viernes, 01 julio 2022

La fortaleza del Ibex 35: ¿realidad o espejismo?

El Ibex 35 muestra una inaudita fortaleza. Si Wall Street cae, el selectivo español aguanta e incluso despeja dudas reconquistando niveles. Si la principal Bolsa mundial se hunde, el principal índice bursátil español aguanta estoicamente las cotas establecidas. Todo ello, mientras el resto de plazas europeas baila al mismo son que Wall Street.

La clave de estos movimientos en el Ibex 35 se encuentra precisamente en su composición. El sustento principal se encuentra en la banca, que ha mejorado notablemente su cotización desde los mínimos históricos de 2009 e incluso hay un halo de optimismo en el sector de cara a las primeras subidas de tipos de interés en más de una década.

“Por el buen comportamiento que está teniendo el sector bancario gracias a las próximas subidas de tipos de interés en Europa y Estados Unidos”. Así lo ha asegurado Diego Morín, analista de IG Markets, a preguntas de INVERSIÓN. Sin embargo, no es el único factor que muestra esta fortaleza. “Empresas como Inditex están rebotando con fuerza”, ha indicado.

¿PODRÁ AGUANTAR EL IBEX 35 ANTE UNA RECESIÓN O ESTANFLACIÓN?

Sin embargo, el Ibex 35 no está exento de los riesgos ni tampoco de la llegada de una recesión o estanflación, escenarios que podrían darse una vez se hagan efectivos los incrementos del precio del dólar y el euro. En el primer caso, “salpicará a toda la renta variable”, pero no todas las firmas se verán afectadas de la misma forma. “Las consideradas defensivas podrían escapar”, ha sostenido Morín. “Básicamente una paralización económica de este tipo terminará arrastrando de una forma u otra a la economía mundial”, ha advertido.

El Ibex 35 está rompiendo la directriz bajista de medio plazo, y veremos si no crea un doble techo en los máximos semanales

¿Estamos ante una situación similar a la crisis de 2008? Para poder analizarlo, este medio profundiza en los datos relevantes: el endeudamiento del Ibex 35 y su comportamiento en los últimos 15 años. El selectivo español ha perdido más de un 42% desde los máximos de 2007. Desde 2009, ha dibujado un amplio rango lateral entre los 12.000 y los 6.400 puntos hasta la actualidad. En este momento, el Ibex 35 trata de luchar por consolidar los 9.000 puntos, tras una semana de pleno al verde.

Este comportamiento no se debe únicamente al fuerte tirón de las empresas con mayor peso en el índice, sino también al rebote experimentado en Wall Street en las últimas sesiones, tras fuertes correcciones ante el temor a una recesión en la primera potencia occidental. Si bien es cierto, la Reserva Federal de EE UU ha evitado pronunciar y dejar por escrito el término “recesión”, la realidad es que podría golpear en este país. Y en el mercado la frase es clara: cuando EE UU estornuda, Europa coge pulmonía. Más, cuando en el Viejo Continente hay una invasión de Rusia a Ucrania, pandemia y una crisis energética que ha desatado una inflación galopante.

EL ENDEUDAMIENTO BAJA EN LAS PRINCIPALES DEL IBEX 35

El Ibex 35 no es en sí un índice defensivo o un activo refugio. Sin embargo, sí da muestras de ser una “posible alternativa”, aunque “con pinzas”. Y es que, Morín no termina de fiarse del rebote registrado. “Estamos en un proceso de casi de estanflación económica, donde la inflación seguirá siendo un enorme problema en los próximos meses pese al giro de política monetaria”, ha sostenido.

Los datos demuestran que las grandes empresas. El endeudamiento y la alta deuda fue uno de los problemas para Telefónica en la pasada crisis de 2008. Sin embargo, José María Álvarez-Pallete, presidente de la operadora, ha realizado un cambio sin precedentes en el grupo para devolver la cotización a los cinco euros por acción. Su deuda neta sobre Ebitda se sitúa en las 2,69 veces frente a las 2,4 de hace una década. Sin embargo, el modelo de negocio no es el mismo y el sector está en plena concentración, un hecho que beneficia al operador.

