sábado, 03 diciembre 2022

Los rumores coagulan a Grifols y allanan el camino a AKO Capital

AKO Capital es el gran ganador del desplome de Grifols. La empresa de hemoderivados catalana sucumbe a un nuevo rumor, el segundo en los últimos tres meses, sobre una supuesta ampliación de capital por valor de 2.000 millones, cerca del 20% de su valor bursátil. El rumor esta vez no se ha difundido en una web desconocida ni a través de un escueto titular, como ocurrió el pasado mes de abril. Distintas fuentes del mercado han asegurado a El Confidencial esta supuesta nueva operación a raíz de una presunta ruptura en las negociaciones entre el fondo Hellman & Friedman y la compañía catalana.

Este fondo es conocido por la compra de activos tóxicos de Lehman Brothers tras su quiebra en 2008, pero también por su voracidad en el mercado. Su cartera está compuesta de diversos sectores, pero ninguno de ellos en España, según publica su propia web. Ni Grifols ni el propio gran inversor ni confirman ni desmienten la información. «No comentamos rumores«, afirman desde la compañía catalana a preguntas de INVERSIÓN. El fondo, por su parte, guarda silencio.

AKO CAPITAL, EL ÚNICO BAJISTA, AÚN PIERDE EN GRIFOLS

Sea como fuere y más en el día del inversor de Grifols, la compañía del plasma tendrá que sacar de dudas a los inversores este jueves tras perder más de un 12% del capital, unos 1.344 millones de euros. Y es que, este desplome de la acción de Grifols se ha producido en un nivel clave en los precios. Los títulos perforan la fortísima resistencia de los 17,5 euros, una cota que había respetado en los primeros envites de la sesión. Sin embargo, ha sucumbido al arreón bajista en la segunda parte de la jornada.

grifols Inversion.es

La pérdida de los 17,5 euros coincide además con la perforación a la baja de la media de 200 sesiones, uno de los indicadores más seguidos por los inversores. De esta forma, Grifols abre así un nuevo escenario bajista, del que ha tratado de salir desde enero a abril. El fondo AKO Capital, por su parte, es el único que aparece entre las posiciones cortas de la compañía. No obstante, aún debe bajar un 10% más el precio de la acción para poder alcanzar el equilibrio. Y es que, este fondo mantiene una posición corta desde los 15,32 euros.

UN RUMOR INUSUAL: GRIFOLS NO TENÍA PLANIFICADA UNA AMPLIACIÓN

La ruptura provocada por estos rumores, ni confirmados ni desmentidos por la compañía, ha engordado aún más la bola de nieve que se cierne sobre la catalana. Y es que, la supuesta ampliación de capital serviría para reducir la deuda. Según fuentes del mercado, la operación dista mucho de ser una realidad, más por las formas en las que se ha anunciado. Y es que, según las mismas voces, anunciar una ampliación de capital de estas características se hubiera previsto con antelación, «meses» de antelación, porque hay que negociar no sólo en el consejo de administración, sino también con los inversores institucionales. «Normalmente, se filtra cuando está muy encaminada o faltan algunos flecos, con Grifols no se ha dado este escenario», apuntan las mismas fuentes.

De ser cierta la información, Grifols comenzaría ahora a sondear en un mercado agitado y revuelto. La volatilidad se ha adueñado de una gran parte de los precios de las acciones, con una inflación galopante, especialmente en España, al alcanzar niveles no vistos en los últimos 37 años y por encima del 10%. Con este escenario y bajo la influencia de los rumores, los analistas apuntan a una visión muy negativa sobre la compañía de hemoderivados. La ampliación de capital arrojaría un importante descuento en el valor, que retrocede, más de un 50% desde los máximos históricos, una vez descontado el dividendo.

GRIFOLS TENDRÁ QUE RENDIR CUENTAS SEMESTRALES

Grifols, por otro lado, ha evitado dar las cifras concretas de su negocio en el primer trimestre del año, pero arrojó un buen alza de la captación de plasma, con un 16% más respecto al mismo periodo del año anterior. Y es que, Grifols continúa subiendo más de un 15% desde enero.

Sin embargo, la deuda de Grifols no ha inquietado hasta el anuncio de este rumor. 6.500 millones de euros con una ampliación de 2.000 es prácticamente un 30% de su deuda bruta y es el mismo montante por el que compró Biotest hace 30 días. La compañía aseguró que rebajaría sus inversiones hasta 2024 para ahorrar costes y reducir su ratio de deuda financiera sobre Ebitda en cuatro veces para el 2023.

Sin embargo, ahora las refinanciaciones de deuda serán más caras debido a las subidas de tipos de interés, especialmente en Estados Unidos. La empresa catalana, por otro lado, está bajo la lupa de las agencias de calificación. Moody’s y S&P mantienen una perspectiva negativa, por ejemplo. .

Los propios analistas de Banco Sabadell dudan de la operación. Y es que, los próximos vencimientos relevantes de Grifols no se producirán hasta 2025. «No esperábamos una ampliación de capital«, apuntan en un informe. Desde Bankinter creen que la noticia sería positiva siempre y cuando permita sostener el negocio a largo plazo.

Relacionados