de Coca-Cola contiene alcohol o algunos más atrevidos sin prueba científica se han lanzado a denunciar que Coca-Cola contiene cocaína con relación a su nombre inicial y por la supuesta dependencia que crea en sus bebedores, este producto malditamente refrescante y burbujeante se vende y se consume sin parar como si siempre se tratara de la última Coca-Cola en el desierto. 

COCA-COLA FACTURÓ MÁS DE 10.000 MILLONES

En este primer trimestre, la compañía facturó 10.491 millones de dólares que corresponden a un incremento del 16% frente al mismo periodo de 2021. El beneficio neto consolidado creció un 24% alcanzando 2.793 millones de dólares. Dada la situación macroeconómica que proviene inicialmente desde la pandemia y se profundizó por la guerra de Rusia contra Ucrania, la compañía decidió ejecutar una subida al mix de precios del 7% en promedio a nivel mundial. Paradójicamente Latinoamérica tuvo el mayor incremento del precio hasta el 19% y al mismo tiempo por área geográfica, Latinoamérica fue la de mayor crecimiento en los ingresos alcanzando un 34%. Es como si cualquier decisión que toma la compañía sea a favor o en contra de sus consumidores, igual les representan beneficios. 

Coca-Cola confirmó sus proyecciones a cierre de 2022 con el que espera lograr un crecimiento orgánico situado entre el 7% y el 8%, lo que representaría un incremento del beneficio por acción entre el 5% y el 6% frente a los 2,32 dólares registrados en 2021.

Debido a esto, la conocida firma de servicios financieros y banca de inversión Guggenheim Partners y otros analistas consultados en Wall Street, han declarado una perspectiva alcista con recomendación de compra en busca de niveles de 70 dólares por acción para finales de 2022.

COCA-COLA EN BOLSA

Técnicamente en gráfico de marco semanal la acción de Coca-Cola alcanzó sus máximos históricos el pasado 25 de abril registrando los 67,20 dólares por acción. Posterior a ese movimiento realizó un retroceso hasta el área de soporte del 25 de febrero previo al inicio de los ataques de Rusia contra Ucrania en inmediaciones de 62,9 dólares que, al mismo tiempo, confluye con la media móvil exponencial de 50 periodos de marco diario.

No obstante, en gráfico semanal el precio presenta un soporte de mayor relevancia registrado en la semana del 18 de febrero de 2020 en inmediaciones de 60,13 dólares, que corresponde a los niveles previos a la llegada de la pandemia y que confluye actualmente con la media móvil de 50 periodos en el mismo marco temporal. Al mismo tiempo, el índice de fuerza relativa se encuentra en probable punto de giro a la baja después de haber visitado y respetado los 80 puntos.

Por lo tanto, desde el nivel actual podemos realizar fundación de compra, lo que significa no más de un 30% de inversión de manera tal que, si retrocede hasta el siguiente soporte y recupera el área de  regularidad de la última extensión Fibonacci en el 61,8%, realizaríamos la adhesión de compras con el restante 70% de inversión para buscar como primer objetivo el máximo histórico en 67,2 dólares y un segundo objetivo en los 70 dólares por valoración, lo que representa más de un 15% de beneficio obviamente, estimado al mediano y largo plazo y con la debida paciencia que identifica a su mayor accionista. Recordemos que una de las frases memorables de Warren dicta, “la bolsa es un mecanismo por el cual se transfiere dinero del impaciente al paciente“.

Relacionados