En el caso de Iberdrola, se ha pasado de las 4,5 a las 3,6 veces; Repsol, por su parte, de las 2,13 a tan sólo 0,45 veces. Inditex, el gigante textil, el endeudamiento es capaz de cubrirse con la liquidez; mientras otras compañías como Grifols o Cellnex registran importantes subidas, hasta las 6,23 y las 5,96 veces en este 2022.

EL IBEX 35, ENCAJONADO

Pero el Ibex 35 debe ir paso a paso, consolidando paulatinamente sus niveles, pero los bancos centrales han mostrado mensajes poco tranquilizadores. Los analistas no se fían debido al daño que pueden hacer las subidas tan bruscas de tipos de interés a la economía.

En cuanto a la reconquista de niveles psicológicos en el Ibex 35, como los 10.000 puntos, en el corto plazo, Morín cree que aún sería un objetivo lejano debido a la inestabilidad del mercado. “La renta variable mundial debería de tirar con mucha fuerza, especialmente Wall Street para ver un acercamiento nuevamente hacia los máximos. En el caso del Ibex, tendría que ir paso a paso, consolidando los 9.315 puntos y a partir de ahí, los 9.500 puntos”, ha puntualizado.

Gráfico semanal del Ibex 35. Fte: Meigatrader

El Ibex 35 a corto plazo tiene como soportes los 8.500 y 8.200 puntos, mientras que la resistencia principal en este momento se encuentra en los 9.000 puntos, una cota que podría superar si el volumen va en aumento. No obstante, los gráficos no muestran figura técnica alguna que dé pistas sobre la posible tendencia a seguir en el corto plazo. “Está rompiendo la directriz bajista de medio plazo, y veremos si no crea un doble techo en los máximos semanales”, ha considerado.

EL IBEX 35 TOTAL RETURN, A UN PASO DE MÁXIMOS HISTÓRICOS

En el mercado español, por otro lado, se encuentra un índice prácticamente desconocido y poco seguido por los inversores: el Ibex 35 Total Return. Este selectivo incluye los dividendos pagados por las empresas y su cotización difiere del anterior precisamente por esta remuneración al accionista. Contando estos pagos, el Ibex 35 se sitúa tan sólo a un 5% de sus máximos históricos, en los 29.488 puntos y conquistados en febrero de 2020, un mes antes de la pandemia.

“El Ibex 35 con dividendos tuvo un mejor comportamiento que el mismo índice excluyendo la retribución del accionista”, según ha apuntado Meigatrader, premio en Bolsa 2014 a la mejor tuitera y una experta en el mercado de valores. De seguir la misma tendencia, el Ibex 35 que ahora lucha por los 9.000 debería cotizar muy cerca de los 16.000 puntos, conquistados en octubre y noviembre de 2007.

Diferencias entre el Ibex 35 sin dividendos (arriba) y con dividendos (abajo). Fte: Meigatrader

Para la experta, el Ibex 35 sin dividendos ha aguantado mejor debido a la ausencia de valores tecnológicos, los más castigados en la Bolsa de Nueva York.

A su juicio, la incertidumbre debe empezar a desaparecer si no hay más contratiempos. “Al mercado le gusta la tranquilidad para moverse por componentes económicos y políticos, pero no le gustan las sorpresas“. Por lo tanto, “las inminentes subidas de tipos en EE UU y en Europa ya están asumidas, aunque en los momentos de confirmación produzcan algún momento de aumento de volatilidad”.

“Lo normal será que todo se vaya normalizando aunque en los resultados empresariales aún se mantengan los balances de los malos momentos pasados”, ha considerado. No obstante, cree que las próximas subidas de tipos por parte del BCE hará subir la prima de riesgo en España. “Estamos en niveles récord de deuda, pero con un coste medio en mínimos“, ha indicado. En todo caso, ha indicado que el infierno se abriría en el Ibex 35 sin dividendo si pierde la cota del 7.000, un nivel que llegó a perder en marzo de 2009. Según ha comentado, el escenario se compagina con malos datos en los indicadores y el riesgo inminente de una estanflación, especialmente cuando se mira a China y sus restricciones para contener los contagios.

Relacionados