lunes, 08 agosto 2022

De IAG a Meliá: los valores turísticos que pueden hacer crecer al Ibex un 19%

El Ibex 35 lucha por perforar la barrera de los 9.000 puntos. Las tensiones inflacionistas, la situación energética y el embargo europeo al petróleo ruso que ha provocado alzas en el crudo siguen siendo factores que favorecen la volatilidad del mercado. Con la temporada de verano a la vuelta de la esquina, compañías turísticas como IAG o Meliá pueden ser el principal catalizador de revalorización del índice este año.

Aunque esta situación supone que el crecimiento de los beneficios del Ibex esté muy concentrado en pocos valores, con el riesgo que la circunstancia conlleva. Así lo reflejan los analistas de Bloomberg Intelligence en un reciente informe donde examinan las posibilidades del Ibex en los próximos meses del año.

Según el documento, el índice está recuperando terreno después de haber tenido un rendimiento inferior durante cinco años consecutivos, gracias al repunte del sector bancario, del energético y de los servicios públicos. “Con la valoración relativa del índice español de nuevo en territorio neutral, una nueva revalorización está ligada a un mayor impulso de los beneficios de los bancos internacionales, así como, fundamentalmente, de los nombres relacionados con los viajes y defensivos“, señalan los analistas.

En este sentido, destacan la reactivación del tráfico aéreo mundial como principal impulso para la tasa de crecimiento compuesto (CAGR) del Ibex hasta el 19%, frente al 11% del Stoxx 600, algo que, sin embargo, “pone de manifiesto el riesgo de concentración de los beneficios en el índice”. Este indicador mide la ganancia anualizada, en este caso, de la inversión en el índice español.

DE IAG A MELIÁ, EL POTENCIAL DE LOS VALORES TURÍSTICOS

Los expertos señalan a las cinco empresas pertenecientes al Ibex relacionadas con los viajes como el principal foco de crecimiento. De este modo, IAG, Meliá, Amadeus, Aena y Ferrovial, por su negocio aeroportuario, aglutinan la mitad del crecimiento del BPA (beneficio por acción) que los expertos de Bloomberg estiman para el Ibex 35. Si se excluyen estas empresas del cálculo, el crecimiento del BPA se reduciría a la mitad, hasta el 8,7%.

Además de las firmas del sector turístico, los grupos petroleros, los relacionados con la industria gasística y los de recursos básicos también representan la mayor parte del impulso del beneficio por acción del selectivo, de igual forma que ocurre en el índice europeo. Sin estos valores, entre los que se encuentran Repsol o Iberdrola, el BPA sólo subiría un 0,5% y el ratio de revisión sería del 6%, aseguran los analistas.

Sin embargo, las previsiones de revalorización para el Ibex, tras haber superado al Stoxx 600 en un 7,3% desde que se produjo la invasión de Ucrania el pasado 24 de febrero, parecen haber aminorado. “El recorrido alcista del Ibex se ha reducido, con una ganancia potencial del 17,7% frente al 24,5% del índice europeo más amplio“, argumentan desde la agencia de noticias.

LOS RECORTE DE ESTIMACIONES MANTIENEN LA INCERTIDUMBRE

Pero los valores turísticos no están viviendo las circunstancias macroeconómicas idóneas para volver a los niveles prepandemia y dentro del sector ya ha habido recortes de estimaciones, a pesar de la vuelta de las vacaciones. En este sentido, la recuperación de los beneficios tiene un largo camino por recorrer para las compañías del sector.

“Esas empresas son un lastre para el impulso de los beneficios, ya que su revisión ponderada del BPA ha bajado un 21% en los últimos tres meses, mientras que su BPA mixto a futuro sube un 13% impulsado por la recuperación esperada en 2023”, aseveran los analistas de Bloomberg. Si bien a medida que disminuyen las restricciones de Covid-19 en la mayor parte del mundo, “sus expectativas y revisiones de beneficios son mediocres en comparación con su nivel anterior a la pandemia y con el resto del mercado”, añaden.

