viernes, 01 julio 2022

Solaria busca inversor en Generia para dominar la compra de terrenos en Europa

Solaria busca socios para Generia, su nueva empresa que se dedicará a la compra de terrenos. La firma fotovoltaica presentó el pasado lunes los resultados correspondientes al primer trimestre del año y sus planes de expansión internacional. En la estrategia de la renovable se encuentra la exploración de otros nichos de negocio, como es el de la compra de terrenos para su explotación en el campo de la energía renovable.

La compañía presidida por Enrique García-Tejeiro no descarta la entrada de un inversor en el accionariado de la nueva sociedad ni tampoco la posibilidad de fusiones y adquisiciones dentro de la empresa. Así ha confirmado la compañía en la llamada de resultados correspondientes al primer trimestre de 2022, en el que ha duplicado beneficios hasta los 20,5 millones de euros. En este sentido, la empresa creada por Solaria para esta actividad que busca dominar el suelo europeo ha invertido hasta la fecha 60 millones de euros en España, Italia, Alemania, Grecia y Portugal.

“Generia está suscitando mucho interés en algunos posibles socios. ¿Qué tipo de posibles socios? Fondos soberanos, fondos de infraestructuras y no rechazamos la posibilidad de fusiones y adquisiciones dentro de esta empresa“, ha asegurado José Arturo Díaz-Tejeiro, consejero delegado de Solaria, quien cree que esta alianza debe ser a medio y largo plazo.

100.000 HECTÁREAS ARRENDADAS EN 2027

La entrada de un socio financiero a la nueva compañía de la renovable se producen en un escenario de escasez de terrenos para proyectos de energías renovables en Europa. El directivo de la firma es consciente de la situación y así ha querido destacar la importancia del control del suelo dentro de la Unión Europea para el desarrollo de los proyectos renovables, por lo que la compañía pretende que Generia sea uno de los pilares fundamentales del grupo a largo plazo.

Los planes de la empresa fotovoltaica pasan por arrendar hasta 100.000 hectáreas a terceros para el año 2027 a un precio de entre 2.500 y 3.000 euros la hectárea a través de contratos ligados a la inflación a 30 años. El objetivo estratégico es conseguir una tasa interna de retorno (TIR) del 8% a través de este segmento de negocio. Además, las previsiones de Solaria para dicho año es obtener unos beneficios anuales de 300 millones de euros para todo el grupo.

Sobre la rentabilidad del proyecto y su estructura de deuda, Solaria recuerda que no poseen deuda corporativa, motivo por el cual han realizado una inversión de capital total en el proyecto. “Es la razón porque probablemente en el futuro Generia será una escisión de Solaria con un actor privado en las listas de la compañía, que generará ganancias en Solaria y, por supuesto, con reglas diferentes porque es razonable establecer un buen negocio”, ha destacado Díaz-Tejeiro.

EXPANSIÓN EN ALEMANIA E ITALIA

Además del nuevo proyecto, el impulso que busca Solaria para su negocio pasa por fortalecerse en los mercados italiano y alemán, especialmente en este último donde el cambio de paradigma energético es más que nunca una urgencia. Alemania es uno de los países europeos con mayor dependencia del gas ruso, motivo por el cual las prisas por voltear la situación hacia un mayor uso de energía renovable servirá de catalizador para empresas como la española.

Es por ello que la intención es ampliar su cartera de proyectos en ambos países, donde estiman un importante potencial de crecimiento. De hecho, el país germano tiene como objetivo llegar a los 215 GW de capacidad instalada para 2030. En Italia, la compañía ha ampliado su objetivo de crecimiento, pasando de 3 a 5 GW para 2030 como consecuencia de los “buenos avances y de la situación de mercado favorable”. Además, otro de los segmentos de mercado donde también tienen previsto expandirse es el eólico, llegando a una capacidad instalada de 1.200 MW a cierre del mismo año.

El futuro de la energía en Europa pasa por las energías renovables y, sin duda, Solaria es una de las mejor posicionadas a nivel nacional para salir beneficiada de la coyuntura geopolítica. Los planes de la Unión Europea para limitar la dependencia energética del gas ruso pasan por incentivar el sector de las renovables, situación que ha impulsado los títulos de la cotizada española hasta un 65% desde que comenzara la invasión de Ucrania. Aunque, tras la publicación de resultados la firma cae más de un 6% por la volatilidad de los mercados.

ARTURO DÍAZ-TEJEIRO COMPRA 50.000 ACCIONES

Pero los propios dirigentes de Solaria tienen plena confianza en el potencial de la compañía. Así lo ha demostrado el consejero delegado de la firma, Arturo Díaz-Tejeiro, que ha comprado 50.000 acciones este miércoles. El desembolso por el paquete accionarial a un precio de 21,62 euros el título, eleva la operación a algo más de un millón de euros, tal y como ha notificado la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Con esta compra ya son dos las adquisiciones realizadas por el directivo en pocos meses, tras la llevada a cabo a finales de 2021. Por aquel entonces aumentó su presencia en la firma con 130.000 acciones. Por su parte, Solaria ha aclarado en el comunicado que Díaz-Tejeiro no percibe ninguna remuneración, ni por su condición de consejero ni por la de CEO, además de no tener atribuido ningún programa de stocks options.

La empresa dedicada al desarrollo de energía solar fotovoltaica señala en la nota que se trata de “una clara apuesta de Arturo Díaz-Tejeiro Larrañaga por la compañía que tiene como objetivo alcanzar 18GW para 2030 y que acaba de anunciar su entrada en el sector eólico para proyectos de hibridación y la creación de Generia”.

Relacionados