lunes, 08 agosto 2022

El mayor problema para Inditex sigue siendo China

Inditex sorprendió a los analistas con los resultados trimestrales, pero los problemas a nivel internacional pueden hacer mella en la firma de moda que preside Marta Ortega. Si bien el cierre de tiendas en Rusia, para el que han dispuesto de una partida especial de 216 millones de euros, ha sido contenido razonablemente, las dificultades en el mercado chino siguen siendo el mayor problema para la multinacional.

La presión inflacionaria y los problemas en la cadena de suministro están empujando a las principales compañías del sector, desde Zalando y H&M a Primark e Inditex, a subir los precios. Además del aumento de precios a sus productos, la empresa de Amancio Ortega decidió empezar a cobrar por las devoluciones online de sus clientes, medida que está en funcionamiento en más de 40 países. En España han implantado este cobro en algunas de las marcas de la firma como Pull & Bear y Oysho, aunque no en Zara por el momento.

Son medidas que el gigante de la moda ha tomado para capear la inflación y que servirán hasta cierto punto en gran parte de los mercados donde opera. Sin embargo, el obstáculo clave para el crecimiento de Inditex sigue encontrándose en Asia. Y, es que, aunque ha pasado casi un mes desde que Shanghái -uno de los principales núcleos urbanos de China- levantó su estricto cierre de dos meses a la población, los centros comerciales no han recuperado todavía la afluencia de clientes de la que disfrutaba anteriormente.

POSIBLE FRENO A LAS VENTAS DE INDITEX EN JULIO

En este contexto, algunos expertos creen que marcas como Zara, el buque insignia de la compañía gallega, puede sufrir más la reducción de las ventas en el país que firmas del sector como H&M. Todo ello a pesar, de que la multinacional sueca acaba de cerrar su tienda más importante en Shanghái por el desplome de la demanda. Los motivos principales son las restricciones por Covid-19 y los boicots de los consumidores a empresas que se niegan a usar algodón de la región de Xinjiang, tras las acusaciones de obligar a población uigur a realizar trabajos forzosos.

Es por ello que los analistas creen que las ventas de H&M en China podrían superar a las de Uniqlo, Muji y Zara durante el verano. “Fast Retailing, Ryohin Keikaku e Inditex podrían tener más dificultades que H&M para reducir secuencialmente las caídas de las ventas minoristas en China hasta julio sin grandes descuentos”, destacan los analistas de Bloomberg Intelligence en un reciente informe.

Los expertos señalan a las compañías japonesas y a la española como potencialmente más frágiles a la hora de frenar esta tendencia si siguen reduciendo las rebajas. “El impacto de la reducción de los descuentos en las ventas, en medio de un débil sentimiento de compra en la China continental, podría hacerse evidente en julio, a medida que se desvanezca la demanda reprimida por las interrupciones provocadas por Covid durante abril y mayo”, añaden.

SOLO EL CALOR PUEDE IMPULSAR LAS VENTAS EN CHINA

Se trata de estimaciones realizadas en base a la reducción de los descuentos de las tres compañías durante el festival de compras de comercio electrónico 618 de este año frente al de 2021, que probablemente “limitó las subidas secuenciales entre los ingresos de junio”. El evento llevado a cabo la semana pasada es el segundo festival de compras más grande de China y del mundo, solo superado por el “Día del Soltero”, también desarrollado en el país asiático.

Sin embargo, hay un factor determinante que puede arreglar la situación y que los expertos destacan especialmente: el calor. De esta manera, el aumento de las temperaturas en la China Continental hasta finales de julio, en comparación con el año anterior, podría impulsar las compras de ropa de verano en medio de las persistentes preocupaciones de los compradores en torno al Covid-19 y la incertidumbre económica.

“Las temperaturas en las principales ciudades chinas -excluidas las del sur, como Shenzhen, Guangzhou y Xiamen- se situaron este mes, hasta el 22 de junio, entre 0,3 y 2,6 grados centígrados por encima del mismo periodo del año anterior, según datos de Weather International Services. El sur de China fue más frío en más de 1 grado Celsius en las últimas tres semanas en comparación con el año anterior”, alegan desde la entidad.

CONFIANZA DEL MERCADO

Por suerte para Inditex, la sólida estructura de la compañía y la flexibilidad que ha demostrado en los últimos meses hace que pueda hacer frente a los continuos problemas en el mercado chino. La estrategia de la firma de reforzar la parte del comercio electrónico de su negocio, apoyada en las buenas cifras reportadas durante el primer trimestre del año, ha logrado seducir a la mayoría de las firmas de análisis que forman el consenso de mercado.

Si bien es cierto que hay entidades que desconfían del potencial de crecimiento de Inditex para el resto del año, en términos generales la opinión es positiva. De esta manera se aprecia en el 65,7% de las casas de análisis que recomiendan comprar sus títulos, de acuerdo con los datos que recoge Bloomberg. De hecho, hasta 21 firmas del consenso han respaldado a la textil con consejos de compra después de la publicación de resultados.

El 25,7% de las entidades más cautelosas dan un consejo neutral sobre los títulos de Inditex y las voces que desconfían de su crecimiento se cuentan con los dedos de una mano. Entre las firmas discordantes con el potencial de la empresa de moda se encuentran Deutsche Bank, que a penas ve recorrido alcista en sus acciones, y Credit Suisse. A pesar de todo, el potencial de retorno recogido por el consenso se sitúa en el 25%, con un precio objetivo para sus acciones de 27,65 euros frente a los 21,8 euros actuales.

Relacionados