sábado, 02 julio 2022

Los bajistas ahogan al Ibex 35: un lastre de 1.600 millones de euros

Los mercados están viviendo momentos complicados, marcados por las tensiones inflacionarias, las subidas de tipos y las alarmas ante una posible recesión. El Ibex 35 sufre en un contexto macroeconómico en el que cada vez más bajistas están tomando posiciones esperando las caídas de las grandes empresas. De hecho, las firmas de mayor capitalización de mercado del índice ya están sintiendo la presión de los hedge funds más temidos del mundo. Estos fondos de inversión que lastran al índice español ya suman posiciones en corto por valor de 1.600 millones de euros.

Valores como Banco Santander, BBVA, Iberdrola o Cellnex se han convertido en las presas del mercado español para los fondos de inversión que buscan sacar rentabilidad a sus caídas bursátiles. No se trata de compañías normales, sino que se encuentran en el top de las mayores empresas por valor de mercado, con capitalizaciones que van desde los 25.000 hasta los 60.000 millones de euros.

La mayor exposición a las subidas de tipos por su posición en mercados internacionales, la inflación energética y las medidas del gobierno para rebajar la factura de la luz, son algunos de los factores que explican las malas cotizaciones. Un potencial riesgo para continuar con el rally bajista, que ha atraído a hedge funds archiconocidos como Bridgewater de Ray Dalio, cuya estrategia de posiciones cortas está dejando un reguero de empresas bajo presión en Europa.

DALIO INCREMENTA SU PRESIÓN SOBRE EL IBEX 35

Sin duda alguna la gestora de activos de Dalio es la que ha entrado al Ibex con más ímpetu en las últimas semanas. Bridgewater floreció una posición en corto el pasado 13 de junio en los dos bancos más grandes de España con posiciones similares en ambas entidades. Por si no fuera poco, el gurú de Wall Street ha incrementado su apuesta sobre los bancos presididos por Ana Botín y Carlos Torres a penas unos días después. Desde el 0,51% y el 0,52% que afloró en Santander y BBVA respectivamente, ha aumentado las posiciones cortas hasta el 0,63% y el 0,6%, según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Se trata de operaciones a través de las cuales ha adquirido un total de 146 millones de acciones de las entidades financieras a un valor de mercado de 466 millones de euros. Tanto Santander como BBVA son los bancos que más están sufriendo las reacciones del mercado a las subidas de tipo por su exposición internacional y, de hecho, CaixaBank se ha colocado como una amenaza bursátil para estas firmas al sobrepasar a BBVA en capitalización de mercado.

De momento, el olfato bajista del inversor norteamericano no está dando los resultados deseados, pues los bancos sobre los que se ha posado avanzan en positivo desde que el fondo apostara en corto contra ellos. Tanto Santander como BBVA tratan de frenar el descalabro en su cotización (pierden un 4% y un 16% desde enero), sin embargo, el contexto económico y Dalio prevén de nuevo caídas en los próximos meses.

IBERDROLA EN EL PUNTO DE MIRA

Además de los bancos, en el mismo período Bridgewater también ha atacado a la energética que dirige Ignacio Sánchez Galán, adquiriendo un paquete accionarial mediante posición bajista del 0,53%. De esta manera, el fondo de Dalio se ha hecho con hasta 34,12 millones de acciones de Iberdrola por un valor total de 332,25 millones de euros el pasado 15 de junio, según consta en el listado de posiciones cortas de Bloomberg.

Por la parte que le toca, sus acciones sí que corrigen posiciones desde que Bridgewater afloró su ataque hacia la eléctrica, concretamente un 4%. Situación que seguramente se vea agravada en los próximos días debido a las medidas anunciadas por el Gobierno relacionadas con nuevos impuestos a las empresas del sector para abaratar las facturas energéticas de la población.

Son movimientos que, aunque lógicos a ojos del que es actualmente el hedge fund más grande del mundo, no dejan de resultar sorprendentes por la arriesgada apuesta que supone ir en contra de algunas de las empresas más grandes del Ibex 35. Y, es que, la firma de inversión también tomó posiciones en corto sobre las mismas empresas justo en el estallido de la pandemia del Covid-19, tras lo cual la CNMV decidió prohibir temporalmente este tipo de maniobras ante la crisis que estaba por venir.

MÁS DE 1.600 MILLONES DE EUROS CONTRA EL IBEX 35

En cualquier caso, Dalio está al acecho en España y en toda Europa, preparando su cartera bajista y esperando las caídas de algunas de las compañías con más renombre en el continente. Pero son muchos más los fondos que llevan meses posicionándose contra compañías del mayor índice del país, acumulando más de 1.600 millones de euros a través de este tipo de operaciones.

Esto se puede ver en valores como Bankinter. A pesar del buen comportamiento que sus acciones están teniendo en el acumulado anual, ha sucumbido recientemente a las garras de un fondo de sobre conocido en el mercado español. AQR, el hedge fund estadounidense capitaneado por Cliff Asness, atacó recientemente a la entidad que dirige Dolores Dancausa con una posición del 0,51%. Se trata de una operación a través de la cual se ha hecho con el control de 4,58 millones de acciones por valor de 28 millones de euros.

Otro ejemplo es Cellnex, la compañía de infraestructuras de telecomunicaciones que se encuentra en el ranking de empresas más valiosas del mercado. Cellnex sufrió durante 2021 a diferentes fondos de inversión posicionados en corto en su capital social y, aunque ha logrado deshacerse de firmas como AQR, Citadel, BNP Paribas o Sculptor Capital, todavía cuenta con D. E. Shaw ejerciendo presión sobre su cotización. La firma londinense cuenta con una posición del 0,69%, que ha reducido recientemente desde el 0,71%.

LA PRESIÓN CONTINÚA

Del mismo modo ocurre con la constructora ACS, cuyo ejercicio anterior estuvo marcado en gran parte por la actividad de los bajistas en su capital. Desde fondos como Marshall Wace hasta AQR, la compañía de Florentino Pérez ha ido perdiendo por el camino en los últimos meses la presión que estas firmas ejercían sobre ella, pero tampoco ha podido deshacerse de su bajista de cabecera. Se trata de AKO Capital, firma que todavía mantiene en corto una posición de hata el 1,58%, valorado en 110,5 millones de euros.

Enagás, Ferrovial, Solaria, Fluidra, Sacyr y Grifols completan la lista de empresas del Ibex 35 a las que los bajistas han atacado y no sueltan por el momento. Si bien es cierto que en algunas como la gasística que dirige José Bogas o la fotovoltaica liderada por Arturo Díaz Tejeiro la presión ha ido aminorando en las últimas semanas, todavía cuentan con una carga importante a sus espaldas que puede suponer un peligro potencial para su cotización.

Lo que ha quedado claro es que los bajistas están al acecho y muchas de las grandes compañías españolas son valores atractivos a los que exprimir con sus caídas a ojos de los hedge funds más temidos en el país. A las puertas de una recesión, las compañías más vulnerables a las tensiones macroeconómicas y geopolíticas están siendo víctimas de este tipo de ataques, por lo que solo queda por ver cual será la siguiente.

Relacionados