Asimismo, los expertos señalan que el precio ponderado por el índice de los cinco valores del Ibex 35 mencionados está un 31% por debajo de su nivel prepandémico y que su beneficio por acción ponderado está un 65% por debajo. Unas cifras que sugieren que los beneficios todavía tienen un largo camino que recorrer para alcanzar la plena recuperación. “Esto es especialmente cierto en el caso de IAG, que está expuesta a la reducción del tráfico de China y al aumento de los costes del combustible”, sostienen.

LA BANCA SE BENEFICIA DEL AUMENTO DE RENDIMIENTOS

En cuanto al sector bancario, desde diferentes firmas de análisis ya se han mostrado optimistas con la solidez de las compañías españolas respecto a la posible desaceleración económica. De hecho es el segundo grupo con mejor comportamiento bursátil solo por detrás del que conforman las firmas energéticas. Aunque desde Bloomberg destacan a los exclusivamente nacionales (Caixa, Bankinter y Sabadell) frente al comportamiento que han tenido los los bancos internacionales (Santander y BBVA).

Esto se debe a que el panorama actual se muestra más cauteloso para Santander y BBVA en los mercados emergentes debido al menor crecimiento del PIB real y a la mayor inflación (12,2% en Brasil y 7,7% en México). Algo que provoca una mayor presión sobre los márgenes y las provisiones de crédito.

“El principal catalizador, según nuestro analista del sector, es el aumento de las expectativas sobre el margen de intereses derivado de las subidas de tipos previstas por el BCE (Banco Central Europeo), lo que beneficia más a los bancos nacionales, dado que una gran parte de su cartera de préstamos se basa en los tipos variables”, aseguran.

Más allá de la banca y el turismo, otros valores que pueden hacer crecer al Ibex 35 este 2022 se encuentran en los que se benefician de los altos precios de las materias primas. De esta manera, Repsol, ArcelorMittal y Acerinox ofrecen opciones de inversión, debido a que “cotizan con múltiplos históricamente muy bajos”, tal y como se destaca en el informe. La cotización de la petrolera presidida por Antonio Brufau acaba de volver a su nivel prepandémico, siendo los precios del crudo y su beneficio por acción futuro un 100% y un 68% más altos respectivamente.

IBERDROLA Y EL PLAN REPOWER EU

En cuanto a las acereras, el aumento de los costes energéticos podría contrarrestar la resistencia de los precios del acero, “lo que llevaría a que el consenso del BPA para 2023 fuera un 45% inferior al de este año. Con un PER medio para 2023 de 5,9 veces, muchas malas noticias parecen ya descontadas para ambos nombres”, aseguran los analistas. Aunque las tres empresas representan sólo el 6,5% del índice, sus beneficios por acción suman cerca del 20% según las estimaciones para 2022.

Respecto a Iberdrola, su principal catalizador en estos momentos es el programa Repower EU. El compromiso de la Unión Europea de reducir la dependencia del gas ruso es positivo para el Ibex 35, “ya que su mayor componente, Iberdrola (15% de ponderación), es uno de los principales beneficiarios del programa”.

La cartera de renovables de la empresa, de 21 GW (excluida la hidroeléctrica), es una ventaja para la compañía, que cuenta con un sólido historial de entrega de proyectos y economías de escala. “El plan de capex de 75.000 millones de euros de la empresa debería ampliar ese liderazgo, con una capacidad de 46 GW para 2025, y apuntalar las previsiones de Ebitda del 6-7% CAGR en 2022-26″.

“A pesar de una tasa de crecimiento de los ingresos netos del 8% en los últimos cinco años, el ROCE (rentabilidad sobre el capital empleado) de la empresa se mantiene estable en torno al 7%, con una elevada inversión de capital y contratos de precios a largo plazo que limitan el apalancamiento operativo. Además, la deuda neta aumentó en 15.000 millones de euros en 2015-21, con un aumento de 11.000 millones de euros de consenso para 2025”, destaca Bloomberg.

Relacionados