lunes, 08 agosto 2022

La herramienta con la que Blackstone iniciará la caza de los millonarios europeos

spot_img

 Blackstone no cesa en su empeño por ser uno de los fondos de inversión más influyentes del mundo. Pese a que el banco de inversión presidido por Stephen Schwarzman tiene un peso importante en el sector del inmobiliario, Blackstone quiere ir más allá. Es por ello por lo que el fondo estadounidense quiere adentrarse en el ‘privaty equity‘, una de las estrategias de inversión más clásicas y, a su vez, una de las más arriesgadas. El capital privado es una de las estrategias de inversión más complejas dentro del entorno financiero. 

De base, se trata de una herramienta destinada a un inversor con alto poder adquisitivo. Seguidamente entraña riesgo, principalmente, por la cantidad que se invierte de primera. También, es una inversión de largo plazo. Varios expertos apuntan a que las rentabilidades por inversión en capital riesgo comienzan a aflorar a los 3 años en el mejor de los casos. 

BLACKSTONE, PIONERA EN EUROPA

Blackstone quiere adentrarse en el mundo del capital riesgo con un claro objetivo: conseguir el dinero de los ricos europeos. La premisa es clara, y el fondo estadounidense es conocedor del enorme impacto que tiene el capital riesgo en los inversores de mayor poder adquisitivo. Bloomberg detalla que, a través de esta herramienta, Blackstone podría atraer miles de millones al creciente y arriesgado mundo del crédito privado. Y es que el banco de inversión estadounidense está dispuesto a crear un nuevo fondo de capital riesgo. De lograrlo, sería el primero de este tipo en Europa. 

SEGÚN BLOOMBERG, LOS PRÉSTAMOS DIRECTOS HAN EXPLOTADO HASTA SER UNA INDUSTRIA DE 300.000 MILLONES

Blackstone quiere entrar por la puerta grande al mundo del capital riesgo. Sabe que es un buen momento puesto que las inversiones han crecido exponencialmente en los últimos años. Bloomberg detalla que los préstamos directos han explotado hasta convertirse en una industria de 300.000 millones de dólares.  El fondo estadounidense tiene en la mirilla la cartera de los millonarios europeos. Blackstone quiere realizar nuevas inversiones a medida que le devuelven los préstamos, para así tener un flujo constante de comisiones para los gestores. 

UN MUNDO CON DEMANDA CRECIENTE 

El ‘privaty equity’ no es un mundo para todos los bolsillos. Además de que precisa tener un poder adquisitivo elevado, del mismo modo que el que se aventura a crear un fondo necesita tener un músculo financiero suficientemente fuerte, requiere tener un amplio dominio dentro del mundo de la inversión. Pese a ello, los expertos apuntan a que cada día son más los inversores que muestran interés por este mundo. Daniel Roddick, fundador de Ely Place Partners, asesor de gestores de fondos alternativos, expresó que “hay mucha demanda de crédito”. Ante la estrategia de Blackstone, el experto aseguró que “ha llegado el momento de que los particulares accedan a este mercado”.

LA ENTRADA DE BLACKSTONE EN EL CAPITAL RIESGO PUEDE ENGORDAR LA FIGURA DEL FONDO EN EUROPA

De llegar a consolidarse este nuevo fondo, Blackstone sería pionera en Europa. La operación puede entenderse desde un punto de vista en el que el fondo norteamericano quiere agrandar su presencia en el continente europeo. Pese a que este es uno de sus mercados fetiche (sobre todo en el sector inmobiliario), Blackstone quiere hacerse aún más fuerte utilizando el mundo del capital riesgo, el cual, está en auge. 

BLACKSTONE SE AFINCA EN LUXEMBURGO

El nuevo fondo de Blackstone estará regulado como una SICAV, tipo de empresas que en los últimos años se ha convertido en un habitual en el mundo de la inversión. A su vez, el nuevo fondo estará afincado en Luxemburgo. Amabas elecciones no están hechas al azar. De base, Blackstone quiere emular el éxito logrado en Estados Unidos, mercado en el que cuenta con una gran nómina de inversores de alto poder adquisitivo. Luxemburgo es el lugar idóneo para llevar a cabo este tipo de operaciones. 

Los expertos lo consideran el paraíso ideal para las grandes fortunas, objetivo de Blackstone. El país europeo ofrece numerosas facilidades a las empresas, sobre todo en materia de tributación y fiscalidad. Además, Luxemburgo es un país que cuenta con gran reputación en confidencialidad y privacidad, dos puntos que se antojan clave para aquellos inversores que apuestan una gran fortuna. 

BENEFICIOS DE LUXEMBURGO

La realidad es que el asentamiento elegido por Blackstone para llevar a cabo esta operación se ajusta perfectamente a lo que buscan. Un público con alto poder adquisitivo, con beneficios en lo que a fiscalidad y tributación se refiere, y que, además, cuida el aspecto de la confidencialidad. Desde hace tiempo, las empresas, indiferentemente de su tamaño, se han mudado a Luxemburgo a sabiendas de que las opciones que ofrece el país son mucho más beneficiosas. 

EL 11,4% DE LOS ACTIVOS QUE SE NEGOCIARON EN LUXEMBURGO FUERON ‘PRIVATY EQUITY’

Además, uno de los puntos a favor de Blackstone es que el capital privado fue el segundo tipo de activo más vendido en el país. El 11,4% de los activos que se negociaron en el país europeo fueron ‘privaty equity‘. Además, Luxemburgo es un país en el que la inversión ha crecido exponencialmente en el último año. En 2021 se alcanzó un máximo histórico de 5.900 millones de euros en activos bajo gestión. Es por ello por lo que la elección de Blackstone está hecha a conciencia. 

Todo apunta a que Blackstone se adentrará en el mundo del capital privado a través de su nuevo fondo. Una estrategia para dirigida a los europeos ricos con la que el fondo estadounidense quiere agrandar su figura en Europa. Blackstone ofrecerá nuevos servicios. El ‘privaty equity’ es la nueva baza del fondo estadounidense. Así, el banco de inversión con sede en Nueva York puede convertirse en el primer fondo que ofrece servicios de capital privado en Europa. 

Relacionados