sábado, 26 noviembre 2022

Zapatillas por 285.000 euros: Nike vuelve a romper los esquemas del negocio más pujante de la moda

spot_img

La concepción de la moda ha cambiado enormemente con el paso de los años. Como no puede ser de otra forma, el textil es uno de los sectores que más se ha reinventado con el paso del tiempo. Y es que lo que hoy está de moda, mañana no. Esto ha llevado a que determinadas marcas textiles, que quizás hace no mucho estaban centradas en ropa deportiva, hayan dado el salto al negocio del lujo. Este tipo de salto viene dado porque esa marca se alía o colabora con una firma de alta costura. Un cóctel que tiene un claro sabor a negocio y rentabilidad

Nike es una de esas marcas que ha hecho más grande su figura en el sector textil dando el salto a la moda urbana. La marca deportiva con sede en Oregón ya era una de las más influyentes en el panorama textil por sus modelos de zapatillas. La enseña de Nike tiene un calado social enorme. Pese a ello, la compañía norteamericana ha querido ir más allá, y desde hace unos años, se ha convertido en una de las firmas de referencia en el mundo del streetwear

NIKE VISTE A DEPORTISTAS DE ÉLITE COMO CRISTIANO RONALDO, LEBRON JAMES O RAFA NADAL, ENTRE OTROS

La moda urbana ha explotado, y con ella, las marcas que hay detrás. Nike es una de ellas, y para muchos, la firma que viste a deportistas de élite como Cristiano Ronaldo, Rafael Nadal o Lebron James, entre otros, es la máxima exponente de un fenómeno que ya mueve millones de dólares. 

EL LUJO MUEVE MILLONES 

Lejos de lo que el streetwear era hace 20 años, las marcas han visto que el público, sobre todo el más joven, tiene un gran interés por vestir como los influencers, cantantes y demás personalidades que han llevado el mundo de la moda a otra dimensión. El negocio de la ropa ha dado un giro de 360 grados en poco tiempo. La inversión en artículos de lujo, limitados, exclusivos…ha ido más allá. Las piezas, pese a que muchas de ellas tienen un valor desproporcionado, se ven como un artículo que más pronto que tarde puede revalorizarse más de un 100%. Gran parte de la culpa de esto la tienen las firmas de lujo que se han aliado con marcas más cercanas al público

EL SECTOR TIENE POTENCIAL ECONÓMICO PARA ALCANZAR LOS 25.200 MILLONES DE EUROS PARA 2030

De inicio, las Balenciaga, Dior, Prada o Louis Vuitton, han visto en el streetwear una oportunidad de acercarse a un público más joven. El potencial consumidor de estas marcas era gente con un elevado poder adquisitivo con una edad de entre 40-60 años. Ahora, las marcas de lujo han puesto el foco en los bolsillos de influencers, cantantes, y demás personalidades de 20-25 años que pueden permitirse gastar 600 euros en unas zapatillas

NIKE, EL ALIADO DEL LUJO

Y como no puede ser de otra forma, el lujo ha visto en Nike al mejor aliado para catapultar su negocio a otra dimensión. La marca estadounidense se ha ganado por sí sola ser el eje de la moda urbana. Nike está en la cumbre del streetwear y de la inversión en sneakers, que al fin y al cabo, son las piezas que mueven este mundo.

Las zapatillas de Nike se han convertido en un elemento codiciado por la mayoría de los jóvenes que tienen interés en el streetwear. A su vez, las sneakers han abierto una posibilidad de inversión que reporta cantidades importantes de dinero a quienes apuestan por este mercado a través de la compra y la venta. La exclusividad, lo limitada que sea una pieza, si detrás de ella hay una importante colaboración, son algunos de los puntos cardinales que pueden hacer que una zapatilla llegue a valer miles de dólares

NIKE REPITE EL ÉXITO DE DIOR 

El mejor ejemplo de esto es la colaboración entre Nike y Dior. Ambas marcas se unieron para hacer una zapatilla que para muchos es única e irrepetible. Combinar la silueta de la Air Jordan 1 con la calidad de la firma francesa es una mezcla que se traduce en dinero. De hecho, la Jordan de Dior es una de las zapatillas más codiciadas y caras del mercado. Con un costo de hasta 8.000 dólares, las ganancias para quien las vende pueden ser de hasta 8 veces más con respecto al precio base. 

LA EXCLUSIVIDAD, EL LUJO, LO LIMITADA QUE SEA LA PIEZA…SON ALGUNOS MOTIVOS QUE ENSALZAN EL VALOR DE LA ZAPATILLA

Aún ello, y cuando parecía que no habría ninguna otra zapatilla que pudiera destronar a la Nike por Dior en cuanto a exclusividad, lujo y precio, ha aparecido la Nike por Louis Vuitton. La marca deportiva ha repetido la fórmula del éxito, solo que ha cambiado de aliado. Louis Vuitton es una de las marcas más prestigiosas y solo apta para carteras importantes. Pese a que puede parecer que las condiciones son similares a la colaboración entre Nike y Dior, la coalición entre la marca estadounidense y LV ha ido más allá. 

LOUIS VUITTON ENTRA POR LA PUERTA GRANDE 

Nike ha utilizado su modelo por excelencia, la Air Force 1, para crear la que para muchos será la zapatilla más cara de la historia. La Air Force 1 por Louis Vuitton es un modelo único, no solo por la colaboración entre estas marcas, sino porque ha sido la última creación de Virgil Abloh, diseñador de Louis Vuitton y uno de los motivos que explican el crecimiento del streetwear. El diseñador falleció el pasado 28 de noviembre. Abloh cerró su legado con la creación de 47 modelos distintos y exclusivos de Air Force 1 por Louis Vuitton. Pese a ello, el par por excelencia es el que combina los colores tostados clásicos de la casa francesa, que además viene con un maletín especial. Solo se han hecho 300 en todo el mundo. 

Nike Air Force x Louis Vuitton
Par Nike Air Force x Louis Vuitton

Para hacerse con un par, la única vía era a través de la prestigiosa casa de subastas Sotheby´s. Esto muestra el enorme crecimiento e influencia de la cultura de la moda, que para muchos es un arte. Lejos de la casa de subastas, la otra forma es pagar para conseguir un par. Ha habido compradores que han llegado a desembolsar hasta 285.000 euros, lo que la convierte en la zapatilla más cara del mercado. La exclusividad es una característica preciada, y que, a nivel monetario, suele reportar dinero. Aunque el montante a pagar es muy elevado, lo más probable es que el par valga mucho más en un futuro no muy lejano.

Nike lo ha vuelto a hacer. La marca norteamericana ha roto los esquemas del que sin duda es el negocio más lucrativo de la moda. La inversión trasciende a lo que para muchos es un arte. Las zapatillas se han convertido en bienes preciados, y para quienes están interesados en la compra y venta de este tipo de productos, hacerse con un par de este calibre supone un desembolso elevado, pero también tener la seguridad de que están invirtiendo en algo que en poco tiempo puede valer mucho más. La exclusividad, una colaboración con una firma de lujo, un diseñador de renombre detrás del par…son alguno de los motivos que ubican al par como uno de las piezas más limitadas y codiciadas del mundo. 

Relacionados