viernes, 02 diciembre 2022

Aena se encomienda a la recuperación del tráfico aéreo para romper con la tendencia lateral

La temporada de verano está a la vuelta de la esquina y los valores turísticos están ansiosos de que se dé, al fin, un periodo estival acorde a lo que era hace un par de años. Aena es una de las firmas del mercado de valores que más sujeta está a la reactivación total del sector aeroportuario, el cual tiene un impacto directo en el turístico. En esas, la compañía capitaneada por Maurici Lucena ya adelantó que el volumen de pasajeros que maneja Aena notaría un crecimiento exponencial. 

La exposición comercial y la ubicación en el mercado tienen un estrecho vínculo con la demarcación bursátil de una compañía. En esas, una reactivación completa del tráfico aéreo podría traducirse en una apreciación de Aena en el Ibex 35. Pese a que, desde finales del pasado año y principios de este, las compañías turísticas han visto como poco a poco recuperaban su tráfico, este verano se antoja clave para hablar de una recuperación prácticamente total. Aena es consciente de ello, y sabe que de llegar a recuperar gran parte del negocio aeroportuario podría crecer en el selectivo español.

AENA SE MANTIENE EN LA TENDENCIA LATERAL

El precio actual de las acciones de Aena es de 141,70 euros. Los títulos de la gestora aeroportuaria son los segundos más caros por detrás de los de Acciona. La firma presidida por Lucena viene de firma un mes en positivo con una apreciación superior al 9%. Aena ha logrado salvar el impacto de la guerra entre Rusia y Ucrania, hecho al que sucumbieron prácticamente todas las empresas del mercado de valores español. A su vez, y teniendo en cuenta el momento actual del mercado, Aena está logrando paliar el efecto de la inflación. 

LA EMPRESA MARCA UNA LIGERA DEPRECIACIÓN DEL 0,39% DESDE QUE COMENZASE EL AÑO

Pese a esto, la compañía viene sumida en una tendencia lateral desde hace más de 19 meses. Es decir, Aena se mantiene en la horquilla de entre los 127,30 euros por acción y los 151,25 euros, precio máximo de los últimos dos años, fijado el pasado 5 de noviembre de 2021. Aunque la oscilación entre ambos valores es casi de 23 euros, la realidad es que Aena parece que se ha estancado en esa horquilla. Aunque el patrón lateral también muestra una ligera tendencia alcista, la compañía no logra romper de forma definitiva con el área de lateralización. 

UN VALOR PRÁCTICAMENTE INMÓVIL

Aena muestra velas bajistas y alcistas, pero siempre en la horquilla de los 127,30 y los 151,25 euros por acción. De hecho, el precio actual de sus títulos es de 141,70 euros. Para entender aún más esa tendencia lateral, la empresa española marca una ligera devaluación del 0,39% desde principios de año. Es decir, Aena prácticamente no se ha movido desde que comenzase el presente ejercicio. 

SIN ALINEAMIENTO DE LOS ANALISTAS 

Además de esto, las opiniones de los analistas son muy dispares unas de otras. Es decir, el consenso de mercado no está alienado en cuanto a lo que le espera a Aena en Bolsa. Mediobanco, BNP Paribas, Berenberg o Citi recomiendan mantener posiciones en la empresa semipública. CaixaBank y Grupo Sanatnder subretorna la acción de la gestora aeroportuaria. Por su parte, Banco Sabadell recomienda comprar títulos de la empresa. Distintas recomendaciones de varias casas de análisis. 

Deutsche Bank CONSIDERA que el aumento de pasajeros puede compensar parte de inflación en las tarifas

Es por ello por lo que la recuperación del tráfico aéreo puede ser uno de los factores que motiven la cotización de Aena. Según un informe emitido por Deutsche Bank, la recuperación del tráfico sigue siendo fuerte. Aún esto, la empresa alemana comenta que la guía del 68% del tráfico de la empresa española para el año fiscal 22 parece demasiada baja. 

Además de esto, el banco alemán expresa que, pese a que los costes son más elevados, la base de estos permanecerá aislada debido a los contratos plurianuales. Deutsche Bank comenta que el aumento de pasajeros puede compensar parte de inflación en las tarifas. 

Aena se mantiene en el área de lateralización a la espera de que el tráfico aéreo prosiga en su recuperación. Por el momento, la acción se mantiene estancada. Los inversores esperan que haya un factor que avive la acción y rompa de una vez por todas la lateralización en la que se encuentras desde mediados de noviembre de 2020. 

Relacionados