sábado, 03 diciembre 2022

Labiana apuesta por el largo plazo en su nueva etapa bursátil

Labiana Health apuesta por el largo plazo en su nueva etapa como cotizada. La plataforma experta en salud animal y humana comenzó este viernes su debut en el BME Growth, el mercado para pequeñas y medianas empresas, convirtiéndose en el primer laboratorio veterinario español en salir a Bolsa. Manuel Ramos, presidente ejecutivo de la firma, ha resaltado su apuesta por el largo plazo en una «industria única y llena de oportunidades para el mundo inversor».

La compañía se ha estrenado en el parqué con un valor de referencia para cada una de sus acciones de 5 euros y una capitalización bursátil de 36,1 millones de euros. El objetivo de Labiana es duplicar en cinco años su volumen de negocio, pasando de los 57 millones facturados en 2021, a más de 120 millones a partir de 2026. Una estrategia que pretende conseguir gracias a la salida a Bolsa en el mercado español.

En este sentido, Labiana destaca que su objetivo es impulsar la ejecución de su plan estratégico, diversificar sus fuentes de financiación, aumentar sus recursos propios y fortalecer su estructura de capital de cara a reforzar su ambicioso plan de crecimiento orgánico e inorgánico. Un plan a largo plazo mediante el cual espera elevar el ebitda de la compañía hasta los 22 millones de euros en 2026 desde los 7,6 millones de euros logrados en el ejercicio anterior.

EL 60% DEL NEGOCIO DE LABIANA ES INTERNACIONAL

Se trata de un sector con fuertes barreras de entrada y estrictos marcos regulatorios, por lo que los tiempos que manejan las compañías de la industria son diferentes. La parte positiva que destaca Labiana es la fortaleza para las empresas consolidadas en el sector que poseen amplia experiencia. El laboratorio veterinario cuenta con más de 60 años de trayectoria y tiene presencia en más de 150 países, siendo la parte internacional el 60% de su negocio y la nacional el 40% restante. De este modo, la empresa desarrolla su actividad a través de cuatro empresas principales que operan en seis plantas de fabricación (dos ubicadas en España y otras cuatro en Serbia).

Asimismo, la cotizada trabaja con más de 300 grupos farmacéuticos líderes nacionales e internacionales, con relaciones comerciales de más de dos décadas en algunos casos, y cuenta con un porfolio de medicamentos propios de más de 50 productos en su mayoría para la rama veterinaria. Una estructura de negocio para la cual ha construido una amplia red de distribución con presencia en países como Turquía y Serbia. Territorios estratégicos que le permiten ampliar su presencia al mercado de Oriente medio.

Otro de los factores que ha destacado Manuel Ramos es la importancia de la inversión en I+D en el plan estratégico de la compañía. Dicho plan pasa por el desarrollo de nuevos productos para la salud animal y humana, la ampliación de su capacidad productiva y la expansión de su negocio internacional a través de su red de distribución, así como materializando sus adquisiciones recientes. Actualmente, Labiana se encuentra desarrollando 14 nuevos fármacos casi finalizados.

APUESTA POR EL LARGO PLAZO

La compañía, que desarrolla, fabrica y comercializa medicamentos en las áreas de salud humana y animal, cuenta con dos líneas de negocio diferenciadas. Por un lado, la de servicios de desarrollo y fabricación de productos farmacéuticos para terceros (CDMO), que representa dos tercios de su actividad, y la de producto, centrada en la investigación, desarrollo, producto y comercialización de su porfolio.

Labiana Health
Manuel Ramos, presidente ejecutivo de Labiana Health

“La salida a Bolsa es tan solo la primera etapa de un sólido y elaborado plan de negocio que Labiana se planteó cuando en 2013 tomamos el control de la compañía. Una primera etapa porque, en realidad, el verdadero objetivo no es la salida al mercado en sí, sino el éxito en el periodo de permanencia. Estamos en un sector, el farmacéutico y veterinario, que no da opción al cortoplacismo, pero, en el caso de Labiana la salida al mercado forma parte de la visión que tiene la propia compañía y forma parte de su ADN”, ha señalado el presidente de la firma.

Labiana cuenta con experiencia «los procesos que caracterizan este sector (como por ejemplo la burocracia de los registros de productos y licencias), una gran especialización, tanto en productos químicos como biológicos». Además, es empresa autorizada para la producción de psicótropos y estupefacientes, cubre la mayoría de presentaciones farmacéuticas (incluyendo formas sólidas orales y formas estériles liofilizadas y líquidas) y tiene varias plantas de inyectables, tanto para el área humana como para veterinaria, siendo esta última la más grande de España en su sector.

SIN PRISA POR LLEGAR AL MERCADO CONTINUO

En cuanto a la posibilidad de dar el salto al Mercado Continuo si los planes de negocio van por buen camino, Ramos ha asegurado que ahora mismo no lo tienen en mente, aunque no ha descartado la opción de cara al futuro. Una opinión que también ha reflejado en cuanto a los planes de crecimiento a través de adquisiciones. Aunque se trata de un sector «muy fragmentado» con oportunidades atractivas, por ahora la compañía confía en el crecimiento a través de su propio negocio.

Al estreno en el mercado le ha precedido una oferta inicial de suscripción de 1 millón de acciones ordinarias de nueva emisión a un precio de 5 euros que representan el 14,3% de capital social de Labiana Health tras la oferta. De este modo, tras la salida a Bolsa, el capital social de Labiana queda en un 55,1% en manos de Manuel Ramos, su actual presidente ejecutivo, le sigue John William Nellis con un 12,7% y un 12,2% permanece en manos de directivos de la compañía.

La operación ha estado liderada por Norgestion como asesor registrado, GVC Gaesco como proveedor de liquidez, y JB Capital y Caixabank como Global Coordinators y bookrunners.

“En un contexto de una cada vez mayor preocupación por la salud y la alimentación y una mayor presión regulatoria, empresas históricas como Labiana, tenemos un gran potencial gracias a nuestras elevadas capacidades de producción y gran diversificación de procesos, con un amplio catálogo de productos de salud animal y una molécula propia con gran potencial y recorrido en salud humana, más de 14 nuevos productos en cartera casi finalizados y una amplia red de distribución a nivel internacional. Nuestra apuesta por la salida a Bolsa tiene un objetivo claro de crecimiento y consolidación que creemos que el mercado va a saber apreciar y que confiamos generará grandes alegrías a los inversores que han depositado su confianza en Labiana” ha concluido Manuel Ramos.

Relacionados