sábado, 03 diciembre 2022

El dólar americano no resiste más la mentira que carga

Vienen tiempos de crisis con precedentes nunca vistos y una de las características particulares de la supuesta crisis será el desplome del dólar. Personalidades del mundo empresarial y financiero como Bill Gates, Warren Buffett, Peter Lynch y últimamente Ray Dalio, aseveran el estallido de una crisis de magnitudes astronómicas que producirán cambios en la vida diaria como si realmente se tratara de la llegada del nuevo orden mundial.

El famoso inversionista Ray Dalio es el fundador del mayor fondo de inversión del mundo que administra cerca de 150 billones de dólares llamado Bridgewater Associated, fondo de cobertura que fue fundado por el mismo Dalio en 1975 y que se enfoca en el análisis del comportamiento macroeconómico con lo cual, parece ser ángel o demonio, dependiendo la posición en que se le juzgue.

Lo cierto es que el reconocimiento y la importancia que Ray Dalio tiene en el mercado se la ha ganado por los resultados positivos históricos que da a sus inversionistas, aunque signifique apostar en contra de empresas de gran talante como sucedió en días pasados, más específicamente hablando del mercado Español, donde apostó en contra de dos grandes del Ibex 35, BBVA y Banco Santander con más del 0,5% del capital social para cada una lo que representó una inversión en corto de más de 375 millones de euros.

LOS PROBLEMAS PARA EL DÓLAR

Mientras el Standard and Poor’s (SP500), el índice de referencia mundial que aglutina las 500 empresas más importantes del mundo ha perdido cerca del -22% en lo corrido del año, los rendimientos de Ray Dalio a través de sus fondos superan el +20% de rentabilidad. No es necesariamente que Ray Dalio obtenga información privilegiada, pero sí tiene fama de apostar en contra de la evolución de la economía para aprovechar los movimientos abruptos a la baja de los mercados, lo cierto es que, de acuerdo con sus últimas declaraciones, el desplome apenas comienza y durará al menos 2 años.

La inflación continúa creciendo y la evolución de la economía se siente estancada lo que crea un cóctel mortal llamado estanflación. Situación que podría repercutir en el aumento del desempleo y, por ende, de la pobreza, con lo cual, la sociedad tiende a polarizarse aún más lo que, como venimos viendo a través de la historia, crea divisiones de ideología política y a la vez conflicto, hambre y guerra. Para afrontar en parte esta situación, vemos cómo los gobiernos crean cantidades ingestas de deuda que, como siempre, la termina pagando el pueblo con su trabajo y a punta de impuestos.

Adicional a esto, los gobiernos imprimen dinero de manera desbocada para “hacer frente a las necesidades del pueblo”, para promover la re-energización de las economías creando su propia burbuja y castigando intrínsecamente el valor representativo del dólar que cada vez se acerca más a cero. Recordemos que el dinero puede perder tanto valor que incluso puede llegar a ser más costoso producirlo, un ejemplo de ello como pasa actualmente con los bolívares de Venezuela.

RAY DALIO Y SU APUESTA EN CORTO

Se estima que desde que inició la pandemia, Estados Unidos comenzó a imprimir (digital) tanto dinero que alcanzó una suma equivalente al 20% sobre toda la impresión de dólares en lo corrido de su historia (230 años) lo que automáticamente devalúa la moneda teniendo en cuenta que el soporte y respaldo de esta divisa está en el aire ya que inclusive, en 2021 se cumplían los 50 años del fin del patrón oro, el cual se diseñó desde la conferencia de Bretton Woods donde los países que incorporaban el Fondo Monetario Internacional debían tener un tipo de cambio fijo respecto al dólar respaldado con el oro.

En 1929, cuando se dio la crisis conocida como la Gran Depresión, el patrón oro estaba vigente respaldando cada dólar americano que circulaba, pero para evitar que la economía básica descendiera y se afectara más por la poca demanda, se eliminó años posteriores dejando el dólar a la diestra de la Reserva Federal de los Estados Unidos. Hoy no hay respaldo real y la divisa norteamericana ha sobrepasado sus niveles máximos históricos registrados precisamente en marzo de 2020 cuando llegaba la pandemia creando un cierre de ciclo que generalmente predice desplomes abruptos.

Ray Dalio apuesta contra los gobiernos, apuesta en corto sobre los bonos del tesoro vendiéndolos en grandes proporciones y en empresas de varios sectores, incluyendo las del sector financiero, es como atacar a su propio país buscando su quiebra lo que afectaría la costumbre comercial que el mundo tiene sobre el dólar con lo cual produciría su muerte. Al mismo tiempo, Ray Dalio recomienda invertir un 10% de su capital en oro, el oro que servía de respaldo al dólar.

ANÁLISIS TÉCNICO

Adicional a esto, países como China siguen creciendo aún en medio de la hostilidad de su gobierno y se estima que, en un futuro no lejano, su producto interno bruto puede superar el de Estados Unidos con lo cual, nuevamente la divisa norteamericana se desangraría.

Si retomamos el componente gráfico de la divisa americana a través del USDollar o índice del dólar, podemos observar el cierre de ciclo efectuado en la semana pasada con la llegada de las noticias provenientes de la Reserva Federal de los Estados Unidos sobre los incrementos de los tipos de interés en 75 puntos básicos, lo que llevó a cotizar el índice en 12,966 dólares.

DOLAR Inversion.es

El índice realizó el respectivo cierre de ciclo el cual se estima que al corto y mediano plazo comience a generar movimientos de retrocesos que, de cumplirse la teoría, podría llevar el dólar americano en un primer impacto a niveles de 11,930 lo que corresponde a una pérdida de más del -7,5%. Es importante tener presente que el movimiento diario promedio del índice no supera el 1%.

Si el índice trabaja por debajo de los 12,800 dólares, ejercerá presión técnica hasta el nivel de soporte registrado en enero de 2017 en inmediaciones de 12,635 dólares. Posterior a ello, si el precio realiza la ruptura de dicho soporte, será el trompetazo de la debacle de la divisa norteamericana que, sin pretender ser alarmistas, podría llevarla a un -15% de pérdida en valor y obviamente, a una profundización de la crisis mundial.

Relacionados