martes, 29 noviembre 2022

Hernani (BME) defiende que el mercado necesita visibilidad y transparencia ante la incertidumbre

El consejero delegado de BME, Javier Hernani, ha avisado de que el mercado necesita visibilidad, transparencia y difusión en el actual escenario de incertidumbre, en el que los últimos acontecimientos políticos y económicos han interrumpido algunos planes corporativos o de expansión que requerían financiación en el mercado de capitales.

Durante su intervención inicial en el Foro Medcap 2022, Hernani ha reconocido que las empresas afrontan un contexto «difícil«, pues al final de la pandemia global se han sumado los efectos negativos de la guerra en Ucrania, la interrupción de las cadenas de suministro, la crisis energética y el escenario hiperinflacionario, que ha acelerado un cambio de tendencia de la política monetaria expansiva de los bancos centrales del mundo desarrollado mantenida durante muchos años.

En cualquier caso, ha afirmado que el escenario es también «esperanzador», pues los últimos datos de beneficios, facturación y mejora de solvencia financiera de las empresas permiten afrontar los desafíos de la sostenibilidad y crecimiento de los últimos años en mejores condiciones, y dado que el acceso a los mercados de capitales es «más favorable y dinámico que nunca», en un proceso en el que el acceso a la financiación es «una pieza determinante», especialmente para las empresas de menor tamaño.

VISIBILIDAD, TRANSPARENCIA, DIFUSIÓN

Pese al contexto actual, Hernani ha destacado que este año ya se han incorporado tres compañías a BME Growth y una cuarta lo hará en los próximos días. Asimismo, ha puesto en valor que la próxima Ley del mercado de valores y la Ley de creación y crecimiento de sociedades contemplan acciones que persiguen mejorar el clima de negocios y aumentar el tamaño y productividad de empresas en España para reducir determinadas barreras que obstaculizan su desarrollo.

En este contexto, ha señalado que las herramientas, medidas y plataformas puestas en marcha en el seno de la Bolsa española constituyen elementos de referencia para impulsar la liquidez y capacidad de financiación de las compañías de menor tamaño, al tiempo que uno de los instrumentos «clave» para conseguirlo es también el incremento de la transparencia y la mejora de las relaciones con los inversores.

«El mercado necesita visibilidad, transparencia y difusión, tres de los objetivos principales de este foro desde su primera edición. Favorecer que sus protagonistas puedan ejercer estos atributos en formato eficiente y concentrado es beneficioso para todos», ha defendido.

En la inauguración del foro también ha participado el presidente de Deloitte España, Fernando Ruiz, quien ha recalcado que las compañías tienen que adaptarse a un mundo mucho más incierto, lo que hace imprescindible «actuar con flexibilidad y adaptarse a la nueva situación». «Para ello es imprescindible contar con fuentes de financiación que permitan poner en marcha los proyectos de inversión y aquí juega un papel básico el mercado de capitales», ha señalado.

BOLSA REGULADA FRENTE A CAPITAL RIESGO

De su lado, el Global Head of Exchanges de SIX, Thomas Zeeb, ha destacado que SIX, como gestor de las infraestructuras de mercados financieros en España, es consciente de su responsabilidad de garantizar que las pymes encuentren los medios para financiar sus ambiciones de crecimiento, al tiempo que se gestionan los valores de transparencia, acceso a fuentes de financiación y liquidez.

El directivo ha asegurado durante su intervención que los inversores internacionales y locales están «deseosos» de invertir en proyectos de crecimiento y expansión. Según ha resaltado, casi el 65% de la facturación agregada de las empresas cotizadas españolas procede del extranjero, mientras que los inversores extranjeros poseen el 50% de las acciones de estas empresas.

«Nuestro trabajo consiste en crear un entorno en el que los inversores puedan depositar su confianza en nuestras empresas e invertir en ellas de forma sostenida y sostenible», ha apuntado Zeeb.

Zeeb ha detallado que, solo en 2021, la financiación en forma de capital social en BME alcanzó los 24.000 millones de euros, de los cuales 3.000 millones correspondieron a 19 nuevas empresas incorporadas al mercado y otros 21.000 millones se captaron en casi 100 ampliaciones de capital de empresas ya admitidas.

Sin embargo, pese a ser el segundo mejor año de su historia, el capital riesgo en España solo canalizó unos 7.600 millones de nueva inversión en 2021.

En los primeros cuatro meses de 2022, la Bolsa española ha canalizado ya 1.300 millones de euros de financiación a empresas admitidas a cotización, lo que se ha materializado en medio centenar de operaciones que han beneficiado a 34 empresas, 14 en Bolsa y 20 en BME Growth, cuatro de las cuales son nuevas incorporaciones al mercado.

Relacionados