lunes, 08 agosto 2022

Faes Farma se impulsa gracias al dividendo que se pagará este próximo 30 de junio

Esta semana la farmacéutica Faes Farma realizó la junta general de accionistas donde se aprobaron, como de costumbre, las cuentas anuales, el informe de gestión y adicional a ello, se realizó el anuncio de ampliación de capital con cargo a reservas para cubrir la retribución a los accionistas a través del dividendo flexible.

Faes Farma aprobó el dividendo complementario en metálico pagadero a partir del próximo 30 de junio por un valor de 0,035 brutos por acción, este valor se suma al dividendo flexible que se abonó en enero pasado por valor de 0,171 euros alcanzando una retribución total de 0,206 euros por acción correspondiente a un incremento del 4,6% sobre el dividendo abonado con cargo al ejercicio de 2021.

Para hacerse a estos beneficios, la compañía puso como fecha máxima de negociación con derecho a dividendo el próximo lunes 27 de junio, razón por la cual, desde la realización de la junta general de accionistas y el anuncio del pago del dividendo, las acciones de Faes Farma comenzaron un repunte al alza que suma cerca del 5% de revalorización hasta el momento de la realización de este artículo. A decir verdad, desde la semana pasada la acción comenzó a revalorizarse alcanzando cerca del 8% lo que supone que hubo información privilegiada de por medio.

Lo cierto es que técnicamente la acción debería presentar un retroceso a áreas de regularidad en inmediaciones de 3,44 euros por acción. Un movimiento que supone la toma de utilidades y al mismo tiempo el descanso del movimiento alcista de la acción que ha presentado desde la primera semana de marzo con el que alcanzó cerca de un 30% de revalorización. Estos retrocesos suelen ser movimientos sanos para una continuación consistente al alza de un activo. Adicional a ello, el índice de fuerza relativa se ubicó en punto de giro bajista desde el pasado 19 de abril cuando superó los niveles de sobrecompra. 

FAES FARMA PODRÍA ATACAR MÁXIMOS DE 2019

Sin embargo, existe la probabilidad de que el precio realice la ruptura sólida de los niveles de referencia que tenemos identificados como primer objetivo arriba de los 4 euros. Si el precio, para el próximo mes realiza apertura sobre los 4 euros, es muy probable que utilice este nivel como soporte para ir en busca del objetivo final que estimamos en los máximos históricos registrados en noviembre de 2019, niveles previos a la pandemia arriba de 5,48 euros lo que corresponde a una revalorización de más del 36%.

Si, por el contrario, el precio realiza apertura mensual por debajo de los 4 euros, mantendremos la probabilidad de retrocesos hasta el área regularidad en inmediaciones de 3,44 euros que visitar dicho nivel de forma más lenta que la subida que lo antecede en confluencia con el soporte diario más cercano, nos dará mejor precio de compra y más de un 60% de beneficio.

Relacionados