sábado, 25 junio 2022

¿Cómo equipar tu almacén?

Un almacén logístico es un área o espacio dedicado a la gestión y almacenamiento de mercancías. Estos bienes pueden ser materias primas, componentes o productos terminados. Los almacenes son utilizados por diferentes tipos de empresas que requieren almacenar temporalmente productos antes de ser enviados a otras ubicaciones o a los consumidores finales.

¿Te encuentras a cargo de un almacén y necesitas equiparlo? En este artículo hablaremos de los equipos que puedes alquilar para obtener el mayor provecho tanto del espacio como de la productividad de tu almacén, haciendo que sea un lugar seguro para los operarios y las mercancías que se gestionan en él.

¿Qué es el equipamiento logístico?

Si entendemos por equipamiento logístico cualquier elemento que posibilita la actividad en un almacén, toda instalación dedicada a esta función debe contar con él para poder llevar a cabo sus tareas diarias de forma eficiente.

Además de las estanterías, las señalizaciones, las cintas transportadoras y el equipamiento de embalaje, los almacenes requieren de maquinaria que facilite el traslado y la optimización de la organización del espacio de almacenamiento.

Equipos como las transpaletas eléctricas, las carretillas y los apiladores, constituyen el equipamiento ideal para mover cargas y mercancías de manera rápida y eficiente a través de los angostos pasillos y las altas estanterías. Ayudan en el traslado interno de la mercancía, desde los muelles de carga hasta el área de almacenamiento, desde la producción hasta las estaciones de picking.

Factores como el espacio disponible, las condiciones de almacenamiento o la unidad de carga con la que se opera determinan el tipo de equipamiento necesario.

Cada una de estas máquinas se agrupa en distintas categorías que varían según sus características y el modelo. Para que conozcas las ventajas de cada una, aquí tienes una guía básica sobre las distintas máquinas que más se utilizan en un almacén:

Elevadores de carga manual

Se caracterizan por no poseer motor. Estas sencillas pero esenciales carretillas son muy útiles para transportar cargas ligeras y ubicarlas donde se necesiten. Su mecanismo se compone de una plataforma en la que se coloca la carga y un manillar con ruedas que dirige el operario.

Transpaletas

Están hechas para mover cualquier carga. Ya sean transpaletas manuales o eléctricas, constituyen una herramienta clave en los almacenes. Trasladando los pallets desde la descarga de un camión o desplazándolos por los pasillos angostos, los transpaletas ayudarán a hacer más eficientes, ágiles y seguras estas tareas cotidianas de un almacén.

Apiladores

Estos equipos sirven para levantar o bajar mercancías pesadas a las estanterías, y te ayudarán sobre todo si son muy elevadas y con difícil acceso. Existen diferentes tipos y modelos, pero lo más importante es conocer el peso máximo que pueden soportar para que cubran tus necesidades a la perfección.

Carretillas elevadoras

Son ideales para la carga y descarga de camiones gracias a las horquillas que sobresalen por su parte delantera. Se diferencian respecto a los transpaletas y los apiladores en su capacidad de desplazamiento rápido, pudiendo operar en el interior y en el exterior del almacén. Su funcionamiento se basa en el principio de la palanca incorporando un gran contrapeso en la parte trasera.

Las ventajas de alquilar equipamiento logístico

Cuando se requieren soluciones prácticas y menos costosas que la compra de equipamiento, el alquiler diario, semanal, mensual o a largo plazo de maquinaria de almacén es la mejor opción.

El sector de alquiler de maquinaria nos permite elegir y contar con una gran variedad de equipos que pueden cumplir diferentes tareas dentro del almacén sin necesidad de hacer una inversión de capital inicial contundente para empezar de operar con la eficiencia que aportan estas máquinas.

Además de la flexibilidad de flota, el alquiler garantiza la continuidad del trabajo en un almacén que no puede detenerse. Ante las eventuales averías, una empresa de alquiler profesional ofrece el reemplazo rápido para evitar retrasos en las operaciones.

También se reducen los costos operativos, ya que no tendrás que pagar por mantenimiento o reparaciones. Y, si tu almacén no cuenta con espacio para almacenar las máquinas pasivas, este aspecto logístico se resuelve al devolver los equipos al final del periodo de alquiler.

Empresas como easyAlquiler, ofrecen a sus clientes una amplia gama de equipos y maquinaria de almacén que hacen que las tareas logísticas se realicen con mayor eficiencia y seguridad.

Solo tienes que visitar el sitio de easyAlquiler para encontrar una enorme variedad de máquinas que facilitarán tu trabajo logístico. Ya sea una transpaleta eléctrica, un apilador o una carretilla elevadora, sólo tienes que elegir el modelo y en unos pocos clics tendrás resuelto el alquiler del mejor equipamiento para tu almacén.

Relacionados