miércoles, 29 junio 2022

ACS: castigo por la compra en Hochtief y con su bajista de cabecera apretando

ACS encadena ya cuatro sesiones consecutivas de caídas en el Ibex 35. La constructora de Florentino Pérez asume un castigo bursátil por el incremento de su capital en la alemana Hochtief, aunque analistas prevén que los efectos negativos sean a corto plazo. Mientras, AKO Capital, el bajista de cabecera de la compañía, volvió a incrementar su posición en corto poco antes de la operación esperando nuevas caídas en la multinacional.

Tras haberse aumentado su participación hasta el 53,6% del capital de la filial alemana desde el 50,4% anterior, los títulos de la compañía que dirige el presidente del Real Madrid no han hecho más que descender. Desde el anuncio, ACS pierde en torno al 9% de su valor de mercado, lastrado en la última sesión por el tono negativo que arrastran las bolsas desde el pasado viernes por las decisiones del Banco Central Europeo y la Fed para frenar la inflación.

“La reacción del mercado fue la lógica en estas situaciones donde el descuento aplicado en la colocación acelerada fue recogido directamente por la cotización de Hochtief”, comentaron desde Bankinter. Los analistas de la firma de inversión destacan que ACS también se vio afectada como principal accionista de la constructora alemana, “dado que supone además un peso relevante de su valoración (aproximadamente un 25% según nuestras estimaciones)”.

POCO IMPACTO EN ACS

A pesar de ello, los expertos creen que el impacto en las acciones de ambas compañías debería ser puntual y no afectar a las cotizaciones a medio plazo. Y en esta misma línea también se han posicionado otras firmas de análisis como Banco Sabadell, argumentando que se trata de una noticia de poco impacto para la caja de ACS. De hecho, la tónica general entre las firmas de análisis que siguen la evolución de la constructora de Florentino Pérez ha sido reiterar su recomendación de comprar los títulos de la compañía.

Sin embargo, otras entidades como Kepler Cheuvreux rebajó recientemente su consejo de comprar a mantener, aunque fijando su precio objetivo por encima del precio de mercado actual. Una decisión que también está influyendo de manera negativa en la cotización de la multinacional. Pero, al margen de la decisión de la financiera, la opinión del consenso de mercado recogido por Bloomberg mantiene el optimismo respecto al crecimiento de la compañía.

En este sentido, el potencial alcista que otorga el consenso se sitúa en el 26,8%, estimando un precio objetivo a doce meses de 30,95 euros por acción, frente a los 24,3 euros a los que cotiza actualmente la multinacional. Asimismo, de las 18 firmas de análisis que evalúan el comportamiento de ACS, son 12 las que aconsejan comprar sus títulos y 6 las que optan por el consejo de mantener el valor en cartera. En cualquier caso, la compañía no posee recomendaciones de venta, por lo que las entidades de inversión tienen fe en su crecimiento.

AKO CAPITAL SIGUE PRESIONANDO

Y, casualidad o no, días antes de que la cotizada se viera inmersa en esta racha bajista, el hedge fund que lleva años presionando a ACS volvió a incrementar su posición. Se trata de AKO Capital, el fondo londinense capitaneado por Patrick Hargreaves que acecha a diferentes compañías del Ibex 35, entre las que se encuentran actualmente ACS y la farmacéutica Grifols, a la que lleva presionando desde el verano de 2021.

De esta manera, el fondo de inversión aumentó su posición corta desde el 1,58% hasta el 1,61% el pasado 3 de junio, según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). A través de esta posición, AKO cuenta con un paquete accionarial de 4,65 millones de acciones valoradas en 117,67 millones de euros, una cifra que ha ido variando levemente a lo largo del año y que se sitúa cerca de su máximo histórico en la compañía.

Pero no es el único período en el que el fondo de inversión ha decidido tomar posiciones en corto contra ACS, sino que la firma lleva apostando por el mal rumbo de la constructora desde el año 2015, convirtiéndose en el fondo que más ha lastrado su crecimiento. Así, tomó posiciones en el capital social de la empresa con un 0,51% de las acciones, que ha ido aumentando a lo largo de los últimos siete años hasta más que triplicar el porcentaje.

MENOS BAJISTAS QUE EN 2021

A pesar de ello, la situación de ACS respecto a los hedge funds ha cambiado de manera radical desde el año pasado. La multinacional de Florentino Pérez llegó a tener hasta a tres fondos de inversión apostando en su contra solo en 2021, año en el que perdió más del 9% de su valor en Bolsa. En este sentido, tanto AQR Capital Management, como el temido Marshall Wace han ido rebajando sus apuestas contra ACS hasta situarlas por debajo del 0,5% del capital, el límite obligatorio por la CNMV para notificarlo.

A medida que la recuperación de la economía ha ido favoreciendo a los negocios de la compañía española, especialmente en el segmento de autopistas donde tiene mejores resultados, los fondos han salido de la empresa. De momento, AKO Capital es el único que sigue teniendo sus esperanzas puestas en que la firma del presidente del Real Madrid continúe cayendo en el mercado de valores. Solo el tiempo dirá si se trata de un buen negocio a costa de la constructora o Florentino Pérez saldrá ganador de esta batalla contra el fondo británico.

Relacionados