domingo, 25 septiembre 2022

El beneficio por acción de Iberdrola se resentirá por el nuevo impuesto británico

Iberdrola mantiene el buen rumbo bursátil, habiendo consolidado su sorpasso a Inditex como mayor empresa por capitalización de mercado en el Ibex 35. Los analistas son optimistas respecto a su recorrido y, aunque es una de las mejores posicionas del sector, hay factores que pueden afectar a la rentabilidad de sus títulos. En este caso, el nuevo impuesto a las ganancias de productores energéticos que han introducido en Reino Unido puede afectar tanto a las cuentas como al beneficio por acción (BPA) de la compañía que preside Ignacio Sánchez Galán.

Si bien es cierto que el impacto es reducido, la nueva tasa temporal del 25% sobre las ganancias de empresas de petróleo y gas en el mercado británico tendrá su efecto en las finanzas de Iberdrola y así lo estiman los analistas. Desde Barclays consideran que la nueva medida afectará de manera limitada, pero que supondrá un impacto negativo del 10% en las actividades de generación de energía de la empresa. Esto se traducirá en 30 millones de euros al año en el beneficio neto según las previsiones del banco londinense.

«Estimamos que este impuesto potencial crea más incertidumbre a la hora de invertir en el mercado energético británico. Creemos que unos tipos impositivos específicos con regímenes fiscales diferentes para empresas del mismo sector pueden ser impugnados como discriminatorios, así como potencialmente clasificados como expropiación a través de los tratados de la Carta de la Energía», aseveran los analistas de Barclays en el último informe sobre la cotizada.

RECORTE AL BPA DE IBERDROLA

Asimismo, argumentan que en el caso de Iberdrola toda su producción se vende a través de contratos por diferencia, sin tener exposición a los precios al contado o a plazos. Un factor positivo a la hora de verse expuesto a los precios del mercado. «Recortamos ligeramente nuestra previsión de BPA para 2022 en un 1% a 0,65 euros (desde 0,66), reflejando un impuesto del 10% sobre el beneficio antes de impuestos para el beneficio neto de Iberdrola procedente de la generación renovable en el Reino Unido», destaca el banco.

Y de la misma manera recortan sus previsiones para esta ratio en 2023. La rebaja de los analistas para este ejercicio es también del 1%, desde los 0,71 euros hasta los 0,70. También los expertos de Renta 4 ven en la nueva regulación británica efecto negativo para el negocio de la energética. «Podría afectar negativamente, pero con impacto limitado al negocio eólico de Iberdrola (5% de nuestra valoración) aunque podría compensarse parcialmente por el negocio de comercialización (alrededor del 1% de nuestra valoración)», aseguran.

Pero esta situación no tendrá un impacto mayor en su cotización. Barclays sigue considerando a Iberdrola una opción de inversión rentable, fijando su precio objetivo en los 14 euros y aconsejando sobreponderar sobre el valor. «Asumiendo un valor del gasoducto de 4,8 euros/acción, creemos que el precio de la acción de Iberdrola está considerando el valor del gasoducto renovable durante tres años«, señala.

IBERDROLA COTIZA CON PRIMA FRENTE A SU COMPETENCIA

Asimismo, la entidad cree que esta situación no refleja «las fuertes ambiciones de crecimiento» de la compañía en el mercado renovable y «valora erróneamente» el segundo mayor pipeline de renovables en el sector europeo de las utilities. «Vemos margen para que Iberdrola pase a una calificación de utilidad de crecimiento debido a su potencial expansión hasta 2030″, destacan los expertos de la firma de inversión londinense.

También desde Renta 4 aconsejan sobreponderar y fijan su precio en los 12,7 euros por acción, de la misma manera que hizo Jefferies, firma que subió su precio objetivo recientemente de 11,5 a 12 euros. “Consideramos que las previsiones para el año fiscal 2022 están bien fundamentadas y vemos la resistencia de los beneficios a pesar de las deficiencias en la producción de energías renovables (principalmente hidroeléctricas) durante el primer trimestre”, argumentaron los expertos de la entidad.

Se suman así a los consejos de otras 22 firmas de inversión que recomiendan comprar acciones de Iberdrola y 10 que optan mantener el valor en cartera. La gasística no acumula ningún consejo de venta y cuenta con un potencial alcista del 10% otorgado por el consenso de mercado, que sitúa su precio objetivo en los 11,93 euros por título.

Pero algunos expertos creen que la compañía tiene ventaja sobre sus competidores. «Iberdrola cotiza con prima y mayor rendimiento frente a sus pares europeos«, indican los analistas de Bloomberg Intelligence en un reciente informe. En este sentido, los expertos señalan la ventaja que posee respecto a empresas como Enel, EDP y del propio índice Stoxx Europe 600 Utilities, «sobre la base de un EV-to-Ebitda a futuro», es decir, sobre su valor empresarial dentro del sector.

«La prima de Iberdrola con respecto a Enel puede atribuirse a su cuota relativamente más alta de ingresos contratados, que reducen el riesgo de precio y volumen, y a un plan de gastos centrado en menos países con alto grado de crédito, que limita el riesgo de ejecución y puede ofrecer mayores economías de escala», añaden los expertos.

Relacionados