sábado, 25 junio 2022

Ray Dalio la toma contra Ana Botín y Carlos Torres en plena subida de tipos

Ray Dalio ha vuelto a apostar en contra del mercado español y esta vez sus víctimas han sido Ana Botín y Carlos Torres. El millonario dueño del mayor fondo de cobertura del mundo ha aflorado posiciones cortas en Banco Santander y BBVA, aprovechando la mayor exposición de ambos bancos nacionales a la situación inflacionaria y las subidas de tipos de la Fed y el BCE anunciadas el miércoles.

Si algo caracteriza a este tipo de fondos es el oportunismo con el que operan, esperando el momento justo para atacar a empresas cuya situación financiera o exposición al entorno macroeconómico puede hacerlas caer en el mercado de valores. En este contexto opera el gurú de Wall Street a través de su fondo, habiéndose forjado una temible fama entre numerosas cotizadas de todo el mundo.

El inversor es de sobra conocido en el Ibex 35, debido a sus irrupciones en el capital social de grandes empresas en plena pandemia. Compañías como Amadeus, Iberdrola y Telefónica sufrieron la presión bajista de su archiconocido hedge fund Bridgewater. También se posicionó en corto contra las entidades presididas por Botín y Torres en marzo de 2020, aprovechando el estallido de la crisis por la pandemia del Covid-19.

Ahora, aprovechando la mayor debilidad de ambas entidades en un entorno de tipos de interés al alza, Dalio ha vuelto a aparecer para sacar beneficio con sus caídas bursátiles. Lo ha hecho con dos posiciones en corto prácticamente idénticas el 13 de junio, según consta en los registros de la CNMV, que alcanzan el 0,51% en BBVA y el 0,52% en Santander. De esta manera, Bridgewater Associates acumula 34 millones de acciones por valor de 142,6 millones de euros en la primera firma y 88,82 millones de acciones por valor de 232,97 millones de euros en la segunda.

EL PROBLEMA DE LA SUBIDA DE TIPOS PARA BOTÍN Y TORRES

Los analistas han reiterado en diferentes ocasiones que, tanto BBVA como Santander, son los bancos más afectados por este factor macroeconómico, precisamente por su mayor exposición en mercados internacionales. BBVA y su operación en Turquía y ambas entidades con presencia en el continente americano son presas de la incertidumbre económica en la que viven inmersos los mercados actualmente. Mientras, los bancos principalmente domésticos han sido los que mejores valoraciones han obtenido frente a la coyuntura económica.

En este sentido, los expertos señalan que las bruscas subidas de tipos de interés pueden provocar un frenazo en la economía, desencadenando así un mayor riesgo de estanflación. Se trata de un escenario económico desfavorable para las entidades financieras, que las decisión tomada por la Fed este miércoles de subir los los tipos hasta en 75 puntos básicos a partir de julio ha terminado por confirmar. Es el mayor incremento que se recuerda en 28 años.

Por parte del Banco Central Europeo, la reunión de emergencia se ha saldado finalmente con la decisión de crear un ‘escudo’ para controlar las elevadas primas de riesgo de países del sur de Europa como España e Italia. Asimismo, ha anunciado que reinvertirá los títulos de deuda adquiridos en el marco de su programa de compra de deuda tras la pandemia (PEPP) de forma flexible a estos países.

Una decisión con la que el organismo pretende adquirir más deuda, presionando a la baja el rendimiento de sus bonos y conteniendo así su prima de riesgo. La subida de tipos de interés del BCE será de 25 puntos básicos y se espera que llegue también en julio. Y para terminar, este jueves le toca el turno al Banco de Inglaterra, con la duda de si se sumará a las decisiones tomadas por sus homólogos en Europa y Estados Unidos.

DALIO JUEGA EN CORTO ANTE UNA POSIBLE RECESIÓN

Pero los bancos españoles no son los únicos que han sufrido en los últimos días el ataque del fondo de inversión de Ray Dalio que gestiona más de 150.000 millones de dólares. BridgeWater Associates ha puesto el ojo en los mercados internacionales y ha sacado la billetera en algunas grandes compañías de diferentes sectores. Así, según consta en los registros de Bloomberg, el hedge fund ha aflorado hasta 14 posiciones en corto el 13 de junio, contando con BBVA Y Santander, y todas se encuentran entre el 0,51% y el 0,52% del capital de las compañías sobre las que se ha posicionado.

Una cartera de valores sobre los que espera caídas en un momento de alertas por recesión en la economía mundial. Entre ellas destaca ASML, el gigante neerlandés dedicado a la fabricación de las máquinas que a su vez fabrican los chips semiconductores tan necesarios y escasos en los últimos dos años. La farmacéutica alemana Bayer, la energética francesa Total Energies o el banco neerlandés ING son han sido otras de las víctimas de renombre sobre las que ha apostado en contra la firma norteamericana del famoso inversor.

En total, el fondo que capitanea Dalio ha acumulado posiciones bajistas en valores de renta variable por valor de más de 4.600 millones de euros. Una macro apuesta que va en línea con sus anteriores movimientos bajistas y las declaraciones en torno a la estanflación y la recesión económica que desde la firma de inversión han realizado recientemente.

La estrategia seguida por Bridgewater en los últimos días ha sido la de moverse a través de operaciones bajistas contra los bonos. Ray Dalio considera que apostar en contra de la deuda corporativa de Estados Unidos y de Europa es una de las mejores opciones para sacar rentabilidad a los mercados actualmente.

Relacionados