sábado, 02 julio 2022

Grifols, ACS y Mapfre recogen el inesperado regalo de Powell

Las subidas de interés de la Reserva Federal de Estados Unidos han puesto en relieve la tormenta perfecta sobre los mercados de deuda, las divisas y las Bolsas. Sin embargo, este brusco movimiento de la FED, dirigida por Jerome Powell, se ha convertido en un regalo inesperado para las compañías del Ibex 35 con fuertes intereses en la primera potencia de Occidente, incluso sobre las que arrastran una elevada deuda.

ACS, Banco Santander, Iberdrola, BBVA, Grifols, Acerinox, Gestamp, Mapfre, Grupo Antolín y Ferrovial son las empresas españolas con mayor exposición a Estados Unidos. Todas ellas se están beneficiando de la devaluación del euro frente al dólar, un par de divisas que se dirige hacia la paridad, aunque aún sin conseguirlo. El Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC) decidió incrementar el precio del dólar en un 0,75%, la mayor subida en 30 años, la pasada semana y dejó los tipos entre el 1,5% y el 1,75%.

EL INMOVILISMO DE LAGARDE AFECTA A LAS COMPAÑÍAS DEL IBEX 35

La medida provocó un incremento sustancial de otros bancos centrales, como los de Suiza, Inglaterra y Brasil, mientras el Banco Central Europeo, con Christine Lagarde a la cabeza, mantiene su inmovilismo y tan sólo apunta a un incremento tímido de los tipos en julio, del 0,25%. Sin embargo, todo está por ver ahora qué ocurrirá con el precio del euro en septiembre. Este efecto provocará, si la demanda no se contrae en Estados Unidos, unos ingresos recurrentes en ACS, Iberdrola, Mapfre y Grifols, así como en el resto de compañías anteriormente mencionadas a la hora de recalcular el cambio de divisa en los resultados empresariales. “Es un factor clave ahora mismo para estas compañías”, ha indicado Sergio Ávila, analista de IG Markets a preguntas de INVERSIÓN.

Asimismo, Grifols se beneficiaría también por la contracción económica. Y es que, la recompensa por las donaciones de plasma elevarán la recolección durante los próximos meses, siempre y cuando no se adopten medidas como un cierre de la frontera entre Estados Unidos y México. De esta forma, Grifols podría incrementar aún más la recolección de plasma en este segundo trimestre del año, unos datos que se darán a conocer en julio. Para el analista, esta proyección podría disparar aún más la recolección de plasma si la situación empeora en EE UU. Los mexicanos cruzarán la frontera para recibir el dinero correspondiente. Y es que, los propios directivos de la líder de hemoderivados lo repitieron hasta la saciedad en su última Junta de Accionistas. “El plasma ha vuelto” fue el mensaje más claro.

GRIFOLS IMPULSARÍA LA RECOLECCIÓN DE PLASMA EN EL SEGUNDO TRIMESTRE POR MIEDO A LA RECESIÓN

En los tres primeros meses del año se constató esta recuperación en el plasma. El incremento en la recolección fue del 16% respecto al mismo periodo de 2021. Estas cifras suponen volver a los niveles previos a la pandemia. La división Bioscience, que incluye todo este negocio, lideró las ventas de Grifols. La multinacional catalana ostenta en este momento más de 400 centros de plasma, diversificados, aunque la mayor concentración se sitúa en Estados Unidos.

Por ello, el 64% de los ingresos del grupo se concentran en ese país. incremento del 16% en las donaciones de plasma durante el primer trimestre del año en comparación con el mismo período de 2021. Según ha informado la empresa en un comunicado, las cifras suponen recuperar los niveles semanales de plasma previos a la pandemia. Asimismo, Grifols ha superado ya los 400 centros de plasma a nivel mundial. Tras alcanzar los 400 centros de plasma, Grifols continúa explorando más mercados para incrementar las donaciones. En concreto, se ha fijado en Francia y Grecia. La catalana, además, mantiene su objetivo de reducir su ratio de endeudamiento a cuatro veces sobre Ebitda frente a las siete veces que registra en la actualidad.

BIDEN PODRÍA RECORTAR SU PLAN DE INFRAESTRUCTURAS SI EEUU ENTRA EN RECESIÓN

No lo tendrán fácil las constructoras con este incremento de los tipos de interés en Estados Unidos. La más que posi ble entrada en recesión en Estados Unidos podría provocar intensos ajustes en el gran plan de infraestructuras de Joe Biden, así como un menor tráfico en los peajes. Y es que, el FOMC quiere ahogar a la demanda para contener la inflación.

Biden lo va a tener complicado para dar continuidad a este plan si el país entra en recesión

El presidente de Estados Unidos “lo va a tener complicado para dar continuidad a este plan si el país entra en recesión“. Ávila cree que es el escenario más probable al que se dirige la economía y las incógnitas se centran en la intensidad y duración. “Con las economías en recesión, el gasto público tiene que ser contenido para evitar incrementar la deuda. Y es que, la caída del PIB con la misma deuda empeora la ratio de endeudamiento. La deuda pública estadounidense supera con creces los 30 billones de euros y con las tasas al alza, emitirla conlleva un significativo sobrecoste. Países como España, Portugal, Italia y Grecia también afrontan un negro escenario en la deuda pública, pero también en la privada.

ACS verá mermados sus ingresos en las autopistas de peajes debido al alto precio de los carburantes, que podrían provocar una reducción del tráfico, tal y como se ha visto en otras crisis. Para Avangrid, la filial de Iberdrola en ese país, “se espera que los ingresos este año se mantengan estables, con un ligero aumento del 2,4% hasta los 7141 millones y el beneficio por acción normalizado crezca tan solo un 2,6%”, ha indicado Ávila.

GRIFOLS, EN RECUPERACIÓN; MIENTRAS AVANGRID ESPERA MANTENER SOPORTES CLAVE

En cuanto al análisis técnico y una posible entrada en ACS, Avangrid y Grifols, Ávila destaca a la líder de hemoderivados, al que define como un “valor en recuperación“. Su primer soporte se sitúa en los 17,46 euros, pero ha esquivado una perforación de este nivel. En la jornada del viernes, Grifols recuperó con algo de fuerza y se acerca ahora a los 18 euros por acción. Sin embargo, su primera resistencia importante se sitúa en los 19,30 euros, según ha analizado el experto de IG Markets.

“El escenario más probable es que continúe su recuperación. Es un valor que se puede añadir a cartera ajustando stops de pérdidas por debajo de los 17,40 euros”. El analista otorga un fuerte incremento potencial del 13% al apuntar un precio objetivo de 20,31 euros por título.

ACS, por otro lado, tiene el objetivo técnico activado por un doble techo en los 28,70 euros por papel. “Lo más probable es que termine cumpliéndolo”, ha sostenido el analista. A su juicio, el soporte clave son los 23,4 euros, “mientras cotice por encima se puede tener en cartera”. A corto plazo, el suelo del mercado se sitúa en los 23,94 euros.

Iberdrola, por su parte, tiene el objetivo alcista activado por doble suelo hasta el entorno de ellos 11,95 euros. En este momento y a corto plazo, la eléctrica dibuja una “fase correctiva, pero podría estar cerca de hacer un suelo”. Para activar el escenario es crucial evitar la pérdida de los 9,6 euros por acción. “Si empezamos a ver sucesión de mínimos y máximos crecientes en los próximos días sin que haya perdido ese nivel, se podrá añadir a cartera”, ha zanjado.

Relacionados