sábado, 26 noviembre 2022

Inditex: las voces discordantes del mercado desconfían de su crecimiento

Inditex publicó el 8 de junio los resultados correspondientes al primer trimestre del ejercicio, superando las expectativas de los analistas y tranquilizando a los inversores. Las opiniones entre los expertos sobre el buen rumbo de la compañía que lidera Marta Ortega de cara a lo que resta de año ha sido casi unánime, pero hay voces discordantes en el mercado que desconfían de la estrategia de la multinacional gallega por los potenciales riesgos a los que se enfrenta.

Las expectativas de crecimiento limitadas a largo plazo por el cambio en los patrones de consumo o el estancamiento de las ventas en el segmento online son algunos de los factores que señalan los expertos menos optimistas con Inditex. Así lo reflejan en un reciente informe analistas de Bloomberg Intelligence, donde destacan que la textil «está asumiendo unas expectativas de crecimiento reducidas de un solo dígito» frente a la registrada a mediados de década.

En este sentido, indican que la vieja fórmula de abrir más tiendas en más países «no se traduce fácilmente en un mundo omnicanal, especialmente a medida que proliferan los marketplaces«. Los cambios en los patrones de compra de los consumidores, especialmente desde la pandemia, y la mayor competencia en los países en los que opera son las principales razones que señalan los analistas como causas principales del limitado crecimiento.

Aunque los ingresos y los beneficios de explotación se están recuperando tras los cierres, algo que sitúa la tasa de crecimiento en ventas por encima de los niveles actuales, desde la firma de análisis consideran que esta situación no podrá mantenerse en el tiempo. Además, el lento progreso en China, un país de crecimiento potencial, y la salida del mercado ruso, para el que han provisionado 216 millones de euros, se suman a la lista de factores negativos.

INDITEX TIENE QUE CAMBIAR SU ESTRATEGIA DE EXPANSIÓN

Los analistas también ponen en el punto de mira la estrategia internacional de la compañía que lidera el sector minorista de la moda, siendo Zara su buque insignia. De esta manera, creen que la mayor prevalencia de las ventas de ropa online «apunta a la necesidad de cambiar la estrategia de expansión y comercialización» de la empresa.

«Poner tiendas en el mayor número posible de lugares para mostrar el flujo regular de la nueva moda era la antigua herramienta de marketing, una política que ya está siendo atenuada por la consolidación de múltiples unidades en tiendas más grandes para cada marca», añaden. Se trata de un proceso que todavía sigue vigente incluso en China, país donde se ha producido un descenso de establecimientos desde los 580 hasta los 303 en los últimos cuatro años o en Brasil, habiendo pasado de 72 a 51 tiendas en el mismo período.

A este respecto, el informe asegura que las tiendas restantes suelen ser distintivas y actúan como «faros de marketing», algo que debería empezar a realizar a través del negocio online. «El mayor compromiso en línea también puede abrir el potencial del marketing electrónico, aunque la mayoría de los minoristas luchan por tener algo más que porcentajes de apertura de un solo dígito», explican los expertos.

El cambio de la multinacional y su apuesta por el online es clara, teniendo como objetivo que este segmento represente el 30% de las ventas totales del negocio en el año 2024. Sin embargo, los expertos consideran que dichas ventas están, en el mejor de los casos, «en una meseta» y le queda mucho por recorrer si quiere alcanzar las cifras prometidas. «Inditex ni siquiera ha construido un sitio web desde el que vender todas sus marcas, aunque las marcas de Inditex están en T-Mall y, en algunos países, en Zalando», argumentan.

PIERDE LA VENTAJA DE FIJACIÓN DE PRECIOS

Los expertos de Bloomberg no son los únicos que desconfían del crecimiento potencial de Inditex, sino que firmas como la alemana Deutsche Bank también se ha mostrado escépticas tras los resultados presentados por la textil. La entidad cree que la ventaja de Inditex para fijar precios antes que sus competidores en el sector minorista se de desvanecerá en un escenario marcado por la inflación y el menor gasto de los consumidores.

«Esperamos que el crecimiento de las ventas se ralentice a medida que el gasto de los consumidores se debilite (aunque creemos que la ropa se ralentizará después del verano) y esto pesará sobre cualquier expansión múltiple que pueda verse a corto plazo«, reseña en un reciente informe.

La sólida generación de efectivo y la atractiva rentabilidad por dividendo siguen pesando a la hora de ver a Inditex como un valor con potencial, sin embargo, desde Deutsche Bank creen que existen otros factores que diluyen esta percepción sobre la compañía. «Las razones para poseer las acciones han cambiado y aquellos que buscan un mayor crecimiento de las ventas y los márgenes probablemente estén mejor buscando el espacio del lujo, dada la diferencia de valoración», aseguran los analistas.

En este sentido, consideran que la capacidad de repercutir la inflación en los precios es un factor importante en este mercado para los inversores e Inditex «no ha sido tan claro en cuanto a los beneficios del aumento de los precios medios de venta para apoyar el crecimiento de las líneas superiores».

Asimismo, la compañía dijo que la espiral inflacionista ha afectado a muchos de los costes de los bienes y servicios que componen su cadena de valor, por lo que los expertos del banco alemán suponen que esta situación ya se está trasladando a un mayor coste de los bienes vendidos.

SE ADELANTÓ SUBIENDO LOS PRECIOS, PERO LA INFLACIÓN IGUALARÁ LA COMPETENCIA

Una de las razones del liderazgo de la compañía de Amancio Ortega en el sector es la rapidez de adaptación a los cambios del mercado. Es por ello que la subida de precios que protagonizó durante el primer trimestre de 2022 sirvió para prevenir la situación inflacionaria antes que sus competidores. El aumento en los precios de sus productos de Zara hasta en 12 mercados, tal y como publicó la financiera UBS, ha venido marcando el rumbo entre las compañías del sector y, según cree Deutsche Bank, Inditex seguirá con esta estrategia.

«Con la previsión de un margen bruto estable para todo el año, creemos que este aumento temprano de los precios reflejó las presiones inflacionistas más amplias e Inditex lo vio antes que sus pares. Dada su cadena de suministro generalmente corta, ha habido más aumentos de precios de lo que se sugiere y habrá más aumentos en los precios de venta por venir«, destacan los expertos de la firma.

Asimismo, a medida que sus competidores se pongan al día con la subida de precios para hacer frente a la inflación, «no veremos un aumento de la proporción del gasto en ropa y, por lo tanto, o bien los precios no se mantendrán o el diferencial de valor se ampliará e Inditex parecerá más caro».

Relacionados