viernes, 01 julio 2022

Iberdrola, Endesa y Naturgy pierden 3.100 M€ por el nuevo hachazo del Gobierno

El Gobierno trata de maquillar el fracaso del tope del gas con una subida de diez puntos en el Impuesto de Sociedades para las compañías eléctricas. El globo sonda lanzado por la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, que no tiene competencia sobre este asunto, ha provocado una honda brecha en la cotización de Naturgy, Endesa e Iberdrola, por un valor total de casi 3.100 millones de euros desde los recientes máximos.

La también vicepresidenta segunda ha considerado que las energéticas deben aportar una mayor parte de sus beneficios para contener los altos precios de la luz. La medida tiene como objetivo recaudar entre 1.500 y 2.000 millones de euros, según apuntan varios cálculos provisionales realizados por economistas. Sin embargo, la medida aún no tiene el visto bueno del Gobierno y abre la puerta a una nueva división interna.

DÍAZ DESCARGA LA CULPA EN IBERDROLA TRAS EL FRACASO DEL TOPE DEL GAS

La propuesta de Díaz llega justo después de constatarse el fracaso del tope del gas, que ha elevado la factura para los consumidores acogidos a la tarifa regulada, mientras que el gran beneficiado, Francia, está realizando una mayor demanda energética de España al abaratarse las compras. Asimismo, este mecanismo obliga al Estado a compensar a las eléctricas por la diferencia entre el precio de compra y venta, un dinero que sale del bolsillo del consumidor.

El presidente de Naturgy, Francisco Reynés
El presidente de Naturgy, Francisco Reynés

Díaz ha incidido en señalar a las eléctricas como las únicas culpables de estos elevados precios, sin realizar un ápice de autocrítica ni proponer una bajada de impuestos en los diferentes conceptos de la factura. De esta forma, el Gobierno es uno de los grandes beneficiarios al continuar recaudando el IVA, los impuestos de los peajes y otros tributos incluidos.

A su juicio, el Gobierno ha actuado con “rapidez y determinación“. Una frase que sorprende dadas las medidas que se han adoptado desde finales de junio del pasado año. Pese a que los precios energéticos subieron con fuerza durante el segundo trimestre del año, el Gobierno tardó un mes más en reducir el IVA respecto a otros países, como Portugal.

EL GOBIERNO NO BAJA MÁS LOS IMPUESTOS A LA FACTURA

La excusa hasta entonces fue que Bruselas impedía reducir este impuesto. Poco después realizó un cambio en los impuestos a la producción de la energía, establecido en el 7%, para eliminarlo por completo, mientras rebajó el impuesto a la electricidad al 0,5%. Sin embargo, el Ejecutivo aún recauda en tributos hasta el 50% del total de la factura. Margen hay.

No obstante, estas medidas se eliminarán el próximo 30 de junio, y el Ejecutivo tendrá que prorrogarlo el próximo 30 de junio, como ocurre con la subvención a los carburantes. “Es imprescindible reforzar la protección de la ciudadanía y avanzar en medidas que potencien la transición energética”, ha afirmado. En lugar de reducir los gravámenes, Díaz ha apostado por continuar las medidas populistas de Francia, como entregar un cheque de 300 euros para los más golpeados por esta crisis. “Ante la subida de los precios por la inflación, toca proteger a las familias y su poder adquisitivo”, ha afirmado Díaz, mientras aún no se ha sentado con los sindicatos para negociar las alzas salariales.

Con todo, los inversores de las eléctricas han dado buena cuenta de este relato y han desatado las ventas en el sector. Las consecuencias en el Ibex 35 son evidentes, al frenar la remontada desde el suelo realizado en los 8.000 puntos. Asimismo, Iberdrola ha sido la más castigada en valor absoluto, con la pérdida de 1.751 millones de euros en apenas tres sesiones, mientras Endesa y Naturgy se han dejado 635 y 707 millones de euros, respectivamente, en ese mismo tiempo.

LA PRESIÓN BAJISTA PODRÍA REAPARECER EN IBERDROLA Y ENDESA

En concreto, en las dos últimas jornadas, Iberdrola y Naturgy se dejan más de un 3%, mientras Endesa cede un 4%. Los analistas y economistas consultados por INVERSIÓN consideran como probable que las eléctricas tengan capacidad para poder trasladar este nuevo hachazo a los consumidores y recuerdan que sólo afectaría a los ingresos generados en España.

José Bogas, consejero delegado de Endesa
José Bogas, consejero delegado de Endesa

En cuanto al análisis técnico, Iberdrola mantiene el soporte de los 9,6 euros, mientras que la resistencia se encuentra en los 10,2 euros. El precio objetivo, según Diego Morín, analista de IG Markets, se encuentra en los 10,8 euros por acción, un 10% por encima de los niveles actuales.

Naturgy, por su lado, se encuentra con un soporte en los 26,46 euros por título, mientras que la barrera al alza se sitúa en los 28,65. El precio objetivo de la gasista se ubica en los 29 euros, un 8% por encima de los precios actuales.

Endesa, por último, tiene el soporte en los 18,61 euros, mientras que la resistencia se centra en los 20 euros por título. El precio objetivo serían los 20,5 euros por papel.

MÁXIMA CAUTELA EN IBERDROLA, ENDESA Y NATURGY

Morín apela a la “cautela” en caso de que un inversor quisiera introducir en cartera alguna de las tres energéticas del Ibex 35. A su juicio, “se están acercando a niveles de soporte importante”. En este sentido, ha escogido Iberdrola, siempre y cuando se frenen las caídas y no se rompen mínimos importantes. Y es que, el analista ha destacado tanto su plan estratégico como el foco en la energía limpia.

Cabe destacar que la eléctrica presidida por Ignacio Sánchez Galán abonará un dividendo récord de 0,44 euros por acción, un 5% más respecto al 2020. Y es que, su previsión apunta a unas ganancias de entre 4.000 y 4.200 millones, debido a la buena marcha del negocio estadounidense y de Brasil. En este sentido, obtendría un récord de beneficios para este 2022.

Relacionados