martes, 29 noviembre 2022

Gestamp disminuye beneficios, pero sus acciones se ubican con potencial alcista

Esta compañía del sector automotor presentó un incremento en sus ingresos de 9,6% frente al mismo periodo de 2021 alcanzando los 2.376 millones de euros. Sin embargo, debido a un mayor gasto de explotación presionado especialmente por la coyuntura macroeconómica que genera inflación y afecta a los precios de las materias primas, el desabastecimiento y, por ende, incremento en el precio de los semiconductores, la compañía incrementó dichos gastos en un 11,1% dando como resultado un Ebitda de 253,5 millones de euros, es decir, un 1,9% menos al registrado en 2021.

De la misma forma, el beneficio atribuible a la sociedad dominante registró una reducción de 11,9% alcanzando 44,8 millones frente a los 50,9 millones del mismo periodo de 2021. Es claro que los incrementos en la materia prima siguen presionando los beneficios de la compañía. Sin embargo, desde Gestamp afirman que dichos resultados son consistentes en medio de la difícil situación que atraviesan desde la llegada de la pandemia. Europa Occidental sigue siendo el área geográfica de mayor representación en los ingresos de la compañía. Sin embargo, el mayor crecimiento se viene presentando en Mercosur y Asia con lo cual, la cifra de negocios creció un 7%.

Francisco Riberas, presidente de la compañía, afirmó que mantendrá sus objetivos para el ejercicio actual con un crecimiento del 5% sobre la evolución del mercado y un beneficio bruto de explotación superior al 12,5% sobre las ventas. Al mismo tiempo, se enfocará en reducir la deuda neta en 200 millones de euros.

ANÁLISIS TÉCNICO

También ratificó su compromiso de pago de dividendos del 30% sobre el resultado neto, dividendo que la junta de accionistas aprobó con cargo a 2021 de los cuales el próximo 5 de julio pagará 0,043 euros brutos por acción.

gestamp Inversion.es

Las cifras de la compañía de momento no son las mejores y es entendible el entorno que ha tenido que afrontar. Sin embargo, desde el punto de vista técnico el precio ha desarrollado un movimiento de potencial cambio de giro al alza siempre y cuando respete el área de regularidad de mercado en el 61,8 de retroceso de Fibonacci de toda la extensión desde los mínimos alcanzados en julio de 2020 con la llegada de la pandemia hasta los máximos de 2021.

De esta forma, si el precio logra ubicarse por encima de 3,2 euros en formación de truco (V invertida) que confluye con el soporte macro más importante registrado a mediados de 2020 nos presenta opción de compra en busca de un primer objetivo en el máximo más cercano, es decir, en 4,5 euros por acción y un segundo objetivo en el máximo de 2021 arriba de 5,1 euros que confluye con la resistencia macro mensual registrada en septiembre de 2017 y diciembre de 2018, operación que otorgaría más de un 60% de beneficio estimada a mediano y largo plazo. De no realizar el respectivo truco y quebrar la última directriz alcista de marco diario que se ha generado desde inicios de marzo hasta el movimiento actual, el precio podría buscar nuevamente mínimos creados por la pandemia por debajo de los 2 euros.

Relacionados