sábado, 02 julio 2022

Servicios financieros de gran rendimiento para el automóvil

spot_img

El sector del motor dispone hoy en día de una gran oferta de servicios financieros para la adquisición y el mantenimiento de vehículos, orientados tanto para empresas como para particulares. Esto es lo que ocurre con marcas como RCI Bank and Services, una de las más innovadoras del sector.

Disponibilidad de servicios financieros y productos ligados al automóvil

La industria automotriz ha mejorado considerablemente su oferta de servicios financieros y productos específicos para el automóvil. Gracias a ello, cada vez más empresas disponen de instrumentos que permiten financiar la compra de un vehículo o su adquisición temporal.

En este sentido, empresas como Renault, a través de su marca RCI Bank and Services, lideran el sector con su amplia cartera de productos y servicios orientados a la financiación de las operaciones. Su conocimiento del mercado le permite anticipar las necesidades de sus clientes y desarrollar productos de gran rendimiento.

Iniciativas de este tipo además comprenden una serie de servicios complementarios cuyo principal objetivo es ofrecer flexibilidad a los clientes, en función de su capacidad económica y necesidades específicas. Justamente por eso, estas empresas implementan estrategias de diversificación que integran la totalidad de los servicios específicos para el automóvil y el seguimiento posventa.

Esta tendencia, que aúna los esfuerzos del mercado automotor para con las necesidades financieras de los clientes, tiene como principal propósito la confección de una cartera de productos y servicios financieros complementarios: desde la emisión de créditos, seguros y tarjetas de crédito hasta el asesoramiento al usuario.

Los servicios más elegidos del mercado

Si bien existe una amplia gama de servicios y productos como los mencionados más arriba, lo cierto es que algunos de ellos se constituyen como los mejor valorados del mercado. En este sentido, uno de los principales y más clásicos son los créditos para compra de vehículos.

En efecto, el crédito para la adquisición de un automóvil representa un instrumento que permite afrontar el desembolso necesario para la compra de un vehículo. Este tipo de crédito ofrece muchas facilidades en función de la economía de la persona o las necesidades de la empresa, con el propósito de personalizar los pagos, la cobertura de imprevistos y los plazos de pago.

Del mismo modo, los servicios financieros orientados al arrendamiento temporario de vehículos permiten afrontar las necesidades específicas de los clientes sin adquirir un vehículo. Los llamados servicios de leasing renting se constituyen como soluciones de movilidad para empresas y profesionales a cortomediano o largo plazo sin realizar un desembolso significativo de dinero.

En relación con los seguros para vehículos y personas, la mayoría de las operaciones disponen de la opción de contratar servicios complementarios cuyo objetivo es la cobertura ante eventualidades y siniestros de todo tipo. Esto ofrece seguridad a quienes acceden a la compra o el arrendamiento de un vehículo de manera flexible y económica.

Estas son solo algunas de las opciones financieras que empresas como RCI Bank and Services ofrecen a sus clientes. La flexibilidad y el rendimiento de este tipo de servicios se basan en la integración de los distintos productos y operaciones en función de las necesidades particulares y la capacidad económica de los clientes.

La disponibilidad de servicios financieros orientados al mercado automotor supone una mejora sustancial en cuanto a la adquisición o arrendamiento de vehículos tanto para particulares como para empresas. Y si bien existen muchas alternativas, RCI Bank and Services es uno de los líderes del sector.

Relacionados