martes, 29 noviembre 2022

Tras el terremoto crypto, ¿qué ocurre con la credibilidad de las DeFi?

El terremoto que ha sacudido al mundo de las criptomonedas en la última semana ha provocado pérdidas a muchos inversores que habían depositado su confianza en proyectos como el de Terra y su token Luna. El ecosistema crypto, las stablecoins (monedas que mantienen su paridad con otras para reducir su volatilidad) y las DeFi (finanzas descentralizadas), muchas de las cuales mantienen su protocolo asociado a estas monedas estables, están ahora en el punto de mira.

La novedad del sistema y la tecnología, un ataque premeditado y la mayor susceptibilidad del algoritmo son algunas de las explicaciones que dan los expertos para abordar la semana trágica que ha sacudido el mercado criptográfico. «Estamos en un momento de experimentación, realmente llevamos poco más de diez años con esta tecnología. Han ido surgiendo muchas alternativas y propuestas que han construido un ecosistema muy creativo», explica Iñigo Molero, responsable de comunicación de Ethichub a Inversión.es.

Herminio Fernández de Blas, CEO de Eurocoinpay (plataforma de compraventa de criptomonedas), cree que parte del problema radica en la información falsa que se da en algunos casos para vender proyectos rentables. «Lo que está sucediendo es que los sistemas y proyectos que se están vendiendo como DeFis no están descentralizados en absoluto. Entonces hay una parte de riesgo que se está reflejando estos días con lo que ha sucedido con Terra y su moneda USDT».

EL PROBLEMA DE LOS ‘DEFI DEGENS’

Pero, en este nuevo mundo financiero que cuenta con poca regulación por ahora, aparecen problemas relacionados con las malas prácticas que atrapan a los incautos bajo promesas de dinero fácil y rápido. «Dentro del ecosistema sí que es verdad que ha surgido una figura, los ‘DeFi degens’, los degenerados de las finanzas descentralizadas, que ofrecen unas rentabilidades altísimas en algunos protocolos, pero que se han demostrado ser insostenibles», señala Molero.

Se trata de una subcultura dentro del mundo de las finanzas descentralizadas, cuyos miembros suelen reunirse en canales de Telegram y Discord para compartir información sobre nuevos proyectos que en muchas ocasiones son considerados estafas. Frente a este concepto, desde Ethichub se quedan con el de ‘DeFi regens’, el de aquellos que sostienen proyectos orientados a crear valor tangible, que tenga impacto en la economía real. En el caso de Ethichub, su plataforma opera sobre la cadena de bloques de Ethereum y ayuda a que inversores financien a pequeños agricultores de países desbancarizados, quienes pagan intereses inferiores al 20% a través de este sistema, con la promesa de un 8% de rentabilidad en su inversión.

«Hay propuestas como la nuestra que son diferentes, pues con tu dinero lo que estás creando es algo real y tangible. Tenemos en las DeFi unas herramientas maravillosas, pero hay que aplicarlas con sentido común y luego se irá viendo cuáles son las propuestas que triunfan y cuáles no. En nuestro caso llevamos dinero a la economía real, pero otras, por falta de diseño o de confianza, se desploman de un día para otro», asegura el experto.

CAÍDA DE TERRA Y REGULACIÓN

«Cuando empieza un sistema tan nuevo siempre van a surgir problemas y gente con malas intenciones. Parece ser que lo de Terra no ha sido ni una pirámide, sino un ataque predeterminado que no han podido aguantar. Terra intentó vender todos los activos que tenía de Bitcoin para hacer frente a esa avalancha que se le vino encima y no ha sido capaz. En el sistema tradicional pasaría igual, si mañana a un banco van todos sus clientes a retirar todos sus activos posiblemente no podrá hacer frente a la situación.», explica Herminio Fernández.

Una situación que para el CEO de Eurocoinpay se irá corrigiendo en el futuro a través de la regulación. «Poco a poco, a través de la legislación y la regulación que se está impulsando desde la Comunidad Económica Europea, todo esto pasará a estar controlado como los sistemas tradicionales, pero de una forma mucho más abierta y fiable. Pero sobre todo habrá mucha más libertad para poder operar entre partes. No está todo lo regulado que debería y estos sistemas van a recibir ataques muy importantes sin saber de donde vienen», asegura.

«Por eso los inversores necesitan información, de la misma manera que cuando se invierte en acciones o forex. Hay que conocer los riesgos y tener cuidado. Con las criptomonedas se puede perder todo lo invertido, como se puede perder en cualquier otro sistema de inversión y la regulación le va a dar una capa de seguridad muy importante al ecosistema», añade.

Por su parte, Molero asegura que al tratarse de un sistema muy reciente todavía es normal que ocurran este tipo de cosas. «Todavía es muy nuevo y el 80% de las cosas que vemos hoy puede que no tengan sentido o fracasen. Porque no hayan aplicado prácticamente la descentralización, porque haya sido muy pionero o porque realmente no había esa demanda de negocio», argumenta.

POTENCIAL DE LAS DEFI

Aún así, los expertos creen que la tecnología financiera que propone un modelo descentralizado para el intercambio de valores, entre otras, ha llegado para quedarse y que el potencial de las DeFi ofrece muchas ventajas. «Las DeFi lo que están permitiendo es actuar de persona a persona sin intermediarios. El sistema que conocemos a día de hoy es falible por entregar parte del dinero a un tercero, algo que produce una desconfianza. Esto lo corregirán las plataformas descentralizadas, que creemos que pronto serán 100% descentralizadas, y ahí sí que en realidad no podrá suceder lo que ha pasado con Terra», asevera Fernández.

«Entre las ventajas está también la rapidez para transferir dinero de una parte del mundo a otra de manera gratuita. Eso sería inviable en las transacciones internacionales que se hacen a día de hoy a través de entidades financieras. Ahora es posible mandar valor a través de internet de manera rápida y gratuita. Pero indudablemente esto ha llegado para quedarse. Es posible que a día de hoy el próximo Facebook, Amazon o Google se esté pergeñando en torno a la tecnología blockchain y lo que tenga éxito va a tener un éxito incalculable.» apunta Molero.

En este sentido, la confianza, la transparencia y la libertad para operar sin necesidad de terceros son factores que los expertos destacan como principales catalizadores en el desarrollo de las DeFi. «A través de las DeFi no entregas el dinero a nadie, eres tú el que lo mueves y eres tú el que lo retiras. La blockchain permite tener un registro público de todo lo que se hace. Por eso lo que está por venir no tiene parangón y va a cambiar las reglas del juego tal y como las conocemos ahora», concluye Herminio Fernández.

Relacionados