jueves, 30 junio 2022

Los analistas no repliegan velas en IAG pese a estar colmada de riesgos

IAG es uno de los valores más castigados del Ibex 35 en lo que llevamos de año. El que presumía ser el ejercicio de la recuperación para el holding de aerolíneas, por el momento está siendo un año marcado por la volatilidad y la incertidumbre financiera. La compañía dirigida por Luis Gallego no arranca en el selectivo español. De hecho, la firma de aerolíneas marca una depreciación anual superior al 23%. Hoy por hoy, el precio de sus títulos es 1,38 euros, lo que significa que IAG está por debajo del suelo que tocó tras los descensos generados por la guerra entre Rusia y Ucrania. 

Precisamente ha sido el conflicto bélico uno de los originadores de los descensos de IAG en Bolsa y, además, uno de los lastres a nivel comercial. Y es que cuando parecía que la compañía se estaba alejando de la problemática de la Covid-19, la guerra ha cogido el testigo del virus para ser el principal problema de la empresa hispano-británica. Lejos de que los vuelos tanto a Ucrania como a Rusia se han paralizado, el conflicto armado está dejando unas secuelas en el entorno macroeconómico que están afectando de lleno a IAG. 

LA INFLACIÓN SACUDE

Antes de que estallase la guerra en el este de Europa, uno de los problemas que ya tenía vigencia y que ha engordado a raíz de la invasión rusa en tierras ucranianas, era la inflación. La crisis de las materias primas es uno de los escollos que sacuden a todas las empresas. En el caso particular de IAG, el combustible, además de ser necesario, es un dolor de cabeza para la firma cotizada del Ibex 35. Y es que, hoy por hoy, el precio del combustible es un 120% más alto que a finales de 2019. 

EL PRECIO DEL COMBUSTIBLE ES HOY UN 120% MÁS ELEVADO QUE A FINALES DE 2019

Los costes inflacionarios están teniendo una repercusión abrupta en el negocio de IAG, que mantiene el optimismo atendiendo a que la evolución del segmento premium y los viajes de negocios están a su nivel más elevado desde el inicio de la pandemia. Hay síntomas de recuperación, e IAG está a la espera de los viajes en temporada estival. La propia compañía afirmó que esperan cerrar 2022 con beneficios. 

PRECIOS MÁS ELEVADOS, MENOS CLIENTES PARA IAG

Aún esto, la principal inquietud del holding de aerolíneas sigue siendo recuperar el tráfico. Y es que los altos costes de las materias primas, sobre todo del combustible, van a tener un impacto directo en las tarifas, lo que puede suponer una ralentización a la hora de recuperar clientes. La inflación sigue cabalgando a niveles récord, lo que ha llevado a que todas sus empresas ajusten sus parcelas comerciales para tratar de paliar el efecto inflacionario y mantener el margen de beneficios. 

La demanda de clientes podría reducirse significativamente si las aerolíneas reflejan todos estos aumentos de costes en las tarifas

Bloomberg

Los analistas de Bloomberg detallan que “la demanda de clientes podría reducirse significativamente si las aerolíneas reflejan todos estos aumentos de costes en las tarifas cuando se produzca la recesión”. “Es posible que se produzca cierto grado de reducción de los márgenes”, sostiene los analistas del portal de noticias. 

IAG SE ESTÁ ADAPTANDO 

En el caso de la aerolínea, es evidente que los costes se tienen que reflejar en las tarifas de vuelos. Es por ello por lo que se mantiene en vilo si realmente IAG logrará recuperar el número de tráfico que estimaban a inicios de año. Quizás el ritmo es menor al que podrían atisbar hace tan solo seis meses. 

IAG CUENTA CON UN POTENCIALR RETORNO DEL 56% EN EL IBEX 35

IAG está intentado cambiar de estrategia adaptándose a las compañías de vuelos más baratas. Además de ello, han puesto el foco en los viajes de corto trayecto, los cuales pueden venir bien para aligerar costes, sobre todo en combustible. 

EL CONSENSO DE MERCADO ES FAVORABLE 

La compañía sigue sin coger el vuelo en el mercado de valores. Pese a ello, los analistas mantienen la confianza en un valor que tiene un potencial retorno del 56%. Las casas de análisis son conscientes de todos los riegos a los que se expone IAG. Pese a ello, el consenso de mercado es favorable a la compra de títulos del holding de aerolíneas. CaixaBank recomienda comprar acciones de la empresa, e instala el precio objetivo en 2,60 euros; JB Capital Markets se suma a la misma recomendación, y son más optimistas con el precio de la acción de IAG, ubicando el precio objetivo en 2,70 euros. 

Kepler Cheveraux, AlphaValue, o Bernstein son otras de las casas que muestran optimismo con respecto a la adquisición de acciones de la empresa hispano-británica. Los analistas ven potencial y recorrido alcista a una empresa que, por el momento, es de las más castigadas del selectivo español.

Relacionados