jueves, 07 julio 2022

Almirall encuentra su sustento bursátil en su producto “estrella”

Almirall remitió a la Comisión Nacional del Mercado de Valores una actualización de las pruebas que viene realizando sobre su producto “estrella” del futuro, Lebrikizumab. Este es un importante tratamiento contra la dermatitis atópica que “pretende conseguir el aclaramiento de la piel y controlar los síntomas debilitantes de la enfermedad, como el picor, además de mejorar la calidad de vida” según las declaraciones del doctor Andreas Pinter, director de investigación clínica del Hospital Universitario de Frankfurt, Alemania, quien a su vez es uno de los principales investigadores del ensayo ADhere. 

En esta fase III del proyecto denominado (ADvocate 1 y 2), Almirall informó que el 80% de los pacientes mejoraron el aclaramiento de la piel y la gravedad de la enfermedad a las 52 semanas bajo una dosificación una vez cada 2 semanas y una vez cada cuatro semanas.

Gracias a los nuevos datos, Almirall presentará la solicitud correspondiente a la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) para comercializar Lebrikizumab a partir del segundo semestre de 2022. Por su parte, el laboratorio Lilly tiene los derechos para desarrollar y comercializar Lebrikizumab en Estados Unidos y el resto del mundo, excepto Europa.

ALMIRALL SIGUE EN LA TENDENCIA BAJISTA

Al igual que lo mencionábamos en el artículo del 10 de mayo, la estructura técnica de la acción de Almirall se ha ubicado en posición de continuación bajista la cual fácilmente puede visitar niveles por debajo de los 8 euros por acción. Presionado por la entrega de los resultados del primer trimestre, la acción se ubicó por debajo de los 10,7 euros realizando la ruptura sólida del área de regularidad en el 61,8 retroceso de Fibonacci de la última extensión y al mismo tiempo ubicándose por debajo de ambas medias móviles exponenciales.

En el anterior artículo informamos que, si el precio logra ubicarse por encima de 11,8 euros nos permitiría identificar un punto de giro al alza con la ubicación de un primer objetivo en los máximos de 2021 arriba de 15 euros por acción. Al mismo tiempo, indicamos que el precio por debajo de 10,7 euros generaría una continuación bajista que buscaría nuevamente los mínimos creados por la pandemia en inmediaciones de 7,3 euros lo que significa cerca de un -30% de pérdida en valor.

Sin embargo, una vez el precio visite los mínimos mencionados y de acuerdo con la ubicación del índice de fuerza relativa que se encuentra en niveles extremos de sobreventa, puede presentar un impulso al alza en busca de la regularidad del ciclo donde comienza toda la estructura en inmediaciones de 11,3 euros. De seguro el mercado espera con ansias la puesta en marcha del fármaco Lebrikizumab en el comercio con lo cual impactará positivamente los resultados financieros y, por ende, el comportamiento de su acción. Caso contrario y de realizar una ruptura sólida de los mínimos creados por la pandemia, las acciones de Almirall estarían en riesgo de desplomarse y crear nuevos mínimos históricos.

Relacionados