martes, 29 noviembre 2022

Solaria resiste entre presiones bajistas y recortes de recomendaciones

Solaria resiste entre presiones bajistas y recomendaciones conservadoras. La compañía fotovoltaica, que terminó el ejercicio anterior con pérdidas acumuladas del 27,5% en el parqué, es uno de los valores que más está destacando en el Ibex 35 este 2022. El conflicto internacional en Ucrania y el replanteamiento en Europa de la dependencia energética de Rusia es el principal catalizador en la tendencia alcista que muestran sus títulos desde que estalló la guerra. Rally en el que también han tenido que ver los tuits de Elon Musk elogiando el potencial de la energía solar en España.

Sin embargo, la mayor parte de los analistas que revisan la evolución de Solaria lo hacen a la baja o manteniendo valoraciones conservadoras. Mientras, los ‘hedge funds’ que lastran a la renovable mantienen la presión esperando nuevas caídas con las que beneficiarse. Las buenas noticias para Solaria vienen desde Bruselas, donde la Comisión Europea publicará este miércoles los detalles de su plan «Repower EU» con el que pretende alejar a la Unión Europea del gas ruso.

Una estrategia que pasa por el impulso de las energías renovables, especialmente el hidrógeno verde y la energía solar. A la espera de las buenas nuevas, la compañía encadena tres sesiones consecutivas de subidas del 6,7%, que tratan de corregir las caídas de los días anteriores y equilibrar el mes de mayo en positivo. No obstante, cada vez son más las firmas de análisis que han ido recortando en los últimos meses su precio objetivo para las acciones de Solaria.

RECORTES EN LAS RECOMENDACIONES

El consenso de mercado recogido por Bloomberg fija su precio objetivo en los 20,6 euros por título. Una cifra que se sitúa por debajo de la cotización actual de la compañía, en los 21,1 euros, por lo que el consenso estima que el potencial alcista de la compañía fotovoltaica está agotado para los próximos doce meses. De las diecinueve entidades que siguen la evolución de Solaria, nueve recomiendan comprar, seis mantener y son cuatro las que aconsejan vender las acciones de la cotizada española.

En este sentido, firmas de análisis como JB Capital Markets, Alantra Equities o Citi han reiterado su posición neutral respecto a Solaria en la última semana y llevan revisando el precio objetivo a la baja desde hace meses. Así, la primera sitúa el potencial de cotización de la renovable en los 20,3 euros, frente a los 20,5 que señalaba en marzo cuando aconsejaba comprar sus títulos. Desde Alantra preferían comprar títulos de Solaria el pasado abril y actualmente su consejo es mantener. En cuanto a Citi, de los 19,4 euros que fijaban el pasado febrero con consejo de compra, han pasado a los 17,2 actuales y consejo de venta.

La más optimista de las firmas es Goldman Sachs, que ve un potencial alcista en los títulos de la fotovoltaica situado en los 28,5 euros, pero parece ser la única con una visión optimista para este 2022. Otras entidades como Societe Generale o Barclays revisaron su consejo de comprar a mantener y de mantener a vender respectivamente. Concretamente, los expertos del banco inglés consideraron que era momento de recoger ganancias y salir de la compañía. Para ello argumentaban los potenciales peligros para la acción como los retrasos en la firma de contratos a largo plazo y los altos costes de la energía, que podrían suponer una reducción de los márgenes.

LOS BAJISTAS ACECHAN A SOLARIA

Asimismo, los bajistas siguen manteniendo las posiciones contra la compañía renovable que abrieron a lo largo de 2021 y otros se han sumado al ataque recientemente. El último ‘hedge fund’ en sumarse a la lista y adquirir una posición bajista en el capital social de la firma ha sido AHL Partners, con un 0,5% del capital notificado el pasado 12 de mayo a la CNMV. Se trata de un fondo de cobertura londinense al que ya conocen otras cotizadas españolas de renombre como Pharmamar.

Le siguen el conocido bajista Marshall Wace, con una posición en corto de hasta el 0,69%, el fondo Helikon Investments Limited, que acumula un paquete accionarial en cortos del 0,7% y Odey Asset Management con una posición del 1,41%. Si bien es cierto que este fondo ha ido reduciendo el porcentaje desde agosto de 2021, aún mantiene una posición importante dentro del capital social de la empresa. En total, Solaria acumula cortos del 3,3% y se coloca como una de las compañías con mayor presión bajista de la bolsa, por detrás de cotizadas como Enagás (4,13%) o Audax Renovables (6,52%).

A corto plazo las acciones de Solaria pueden tener un potencial de revalorización escaso, o así lo consideran los analistas, pero la importancia de la energía solar en los próximos años en Europa y en España hacen del valor una apuesta a tener en cuenta. Quizás por ello algunas de las firmas de análisis optan por mantener el valor en cartera, con la esperanza de obtener beneficios una vez pasen la incertidumbre en los mercados.

Relacionados